Audiencia pública, la nueva estrategia del GCBA para destruir Honorio Pueyrredón

🌳 Vecinos y vecinas del barrio de Caballito denuncian irregularidades en la convocatoria a audiencia pública para retomar las obras del "Parque Lineal Honorio Pueyrredón". La instancia no vinculante fue pautada para el próximo 30 de junio.

El pasado miércoles, vecinos y vecinas de Caballito realizaron un nuevo semaforazo para exigir la cancelación definitiva del proyecto de «parque lineal» que el Gobierno de la Ciudad pretende realizar en la avenida Honorio Pueyrredón. Desde la asamblea vecinal rechazan la modalidad de convocatoria a una audiencia pública para discutir este tema, luego de que la Justicia porteña frenó en tres oportunidades una obra que ya había sido iniciada a espaldas de la comunidad. Sin embargo, aprovecharán esta instancia para hacerse escuchar. «Vamos a ir a la audiencia pública y exponer nuestra problemática. Nos estamos preparando para hablar libremente», confirmó a El Grito del Sur Gustavo Torchinsky, integrante de S.O.S. Caballito. 

Bajo el lema «No destruyan Honorio Pueyrredón», desde noviembre pasado los vecinos y vecinas de este barrio cuestionan que la mitad de los carriles de esta avenida se transformen en un «parque lineal» que incluiría una hectárea de espacio verde y buscan reflotar la propuesta histórica de hacerlo en el playón ferroviario de Caballito (lindero al club Ferro). A pesar de estas quejas, desde un primer momento el gobierno porteño hizo oídos sordos y dio inicio a las obras en pleno verano de 2022.

Fue la Justicia quien puso un freno a las aspiraciones del Ejecutivo de Horacio Rodríguez Larreta. En febrero y marzo, el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 15 -a través del juez Víctor Trionfetti- hizo lugar al amparo presentado por S.O.S. Caballito y ordenó la suspensión de las obras sobre la Avenida Honorio Pueyrredón. El GCBA apeló la medida, pero este viernes la sala 3 de la cámara de apelaciones, integrada por los jueces Horacio Aníbal Corti, Hugo Zuleta y la jueza Gabriela Seijas, falló en contra de ese pedido.

«Creemos que se va a empeorar el medio ambiente en la Ciudad a partir de una mayor congestión en el tránsito, bajando así la calidad de vida de los vecinos y vecinas», planteó Torchinsky en diálogo con este medio. Precisamente, el escenario que anticiparon las y los habitantes del barrio es poco alentador: embotellamientos de más de 700 metros en las calles paralelas, caos de bocinas, más inseguridad y problemas con la recolección de residuos. Todo en los alrededores del monumento al Cid Campeador, corazón de la Ciudad.

Los vecinos y vecinas de este barrio cuestionan que la mitad de los carriles de esta avenida se transformen en un «parque lineal» que incluiría una hectárea de espacio verde y buscan reflotar la propuesta histórica de hacerlo en el playón ferroviario de Caballito.

La audiencia pública fue convocada para el próximo 30 de junio a las 19 horas. Si bien apareció en el Boletín Oficial, el llamado a audiencia no fue discutido ni aprobado por la Junta Comunal Nº 6. Lo llamativo, en este caso, fue que en vez de recurrir a una escuela o club de barrio, el presidente de la Comuna, Federico Ballán (PRO), eligió en forma arbitraria un salón privado ubicado en un primer piso, lugar de fuertes vinculaciones con el oficialismo. «El gobierno porteño eligió una confitería en un primer piso, donde no entran todas las personas que deberían entrar. Quieren limitar la participación», sostuvo el referente de S.O.S. Caballito. Otra crítica se relaciona con el hecho de que la participación en la audiencia está limitada a residentes de Caballito, a pesar de que el proyecto tiene un impacto regional afectando incluso a quienes viven en Villa Crespo (Comuna 15).

«Con el llamado a audiencia pública no vinculante, el Gobierno porteño busca legitimar el envío a la Legislatura del proyecto de modificación en los usos de la avenida, que debería ser con doble lectura. Ahora estamos hablando con muchos legisladores tanto del oficialismo como de la oposición y la recepción es muy buena», agregó Torchinsky.

Desde el PRO vienen dando señales de querer avanzar con la obra. Si bien ésta se encuentra paralizada, el principal argumento que enarbola el presidente de la Comuna 6 es el reclamo por nuevos espacios verdes en una zona plagada de cemento. Este proyecto, tasado en 397 millones de pesos, forma parte de la retórica de «transformación» que el Jefe de Gobierno quiere imprimir de cara a su campaña presidencial de 2023.

El miércoles 8, quienes se oponen al «parque lineal» harán una caravana para seguir visibilizando el reclamo. «El balance es muy positivo porque la lucha está dando sus frutos. Eso nos da fuerza para seguir estando y demuestra que estar en la calle ejerció presión demostrándole a la Justicia lo que los vecinos quieren. Ahora nos seguimos juntando a pesar del frío. Es muy importante que la gente participe. Vamos a pelear hasta último momento», concluyó Torchinsky.

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Estudié en la UBA, pero el adn de periodista lo construí pateando la calle. Sigo la agenda popular y analizo la política todos los días para aportar al quehacer colectivo. Recorrí una partecita de Latinoamérica y en Madrid toqué el cielo con las manos.