Asamblea CABA: cuando la lucha gana

馃榿 Dos meses de organizaci贸n y lucha en la calle dieron un triunfo hist贸rico a residentes y concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires: una recomposici贸n salarial sin precedentes.

Comenzamos en septiembre con asambleas en los hospitales con una idea muy clara: est谩bamos por debajo de la l铆nea de la pobreza, no hab铆a manera de llegar a fin de mes. Muchxs de lxs que hoy somos parte del sistema de salud, fuimos tambi茅n protagonistas de la enorme lucha del a帽o 2019 en la que logramos el veto de una ley impulsada por el gobierno de Larreta que nos dejaba de reconocer como trabajadores. Y se ve que aprendimos. Con el mismo m茅todo que en ese a帽o, debates, propuestas y asambleas logramos armar el primer paro de muchos que vendr铆an el 21/9. Tuvimos un recorrido impresionante que fortaleci贸 cada paso que dimos. 

La Asociaci贸n de M茅dicos Municipales (AMM) se excus贸 en ser una nueva conducci贸n y no poder resolver el problema de a帽os de atraso salarial, pero en medio del conflicto cerraron una paritaria a la baja y a nuestras espaldas. La complicidad con el gobierno porte帽o fue total. Hasta que lleg贸 noviembre y la presi贸n de nuestro contundente paro indeterminado y el apoyo indiscutible de un enorme sector de los profesionales de salud no les dej贸 m谩s opci贸n que convocar un paro: el 8N fue otro logro hist贸rico de nuestra inmensa 鈥渓uchita鈥. Una vez m谩s, fracasaron en el intento de contener un movimiento que no estaba dispuesto a dejar de luchar. 

Residentes y concurrentes de CABA protagonizaron una lucha salarial durante m谩s de dos meses

Nuestro reclamo fue tan genuino y tan urgente que logramos el apoyo de todos los sectores de salud, de nuestrxs pacientes y de la opini贸n p煤blica a tal punto que rompimos el cerco medi谩tico impuesto por los allegados del Gobierno de la Ciudad. 

Gracias a todo esto, gracias a nosotrxs logramos torcer el brazo de un gobierno cuya 煤nica pol铆tica para la salud es el vaciamiento. Logramos poner en jaque a los sindicatos burocr谩ticos que debieron responder frente a la Asamblea. El triunfo es hist贸rico, una recomposici贸n salarial sin precedentes pero con un gran faltante: nuestros compa帽eros concurrentes siguen sin cobrar un salario. Ganamos esta lucha, pero vienen muchas m谩s y que se acuerden el gobierno y los gremios que cuando la Asamblea CABA lucha: gana.

Compart铆

Comentarios