Elecciones en Independiente: triunfo de los halcones PRO y mensaje para la política nacional

🗳️ Fin de la fatídica era Moyano en Independiente y arrasadora victoria de los halcones macristas. Tras una elección con repercusión nacional, el Pro tendrá otra experiencia de gestión dentro de uno de los clubes más importantes de la Argentina.

En la noche del domingo 2 de octubre, Fabián Doman se convirtió en el nuevo presidente del Club Atlético Independiente. En lo que fue una cifra récord de participación -más de 16 mil socios y socias se expresaron en las urnas, de los 48.666 habilitados en el padrón-, el periodista obtuvo más del 70 por ciento de los sufragios. 

El resultado de las elecciones dio cuenta del hartazgo de gran parte de la masa societaria del Rojo de Avellaneda con la gestión del tándem Hugo Moyano y Héctor «Yoyo» Maldonado, que gobernaron el club durante los últimos ocho años y culminaron con una profunda crisis institucional y un marcado déficit económico producto del centenar y medio de juicios que le abrieron desde empleados hasta futbolistas.

Cabe destacar que estos comicios debieron realizarse en diciembre del año pasado, pero la Junta Electoral había dictaminado en su momento que la Agrupación Independiente Tradicional (de Fabián Doman) no cumplía con los requisitos reglamentarios para poder postularse en las elecciones. Esto fue interpretado como una proscripción y un ataque a la democracia, por lo que no sorprendió que el oficialismo (el propio Hugo Moyano, quien aspiraba a un tercer mandato en Independiente, bajó su candidatura en julio pasado) de la mano del economista Javier Mazza quedara en tercer lugar con apenas el 13% de los votos. 

El armado opositor que arrasó en las elecciones del Rojo muestra a Doman como la punta del iceberg, pero detrás de éste se ubican figuras políticas del PRO con un significativo peso: desde Néstor Grindetti, intendente de Lanús que ahora será vicepresidente del club, hasta el diputado nacional Cristian Ritondo, quien había tejido una alianza con Moyano durante su primera gestión pero que ahora ofició como gran artífice intelectual de la postulación del periodista de espectáculos.

El ascenso de Grindetti y Ritondo en Independiente debe interpretarse como otro poroto que se anotan los «halcones» del Pro en la feroz interna que llevan adelante contra las «palomas» de cara a las elecciones de 2023. Si bien ambos pujan por la gobernación bonaerense, lo cierto es que tanto Grindetti como Ritondo se han mostrado en el último tiempo muy cerca de Macri y Bullrich, diferenciándose en forma clara de Larreta y Santilli que corren hasta ahora por carril diferenciado. Sin caer en dichos matices, el triunfo de Unidad Independiente fue festejado en forma efusiva por la hincha del Rojo Patricia Bullrich («¡CHAU MOYANO! Se terminan la patota y la mafia en Independiente, y eso que no puede votar porque Moyano me expulsó», dijo en Twitter) y en modo más calmo por Horacio Rodríguez Larreta, confeso fanático de Racing. 

El armado opositor que arrasó en las elecciones del Rojo muestra a Doman como la punta del iceberg, pero detrás de éste se ubican figuras políticas del PRO con un significativo peso.

Luego de la salida de Daniel Angelici de Boca Juniors en 2019, nuevamente el Pro desembarca en forma directa dentro de uno de los clubes más importantes de la Argentina. Esto le permitirá ganar visibilidad -e incluso mejorar su popularidad si las cosas marchan bien- a varios de los dirigentes involucrados, entre ellos al flamante presidente Fabián Doman, quien ha militado desde los medios de comunicación privados un furioso antikirchnerismo y por primera vez ocupará un cargo de índole público. Desde ya, estos sectores podrían envalentonarse nuevamente con su viejo sueño privatizador de las sociedades anónimas y otras iniciativas más recientes como las alianzas con casas de apuestas deportivas, el «naming right» de estadios o la creación de activos digitales.

En tanto, la pésima gestión de los Moyano y compañía hunde en el corto plazo a los grupos más ligados al peronismo en la peor de las consideraciones políticas, puesto que -si bien primó el silencio en el Frente de Todos- el candidato moyanista fue acompañado en la fórmula por Gustavo López, dirigente kirchnerista y actual vicepresidente de ENACOM. 

El mensaje más general es de época: mientras que en 2019 Ameal y Riquelme ponían fin a 24 años de macrismo en Boca al mismo tiempo que ganaban Alberto y Cristina Fernández a nivel nacional, en 2022 el panorama es menos alentador en todos los ámbitos, inclusive en los clubes donde nuevamente las opciones de derecha vuelven a tomar impulso.

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Estudié en la UBA, pero el adn de periodista lo construí pateando la calle. Sigo la agenda popular y analizo la política todos los días para aportar al quehacer colectivo. Recorrí una partecita de Latinoamérica y en Madrid toqué el cielo con las manos.