«Lo que importa de Cristina es que cambie las cosas, no que visite un barrio»

✌️ El intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, habló con El Grito del Sur sobre su encuentro con la vicepresidenta y los planes sociales. "A la gente hay que darle otro tipo de dignidad", aseguró.

Luego de su discurso en la CTA, donde pidió que el Estado tenga un mayor control en la administración de la política social, Cristina Fernández de Kirchner redobló la apuesta y el miércoles recibió al intendente de Pehuajó, Pablo Zurro. Éste le acercó una propuesta «para transformar los planes sociales que hay en esa ciudad en trabajo».

En diálogo con El Grito del Sur, Zurro -quien se define como «ultrakirchnerista»- habló sobre este encuentro con la vicepresidenta, la reacción de las organizaciones sociales y la estrategia de CFK de cara a 2023. «Los movimientos populares no son enemigos, pero a la gente hay que darle otro tipo de dignidad. Hoy el Estado no se la está dando», asegura.

¿Cuál fue el balance de tu reunión con CFK?

Diez puntos, una barbaridad. Además de los planes, charlamos sobre otras cosas. Cuando te reunís con Cristina, uno seguramente sale mejor. Ella me transmitió lo que dijo en Avellaneda, sin estigmatizar a nadie. En la época de Néstor y Cristina, cuando subía el trabajo bajaban los planes. Esta propuesta busca dignificar y, en el caso de Pehuajó, cuando una persona va a una despensa y tiene un plan termina siendo discriminada. Por eso estoy proponiendo algo novedoso para que cuando haya más empleo en Argentina, puedan tener otro rol dentro de la sociedad. Tenemos la idea de capacitarlos, pero algunos se oponen. Hay gente que vive de la pobreza estructural y de los planes.

¿En qué consiste específicamente la propuesta de «transformar planes sociales en trabajo» para el Municipio de Pehuajó?

De la pobreza estructural no se llega tan fácilmente al pleno empleo. Lo que estamos proponiendo en Pehuajó es que, de las 334 personas que reciben planes, es pagarles un plus y una obra social para que trabajen 20 horas semanales y se capaciten. No pasarían a ser empleados municipales, sino que sería un convenio de Estado con Estado y no estarían en condición de tercerizados. Las bajas y las altas tienen que ser dadas por el Estado Nacional de acuerdo con el presentismo y el trabajo.

¿Por qué creés que las organizaciones sociales reaccionaron con tanta virulencia frente a esta idea? Sus principales referentes apuntaron a que existe una «estigmatización»…

Yo no estigmatizo a nadie, tampoco creo que sean todos iguales. Grabois, por ejemplo, tiene ideas muy buenas. Milagro Sala fue presa porque hacía trabajar a la gente y sufre a un energúmeno como Gerardo Morales. Las organizaciones reaccionan porque pierden cierto poder. Yo creo en la organización popular, pero también creo en el trabajo y en ningún tipo de persecución.

¿Qué opinión te merecen las palabras del «Chino» Navarro de que «Cristina no va hace mucho a un barrio»?

Es impresentable. El Chino Navarro apoyó a Menem y el 1 a 1, cuando la clase media y los ricos viajaban a Europa y Estados Unidos. Cristina puede visitar un barrio, pero lo más importante es que cambie el estado de las cosas. Porque Menem iba a los barrios y después privatizaba dejando a la gente sin laburo.

Pablo Zurro con Cristina Fernández de Kirchner

¿Cuál es tu respuesta frente a otro planteo referido a que hoy no se puede lograr «pleno empleo» y de una supuesta incomprensión de la dirigencia política respecto a lo que sucede en los barrios con los movimientos populares?

Hay que regularizar esta situación, los movimientos populares no son enemigos pero a la gente hay que darle otro tipo de dignidad. Hoy el Estado no se la está dando.

¿Creés que esta jugada de CFK tiene otra lógica más oculta pensando en un eventual traspié del oficialismo en 2023? 

Cristina no hace jugadas. Ella es una mujer que va de frente y junto a Néstor cambiaron nuestro país. No veo nada oculto en Cristina, todo lo contrario. Cada vez que hablo va de frente. Quiero aclarar también que yo no le estoy dando poder a mi municipio. Estoy dignificando a la gente de mi pueblo y que tengan una inserción diferente, tal como la vicepresidenta quiere.

El último discurso de Cristina en la CTA abrió nuevos debates al interior del Frente de Todos. ¿Qué rol debería tener la vicepresidenta en las próximas elecciones? ¿Ves una derrota irreversible a nivel nacional el año que viene?

El rol que tenga la vicepresidenta lo va a determinar la historia. Como militante kirchnerista, sueño con Cristina 2023. No veo una derrota el año que viene, la gente va a pensar lo que fue el macrismo y cómo nos dejó. El Frente de Todos va a ganar nuevamente.

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Estudié en la UBA, pero el adn de periodista lo construí pateando la calle. Sigo la agenda popular y analizo la política todos los días para aportar al quehacer colectivo. Recorrí una partecita de Latinoamérica y en Madrid toqué el cielo con las manos.