«En los barrios, la necesidad se está viviendo a flor de piel»

🔥 Casi doscientas mil personas llegaron a la Plaza de Mayo desde todo el país para exigir trabajo, aumento salarial y reapertura del ingreso a los planes sociales. Crónica de una jornada multitudinaria de la izquierda piquetera.

La caravana arrancó dos días atrás con un acto sincrónico en Ushuaia y La Quiaca. A 3500 kilómetros de distancia y con el mismo reclamo: trabajo genuino, aumento de salario y reapertura del ingreso a los planes sociales. Después llegaron las concentraciones en Bahía Blanca, Rosario, Córdoba y Tucumán. Finalmente, unos 100 micros y más de 200 mil personas inundaron ayer la Plaza de Mayo en el marco de una nueva Marcha Federal organizada por el Frente Unidad Piquetera.

«En estos dos últimos años se viene agravando la situación y el Gobierno ha decidido recortar hasta la asistencia social», explicó Osvaldo, militante del MTR histórico que llegó temprano hasta la Plaza desde Florencio Varela. «Hoy la canasta está en 80 mil pesos y un plan de 20 mil no alcanza para nada. Puede ser que alcance para comer pero una cosa es comer y otra alimentarse», agregó.

La Plaza comienza a llenarse desde temprano y los testimonios van en el mismo sentido. El impacto de la inflación, la fragilidad de la situación en los barrios, la precaria realidad de los desocupados y el poder adquisitivo liquidado. «Estamos en una situación calamitosa y esta marcha es solo el comienzo si la situación económica sigue como ahora», señaló Osvaldo.

El Frente de Unidad Piquetera movilizó bajo la consigna «trabajo, aumento salarial y contra la miseria». Fotos: Camila Alonso Suárez

Son las 3 de la tarde. A esa hora estaba convocado el acto central, pero apenas van llegando las primeras agrupaciones. Sobre el fondo de la plaza se concentra el encuentro sindical que ha decidido acercar su apoyo a la marcha. Ferroviarios, docentes, estatales, trabajadores de prensa y del neumático. «Este gobierno vino a continuar con el plan económico del FMI», dijo Mónica Schlotthauer, ex diputada nacional y delegada sindical del ferrocarril Sarmiento en el marco de la asamblea de les trabajadores clasistas.

La primera columna que llega son los «invitados». El Partido Obrero Tendencia, la fracción díscola de Marcelo Ramal y Jorge Altamira, desembarca con una columna numerosa aunque no logran entrar a la Plaza. El cordón de Libres del Sur y el Polo Obrero oficial, los organizadores principales del evento, se despliega para que la Tendencia termine de ubicarse sobre un lateral. «Con un plan de 19 mil pesos no se puede vivir y hoy solo se puede encontrar trabajo precario», explicó Eva Gutiérrez. Es de Hurlingham y militante de la tendencia del Polo Obrero. «En vez de un trabajo digno con convenio, salario, obra social, nos ofrecen entrar al trabajo por medio de un plan. Eso es más precarización», señaló.

Las columnas ya llegaron a los puntos de inicio de la marcha. Once, Retiro y Constitución. Desde el NEA, el NOA y la Patagonia. El escenario, usualmente ubicado en la mitad de la plaza, apenas delante de la pirámide de Mayo, esta vez fue instalado más atrás, frente a las vallas de la Rosada. «Vamos a copar la plaza, vamos a meter más de 200 mil personas», explicó uno de los encargados de la seguridad de Libres del Sur.

Fotos: Camila Alonso Suárez

«Es una pena que el movimiento piquetero oficialista no esté en la Plaza. Podría estar acompañando más si ellos son quienes representan a una porción de la sociedad». Daniela Gasparini es dirigenta de Libres del Sur, espacio político que conduce Humberto Tumini. «Venimos programando esta Marcha Federal desde el momento en que el gobierno decidió hacerle caso al FMI y poner a disposición el ajuste del país», explicó. «A su vez, la inflación fue creciendo y eso impacta en los diferentes sectores de la sociedad. Venimos a decir que queremos trabajo y salarios dignos», sentenció la dirigenta en diálogo con El Grito del Sur.

Desde Diagonal Norte comienza a desembarcar una de las columnas. Bengalas, banderas y carteles con el FOL, el Movimiento por el Cambio Social, los MTR, Barrios de Pie y el Polo Obrero de las diferentes provincias. La Plaza empieza a llenarse y desde el escenario se escuchan las múltiples adhesiones de espacios políticos y sociales. «Estamos reclamando hace un año, el Gobierno se hace el zonzo y mira hacia otro lado», comentó Raúl, coordinador de Barrios de Pie en Baradero, entre el ruido de los bombos.

Son las cinco y media. La plaza rebalsa de gente y siguen llegando las delegaciones. Casi veinte oradores de las distintas organizaciones colman de reclamos la Plaza de Mayo, el centro simbólico del poder político argentino. El INDEC anuncia la inflación, un 6 por ciento para el mes de abril. Ese es el pistoletazo de salida para el cierre del acto.

Fotos: Camila Alonso Suárez

«La CGT está con el Gobierno y le parece muy bien el ajuste, abandonaron a los trabajadores», rugió desde el estrado Eduardo «Chiquito» Belliboni, dirigente del Polo Obrero.  â€œLa situación social está gravísima, marchamos contra la inflación y el problema de los comedores populares que son muy mal atendidos”.

«Es verdad lo que dice: en los barrios, la necesidad se está viviendo a flor de piel», comentó desde abajo del escenario Osvaldo Morinigo, de San Pedro, mientras escucha a Belliboni. Las voces de todo el país expresan el mismo reclamo. Termina el acto, comienza la desconcentración y se escuchan los últimos cantos. En las calles estrechas del Microcentro retumba el eco del último agite: «y que no paguen la deuda con el hambre de la gente».

Eva Gutierrez del Polo Obrero Tendencia. Fotos: Camila Alonso Suarez
Compartí

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abrazó al Diego y le dijo que lo quería mucho. Fútbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabajó en TeleSUR, HispanTV y AM750. Desde hace 8 años le pone cabeza y corazón a El Grito del Sur. Actualmente también labura en CELAG y aporta en campañas electorales en Latinoamérica.