«Sentir ternura cambia la noción de la masculinidad»

👨‍👧‍👦 En un nuevo Día del Padre, El Grito del Sur habló con Matías Criado, uno de los referentes del espacio Paternando que promueve talleres, charlas y cursos para crear paternidades responsables.

La historia de Matias Criado empieza con una idea que él mismo califica de común entre los varones de su generación: la premisa de no repetir mandatos de masculinidad tóxicos ni paternidades ausentes, donde la figura del padre quede únicamente encargada del sustento material y lejos de cualquier conexión afectiva con le niñe. Sin embargo, ese postulado que siempre abrazó firmemente se vio dificultado con el nacimiento de su primera hija, cuando se encontró enredado en la vorágine cotidiana, agobiado por la vida laboral y cansado como para dedicarle el tiempo suficiente a la crianza. Su pareja, nuevamente, quedó entonces encargada de los quehaceres domésticos y la maternidad, lo cual comenzó a generar problemas entre ambos. 

La escena, que no desentona con lo que vemos usualmente, en este caso tuvo un mejor desenlace. Lejos de quedarse estancado, Criado decidió convocar a más padres que se sintieran sobrepasados por el momento del puerperio y la crianza para ver si podían elaborar herramientas comunes. Al principio fueron solo tres, pero luego la convocatoria fue en aumento y junto a Diego Pins formaron “Paternando”, una agrupación que se encarga de alentar las paternidades responsables a través de encuentros entre padres, charlas informativas, grupos coordinados, campañas de concientización y activismo en redes, entre otras cosas. 

En un nuevo Día del Padre, lejos de camisas o zapatillas deportivas, lo que piden desde “Paternando” -en conjunto con otras organizaciones- es que se amplíe la licencia por paternidad que actualmente consta de solo 48 horas corridas en nuestro país. Para eso convocaron a una acción federal el sábado en el Congreso y en distintos puntos del país para seguir visibilizando la problemática que cada vez suma más adeptos. “Es necesario que haya una voluntad política de parte del Estado para impulsar medidas tendientes a la igualación de licencias”, explica el psicólogo.  

¿Qué es la campaña Paternar?

Paternar es la campaña ciudadana que llevamos a cabo desde Paternando y otros movimientos, sindicatos y organizaciones sociales, donde tratamos de democratizar el cuidado a través de uno de los principales factores de desigualdad: la falta de licencias extendidas por paternidad. Hoy en día, más allá de algunos acuerdos del contrato de trabajo, las licencias por paternidad son de 48 horas a nivel nacional, lo que significa que estamos muy atrasados respecto a Latinoamérica donde ocupamos el puesto 14 de 15. Además, hay que tener en cuenta que monotributistas, adoptantes o trabajadores informales ni siquiera pueden llegar a tomarlas. Esto genera desigualdades a nivel del hogar, porque son las mujeres o personas gestantes que quedan solas con su bebé, y a nivel laboral, porque los empleadores prefieren contratar varones que van a tener menos licencias y probablemente se dediquen menos tiempo a las tareas de cuidado.

¿Por qué es tan imprescindible que se aumenten los días de licencia por paternidad? 

Además de las desigualdades estructurales que acarrea, muchos varones ya se toman licencias sin goce de sueldo, vacaciones o juntan días, haciendo malabares para tener más tiempo libre. Esto genera problemas sociales, culturales y económicos. Es necesario que haya una voluntad política de parte del Estado para impulsar medidas tendientes a la igualación de licencias. 

¿Qué efectos, más allá de lo inmediato, puede generar en una crianza?

En muchos países, especialmente de Europa donde ya se aplicaron estas medidas, comprobaron que hay muchos beneficios para les niñes. Mejoran su salud mental, hay menos posibilidad de depresión, tienen mejor rendimiento escolar, están menos atados a los estereotipos de género, etc. Los hombres cis también empiezan a experimentar cambios en su masculinidad, incluso hormonales y neuronales. Tener la posibilidad de cuidar y sentir ternura cambia la noción de la masculinidad. Los hombres son más empáticos, más sensibles, con menos propensión al alcoholismo, al uso de drogas y a la violencia.

En muchos países hay licencias por paternidad extendidas pero los varones no se las toman, como es el caso de Chile. ¿Por qué?

Esto pasa cuando las políticas no están pensadas de manera integral. Los hombres culturalmente no saben qué hacer cuando están dentro de la casa, no entienden cuál es su rol y quieren volver a su trabajo adelantadamente. Ahí podemos pensar en quién los acompaña, por ejemplo qué pasa con los cursos de pre-parto que son solo para mujeres o los pediatras y obstetras que están enfocados principalmente en la persona gestante. A veces ni siquiera hay dos sillas en el consultorio del pediatra como para que vaya la pareja también. 

Cambiando de tema. ¿Qué pasa con la vasectomía?

La vasectomía es una forma más de aumentar la salud sexual integral. En el último tiempo muchos se han visto interesados y esto quedó reflejado en la gran cantidad de aumentos de las vasectomías en nuestro país. También es correrse de los mandatos de masculinidad viril y hacerse cargo de algo del orden de lo reproductivo.

¿Qué pueden hacer los varones para dividir las tareas durante la lactancia?

Médicamente se recomienda que la lactancia sea exclusivamente materna hasta los seis meses. Sin embargo, eso no significa que los hombres no tengamos mucho que hacer. Se puede generar un acompañamiento emocional y físico, por ejemplo si hay alguna problemática y se acerca la puericultora estar atentos a la consulta, si la persona lactante necesita agua, estar a disposición para poder dar leche materna a través de un banco de leche que se puede armar y así propiciar que se continúe la lactancia sin la necesidad de que esté siempre la teta, entre otras cosas. También involucrarse en caso de usar una lactancia mixta.

¿Existe la depresión post-parto en los varones cis?

Si, es mucho menos frecuente pero existe. La proporción es de 1 en 10. 

¿Cómo considerás que cambió la paternidad luego del primer Ni Una Menos con la masificación del feminismo? 

Obviamente hubo un aumento de la interpelación hacia los varones y sus paternidades. Por un lado desde el feminismo, que viene hace años tratando de poner en plano los roles de maternidad y paternidad como interpelación y, por otro lado, desde la crianza respetuosa en torno a pensar roles no tan adultocéntricos, que no se basen en castigos y premios sino más bien con la posibilidad de escuchar a les hijes.

En un nuevo Día del Padre, ¿qué recomendás hacer este domingo?

Poder tener una charla respecto a los estereotipos, a lo que esperan de nosotros. Que los varones empiecen a hablar y decir lo que sienten, que aunque parezca muy poco es muy difícil y habilitarse a eso ya es un gran gran paso.

Compartí

Comentarios

Dalia Cybel

Escribo y edito sobre géneros en El Grito del Sur. Alguna vez fui historiadora del arte, ahora intento ser Maestranda en Estudios y Políticas de Género. Tengo un newsletter con nombre de dibujito animado. Mi superpoder es tener siempre los labios pintados.
@orquidiarios