Verano para pocos: el problema de las colonias en CABA

馃憥馃徏 Falta de espacios, viandas de pobre calidad nutricional y precarizaci贸n laboral son solo algunos de los problemas que denuncia el colectivo Vacantes para Todxs. El relato de una madre que report贸 una grave situaci贸n que vivi贸 su hija.

Las colonias de vacaciones suponen, para muchas familias que no tienen la posibilidad de abandonar la Ciudad en el verano, una doble oportunidad. Por un lado representan, terminado el ciclo lectivo, un espacio seguro para les ni帽es mientras madres, padres y cuidadores siguen cumpliendo con sus rutinas laborales. Pero tambi茅n, y ese se supone que es su objetivo principal, ofrecen la oportunidad de compartir un momento de esparcimiento y juego con otros chicos y chicas y de disfrutar de una pileta, derecho al que muchas veces solo pueden acceder los sectores sociales de alto poder adquisitivo. 

En la Ciudad de Buenos Aires, sin embargo, las colonias p煤blicas est谩n lejos de ser ese espacio id铆lico de risas, pilusos y protector solar que muestra el gobierno de Horacio Rodr铆guez Larreta en las redes sociales, advierte el colectivo Vacantes para Todxs, un grupo formado por m谩s de 30.000 personas -docentes, estudiantes y familias- que luchan desde hace a帽os para ponerle fin a la hist贸rica falta de cupos en las escuelas p煤blicas porte帽as.

Actualmente, el Gobierno de la Ciudad tiene dos programas que se extienden entre el 2 de enero y el 3 de febrero: 鈥淐olonias deportivas鈥, a cargo de la Secretar铆a de Deportes, y 鈥淓scuela de verano鈥, bajo la 贸rbita del Ministerio de Educaci贸n.

Es este 煤ltimo programa, 鈥淓scuela de Verano鈥, el que viene acumulando en los 煤ltimos a帽os una 鈥渘umerosa cantidad de denuncias por la desorganizaci贸n, el descuido y en algunos casos el destrato hacia las infancias鈥 que se observa en varias de sus sedes, afirm贸 el grupo Vacantes para Todxs en un comunicado. En esta edici贸n 2023, dice el documento, las experiencias vividas por algunas familias fueron 鈥済rav铆simas e incluyen una denuncia penal presentada por una mam谩 que hall贸 a su hija con sus partes 铆ntimas descubiertas a la vista de ni帽as y ni帽os de diversas edades y de personas adultas desconocidas鈥, inform贸 el colectivo, que se declar贸 鈥渆n estado de alerta鈥. 

鈥淟amentablemente hay familias que pese a estas condiciones los contin煤an mandando porque no les queda otra, porque no hay suficientes polideportivos en la Ciudad. Es un desastre, te dan lo que creen que te merec茅s porque no ten茅s acceso a pagar una colonia privada鈥, reflexion贸 M. (quien pidi贸 resguardar su identidad), la mujer que encontr贸 a su hija de 4 a帽os sin ropa en una sede escolar ubicada en Aguirre y Gurruchaga, en el barrio porte帽o de Villa Crespo, y que decidi贸 contar lo vivido a El Grito del Sur.聽

La denuncia de una mam谩

El primer d铆a de colonia, cuando lleg贸 el horario de salida, 鈥渆ntramos todos los padres en manada a la escuela sin ning煤n control. Cada uno se iba metiendo en la sala que le parec铆a que pod铆a encontrar a su hijo鈥, relat贸 M. Fue en ese caos que encontr贸 a su peque帽a llorando mientras se tapaba con una remera su cuerpo desnudo. 鈥淒esesperada, empec茅 a buscar el resto de la ropa y estaba todo tirado, todo mojado. Hab铆a cucarachas, mugre. No pod铆an ir al ba帽o porque estaba inundado. Hab铆a un nene que se hab铆a hecho caca y no lo hab铆an limpiado鈥, detall贸 la mujer.

Fue a hablar con la coordinadora, en busca de explicaciones, pero las respuestas la indignaron a煤n m谩s: 鈥淢e dijo que el primer d铆a siempre era una desorganizaci贸n y que los chicos se sacaron la ropa porque quisieron, haci茅ndolos responsables a ellos. Empec茅 a filmar, a ella no le gust贸 y termin贸 llamando a la Polic铆a鈥, record贸 la mujer, frustrada porque tras haber hecho una denuncia en la comisar铆a de Villa Crespo, en el distrito y en el Ministerio de Educaci贸n, la trabajadora sigue estando al frente de la sede. 

鈥淢i hija ahora va a una colonia nueva y no quiere sacarse la ropa. Y est谩 asistiendo a terapia, porque esto fue un gran problema que alter贸 nuestra cotidianeidad. Se vio s煤per expuesta y vulnerada y nos lo hace saber con sus actitudes鈥, lament贸 en di谩logo con este medio. 

Consultado sobre este caso, un vocero del Ministerio de Educaci贸n se limit贸 a decir que 鈥渘o existe ninguna denuncia en la Justicia鈥, al tiempo que neg贸 que se permita a adultos no autorizados retirar a chicos y chicas de los establecimientos y tambi茅n que se pierdan d铆as de pileta por falta de micros. 

Vacantes para Todxs

El problema de fondo, analiz贸 el colectivo Vacantes para Todxs en un mensaje a la cartera que conduce Soledad Acu帽a, es que las escuelas 鈥渘o deben ser pensadas como una colonia de vacaciones, rest谩ndole importancia a su car谩cter pedag贸gico y did谩ctico para cubrir necesidades sociales de otra 铆ndole鈥. Para satisfacer el derecho de las ni帽eces a disfrutar del verano en la Ciudad, concluy贸 el grupo, lo que se necesita en cambio es que el Gobierno porte帽o 鈥渃ree en los miles de espacios ociosos de la Ciudad polideportivos, piletas p煤blicas, espacios verdes, art铆sticos y culturales鈥, que 鈥渧alore y fomente la carrera terciaria en T茅cnico en Recreaci贸n y Tiempo Libre鈥 y, por 煤ltimo, que aumente la oferta 鈥渆n los profesorados de Educaci贸n F铆sica鈥 en vez de propiciar su cierre.

En estas colonias, 鈥渓os grupos llegan a tener hasta 60 ni帽as y ni帽os que est谩n a cargo de una persona o con suerte dos, muchas veces muy j贸venes鈥 y 鈥渆n muchos casos para poder ir 20 o 30 minutos a una pileta desbordada de concurrencia se debe viajar m谩s de una hora en micro con altas temperaturas鈥, mencionaron las familias de Vacantes Para Todxs entre algunas de las irregularidades m谩s frecuentes. Incluso hay d铆as que por falta de micros algunos grupos pierden la salida a la pileta, aseguraron.

Adem谩s, 鈥渟e registraron casos de chicos y chicas que lograron salir de los establecimientos sin que una persona adulta los haya ido a retirar鈥 y tambi茅n ocurri贸 que 鈥渇ue gente sin autorizaci贸n y se le permiti贸 retirar a cualquier ni帽o/a鈥, denunci贸 el colectivo. 

Estas experiencias 鈥渟uelen suceder en los primeros d铆as de la colonia y traumatizan a las infancias鈥, que muchas veces ante la angustia 鈥渟e niegan a volver鈥, se帽alaron las familias del grupo, que consideran que la falta de gesti贸n de las autoridades del Ministerio de Educaci贸n 鈥渁punta justamente a desalentar la concurrencia鈥. 

Colonias p煤blicas en CABA

鈥淐olonias deportivas鈥, a cargo de la Secretar铆a de Deportes, est谩 destinado a ni帽es de entre 4 y 12 a帽os, ofrece actividades deportivas, recreativas y culturales en 14 polideportivos y parques porte帽os a cargo de docentes, psic贸logues, nutricionistas y guardavidas. Se desarrolla de lunes a viernes, entre las 9 y las 16, y durante la jornada se entrega desayuno, almuerzo y merienda. Las colonias deportivas para personas con discapacidad, en tanto, est谩n abiertas a todas las edades y se llevan a cabo en 5 sedes: Parque Sarmiento, Polideportivo Avellaneda, Polideportivo Chacabuco, Polideportivo Patricios, y Manuel Belgrano (ex KDT).

芦Escuela de verano禄, el programa del Ministerio de Educaci贸n, por otra parte, est谩 destinado a ni帽es y adolescentes de nivel Inicial, Primario, Secundario, y las modalidades Especial, Hospitalaria y Contexto de Encierro, tanto de establecimientos de gesti贸n estatal como privada. Este a帽o cuenta con dos turnos -de 9聽 a 16 y de 11 a 18- y las actividades se desarrollan, en su mayor铆a, en los establecimientos escolares, aunque la propuesta incluye excursiones y salidas a predios con pileta. El sistema de alimentaci贸n es el mismo que se entrega durante el a帽o: viandas con ultraprocesados de escaso valor nutricional.聽

Docentes precarizades

La precarizaci贸n del programa 鈥淓scuela de Verano鈥, sum贸 por su parte Eduardo L贸pez, secretario general adjunto de la Uni贸n de Trabajadores de la Educaci贸n (UTE), tambi茅n atraviesa a docentes y auxiliares, que 鈥渢ienen demora en el cobro y cobran menos que un trabajador de jornada completa pese a que laburan jornada completa鈥. 

Adem谩s, los materiales pedag贸gicos que les habilitan son escasos y 鈥渉ay persecuci贸n sindical: es decir, si alg煤n docente reclama por m谩s materiales, o porque hay una cantidad mayor de chicos a los que se puede cuidar, o por las condiciones edilicias, en general a ese docente no lo vuelven a contratar el a帽o pr贸ximo鈥, denunci贸.

鈥淪e trata de contratos precarizados donde no rige el estatuto docente, donde no hay licencia por enfermedad, por estudio, ni por familiar enfermo鈥, repudi贸 el referente gremial. Y concluy贸: 鈥淓s un programa con multiplicaci贸n de marketing pero cada vez m谩s alejado de lo educativo y recreativo, con cada vez mayor precarizaci贸n, desinversi贸n y vaciamiento. Lo pueden hacer bien pero deciden hacerlo mal, es una decisi贸n pol铆tica鈥.

Compart铆

Comentarios