El h谩bito de estigmatizar

馃樀 El suceso delictivo protagonizado por una persona con padecimiento ps铆quico y viviendo en situaci贸n de calle volvi贸 a poner en el tapete el mecanismo de algunos espacios pol铆ticos y ciertos medios de comunicaci贸n por el cual se vela la ausencia de pol铆ticas de cuidado y se profundizan los procesos de estigmatizaci贸n y discriminaci贸n social.

La Ciudad de Buenos Aires se encuentra entre las ciudades con mayor calidad de vida de Am茅rica Latina, y su renta per c谩pita se ubica entre las tres m谩s altas de la regi贸n. Sin embargo, convive con una postal conformada por territorios de pobreza, vida en situaci贸n de calle y una enorme desigualdad para el ejercicio de derechos ciudadanos.

D铆as atr谩s, un joven con antecedentes penales y problemas de salud mental protagoniz贸 un episodio delictivo cuando golpe贸 a una integrante de la Polic铆a de la Ciudad y logr贸 quitarle el arma y realizar varios disparos. Estos son los hechos que trascendieron, luego de que fuera detenido a metros del lugar en que todo ocurri贸. El caso se encuentra en manos de una Fiscal铆a porte帽a que seguramente avanzar谩 en la investigaci贸n y posterior resoluci贸n del suceso.

Estos deben ser los hechos m谩s o menos objetivos. Lo que parece urgente abordar es la construcci贸n de sentidos estigmatizante y violatoria de derechos que emanan de 谩mbitos gubernamentales y medios de comunicaci贸n.

Los Carlos. Los elegidos de siempre

Resulta dif铆cil de creer que la primera reacci贸n del Jefe de Gobierno porte帽o sea replicar en su cuenta de IG un art铆culo period铆stico[1] que concentra las peores denominaciones de los discursos de peligrosidad: 鈥渧iolento, indigente, paciente psiqui谩trico y villero鈥. Todo esto sin la m谩s m铆nima problematizaci贸n o manifestaci贸n de responsabilidad por la ausencia de mayores pol铆ticas de cuidado para personas con sufrimientos sociales.

Para cualquiera que sea habitu茅 de eventos musicales 鈥揺specialmente los de m煤sica popular- o frecuente asiduamente los estadios de futbol, ser谩 un conocido espectador de la selectividad de las fuerzas de seguridad porte帽a al momento de pedir identificaci贸n, revisar y/o controlar efectos personales al ingreso a estos lugares. La portaci贸n de cara sigue vigente.

La polic铆a de la Ciudad de Buenos Aires con sus j贸venes diez a帽os de funcionamiento cuenta en su haber con 121 casos de gatillo f谩cil[2].

Solo un pu帽ado de episodios de violencia policial alcanza una difusi贸n en medios: detenciones arbitrarias, golpizas y muerte, pero quedan en las sombras otros que ocurren a diario tales como pedidos de identificaci贸n sin causa, requisa de pertenencias, incautaci贸n de mercader铆a para venta y muchos otros. Algunos de dif铆cil clasificaci贸n, tal como el que ocurri贸 el viernes pasado cuando por la denuncia de un vecino molesto por el humo de un asado que se estaba realizando en una plazoleta del barrio de Saavedra efectivos de la Polic铆a de la Ciudad se hicieron presentes e incautaron la parrilla y toda la carne que se estaba asando[3]. Todo en el marco de una reuni贸n de estudiantes del colectivo popular de percusi贸n 鈥淟a Chilinga鈥, cuya sede se encuentra a metros del lugar en que se encontraban comiendo cerca de treinta personas.

Medios de incomunicaci贸n y etiquetamiento

Aunque cambien los protagonistas, se mantiene un patr贸n de funcionamiento que pone el eje en alimentar estereotipos de peligrosidad y producci贸n de discriminaci贸n. Mayormente cuando se trata de personas que viven en escenarios de pobreza y en menor cantidad cuando se trata de sufrimientos subjetivos de personas sin esa etiqueta.

Hace casi diez a帽os, el tratamiento que un medio le dio a la informaci贸n sobre una persona con un diagn贸stico de salud mental motiv贸 la intervenci贸n de la Defensor铆a del Publico que analiz贸 que nombrar 鈥渆l loco de mataderos鈥 al protagonista de la cobertura configuraba un tratamiento estigmatizante[4], que debi贸 ser compensado por una proporci贸n de minutos al aire que diera informaci贸n sobre la vigencia de la Ley Nacional de Salud Mental. Tambi茅n ese a帽o ocurri贸 una represi贸n[5] sin precedentes en un Hospital para la atenci贸n de personas con problemas de salud mental.

Pocos a帽os despu茅s, algunos medios difundieron im谩genes en que un joven actor se encontraba en plena crisis de salud mental[6]. Profundizando categor铆as estereotipantes y violatorias de la intimidad de las personas, especialmente aquella relacionada con su salud.

En 2016 se difundieron noticias en que un abogado comenz贸 a los disparos en pleno microcentro porte帽o ante el robo de su mochila y asesin贸 en ese contexto a un hombre que caminaba rumbo a su trabajo. En los primeros momentos, las noticias hablaron de 鈥渦n letrado que mat贸 a un delincuente鈥. Horas despu茅s, la persona fue identificada luego como un trabajador de oficio cerrajero聽que fue muerta en medio de la balacera irracional (aqu铆 parece caber la alusi贸n a la falta de raz贸n) que desat贸 otro ciudadano聽que portaba un arma[7].

En julio del a帽o pasado, un joven m煤sico[8] fue baleado por un integrante de una fuerza de seguridad en medio de una crisis de salud mental que ocurri贸 en su domicilio y en presencia de familiares y personal de salud. Nuevamente, las categor铆as diagn贸sticas espec铆ficas se transformaron en palabras comunes cargadas de estigma: 鈥渂rote psic贸tico, peligroso, desequilibrado鈥.

Y en la misma l铆nea en que se entrecruzan eventos delictivos y procesos de estigmatizaci贸n de padecimientos mentales, durante el 2021 la ex gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Mar铆a Eugenia Vidal, expres贸 sus ideas acerca de la legalizaci贸n de la marihuana para usos recreativos y los consumos problem谩ticos.聽Consultada sobre estos temas, dijo[9] que:聽 鈥渦na cosa es fumarte un porro en Palermo un s谩bado a la noche con amigos, relajado, o con tu pareja, o solo, y otra cosa es vivir en la 21-24, en Zabaleta, en la 1-11-14, rodeado de narcos y que te ofrezcan un porro (鈥)鈥. Dejando claro una vez m谩s que en su ideario los consumos reprochables penalmente quedan reservados a los pobres.

La ley y sus detractores

Todo este caldo de cultivo vuelve a dejar el territorio liberado a los detractores de la Ley Nacional de Salud Mental, que se trepan en estos intersticios para proclamar la necesidad de transformar las leyes utilizando mentiras o desconocimiento de la normativa vigente.

No es cierto que la Ley impida internaciones involuntarias. Pero si se enfatiza en que debe tratarse de un recurso terap茅utico 鈥渄e excepci贸n鈥 cuando se hayan agotado las posibilidades de abordajes ambulatorios y siempre a consideraci贸n de un equipo de salud que haya evaluado una situaci贸n de riesgo cierto o inminente para si o para terceros[10].

Diversos organismos se han expresado en estos d铆as para repudiar la difusi贸n de informaci贸n falsa acerca de la ley referida.

No alcanza con la existencia de la ley. Es necesario contar con la voluntad pol铆tica y los recursos para su plena y efectiva implementaci贸n. La Ciudad de Buenos Aires cuenta con ley de salud mental desde el a帽o 2000, mucho antes de la ley nacional sancionada en 2010.

Con la misma herramienta normativa con que en un territorio se pide m谩s mano dura en la Provincia de Buenos Aires, se avanza con una reforma que tiende progresivamente al cierre de las instituciones manicomiales[11].

Parece la hora de hacer m谩s y castigar menos.

鈥淣o da m谩s, la murga de los renegados鈥[12].


[1] https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2022/04/21/los-antecedentes-violentos-de-carlos-el-indigente-que-ataco-a-una-policia-en-palermo-lo-detuvieron-9-veces-en-dos-anos/

[2] https://www.pagina12.com.ar/383826-con-la-muerte-de-lucas-gonzalez-la-policia-de-la-ciudad-acum

[3] https://www.lanacion.com.ar/sociedad/hicieron-un-asado-en-la-vereda-los-denunciaron-y-la-policia-les-incauto-la-parrilla-con-carne-y-todo-nid22042022/

[4] https://defensadelpublico.gob.ar/casos-resueltos/salud-mental-tn/

[5] https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-218896-2013-04-27.html

[6] https://www.infobae.com/2015/11/03/1766884-detuvieron-matias-ale/

[7] https://www.infobae.com/2016/03/29/1800350-un-abogado-mato-un-hombre-el-centro-un-confuso-episodio/

[8] https://www.clarin.com/fama/chano-recibio-disparo-agredir-madre-intentar-atacar-policia_0_6wbhb9pgl.html

[9] https://www.infobae.com/politica/2021/09/01/maria-eugenia-vidal-una-cosa-es-fumarte-un-porro-en-palermo-y-otra-es-vivir-en-la-1-11-14-rodeado-de-narcos-y-que-te-ofrezcan/

[10] Art.20 Ley 26.657 (2010).

[11] https://www.pagina12.com.ar/415641-asi-es-la-transformacion-de-los-neuropsiquiatricos-publicos-

[12] La murga de los renegados es un tema musical de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota del 谩lbum 鈥淢omo Sampler鈥 (2000).

Compart铆

Comentarios