Una patota que pega escondida

馃椈 Un grupo de militantes fue emboscado dentro de la propiedad de Joe Lewis que encierra el Lago Escondido. Una patota los golpe贸 con piedras y rebenques y mand贸 a dos al hospital, ante la pasiva mirada de la polic铆a de R铆o Negro. Se presentar谩 una denuncia penal y responsabilizan por la violencia a la gobernadora Arabela Carreras.

Foto: Alejandra Bartoliche

Desde El Bols贸n

鈥淰amos a defender la propiedad privada con el Winchester en la cintura鈥, hab铆a dicho hace m谩s de una d茅cada Nicol谩s Van Ditmar, mano derecha de Joe Lewis en Argentina. Este mi茅rcoles, en el marco de una nueva movilizaci贸n hacia la tranquera con la que el magnate ingl茅s mantiene bloqueado el ingreso al Lago Escondido a la altura de El Foyel, en R铆o Negro, sus peones y capataces cumplieron con la amenaza. Primero retuvieron e incomunicaron a un grupo de ocho militantes dentro de la estancia para luego agredirlos con palos, piedras y rebencazos. Dos de ellos tuvieron que ser trasladados al Hospital de El Bols贸n, con diversas fracturas. 

鈥淓st谩bamos encabezando una columna para ejercer nuestro derecho a circular por un camino que es p煤blico cuando nos sorprendieron arriba de sus caballos, a los rebencazos. Tambi茅n tiraron piedras, una me di贸 en la cabeza y me volte贸. Cuando estaba en el suelo, volvieron a pegarme y me quebraron una pierna. Despu茅s me amenazaron con matarme a los tiros鈥, relat贸 a El Grito del Sur Gast贸n Harispe, uno de los militantes hospitalizados. 

Foto: Alejandra Bartoliche

La patota actu贸 en todo momento en el interior de la propiedad del magnate ingl茅s, a unos trescientos metros de distancia de la tranquera que da a la ruta 40. Los militantes fueron emboscados y estuvieron aislados y cercados durante m谩s de una hora, ante la inacci贸n de la polic铆a de la provincia, que nunca dej贸 de custodiar la propiedad y s贸lo se ocup贸 de garantizar el ingreso de las ambulancias en las que fueron trasladados los heridos. 

Ra煤l Pytrula, abogado de la Fundaci贸n Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA), responsabiliz贸 por la violencia a la gobernadora de R铆o Negro, Arabela Carreras. 鈥淟a justicia de Bariloche hizo lugar ayer (martes) a un amparo que presentamos para la apertura del camino, que es p煤blico como lo dicen numerosos fallos anteriores, y elev贸 las actuaciones a la gobernadora, por lo que estaba notificada de cabo a rabo que esta situaci贸n pod铆a suceder鈥, asegur贸. 

El grueso de los manifestantes se hab铆a concentrado frente a la tranquera de Lewis sobre el paraje El Foyel, que mantiene bloqueado el camino p煤blico de Tacuif铆. All铆 intentaron forzar el ingreso, lo que provoc贸 la primera agresi贸n de los peones, quienes respondieron con gases pimienta y a los piedrazos. Uno de los proyectiles impact贸 sobre la cabeza de un militante de la juventud del MST, Gonzalo Villagra. 

鈥淓st谩bamos retrocediendo luego de acercarnos a la tranquera cuando la patota de Lewis empez贸 a tirar piedras. Una me atraves贸 el casco. Sent铆 un impacto muy fuerte en la frente y qued茅 muy aturdido por la cantidad de sangre que me sal铆a鈥, cont贸 Villagra a este medio.  

Foto: Alejandra Bartoliche.

Ante la imposibilidad de ingresar por El Foyel (los integrantes del grupo utilizaron hasta una moladora para intentar romper la reja y abrirse paso), un grupo de militantes intent贸 hacerlo v铆a un camino de servidumbre cercano, ubicado unos 200 metros al norte, en sentido a Bariloche. A mitad de camino fueron interceptados por los peones y se desat贸 la cacer铆a. El listado de heridos lo completan Gabriel Berrozpe, Leonadro Rachid, Celeste Fierro, Julieta Luna, Joel Suerdlik, Marcos Cianni y Alejandra Bartoliche, fot贸grafa de la agencia T茅lam.

Bartoliche logr贸 registrar con su c谩mara varios detalles de la represi贸n: el rostro ensangrentado de una de las militantes, la agresi贸n de los peones subidos a sus caballos y el contexto de la emboscada, que resultaron indispensables para reconstruir la agresi贸n. Desde la organizaci贸n de la marcha avisaron que presentar谩n una denuncia penal contra la empresa Hidden Lake SA (que controla la propiedad) por lesiones y privaci贸n ileg铆tima de la libertad.

Paulo Puccy (en el centro, con boina oscura y camisa a cuadros) en acci贸n. Foto: Alejandra Bartoliche

Uno de los apuntados es Paulo Puchy, uno de los lugartenientes del ingl茅s.聽鈥淓sto es propiedad privada, vuelvan por d贸nde llegaron鈥, fue lo 煤ltimo que dijo Puchy antes de desatar la cacer铆a dentro de la estancia. Antes, la propia Bartoliche lo hab铆a captado cuando le tiraba gas pimienta en los ojos a uno de los manifestantes que intentaba abalanzarse sobre la tranquera.聽

Desde FIPCA insistir谩n con la manifestaci贸n hacia El Foyel mientras otro grupo, bautizado 鈥淐olumna Juana Azurduy鈥, intenta ingresar al lago por el camino de monta帽a. Este mi茅rcoles hab铆an logrado asentarse en el extremo oeste, todav铆a lejos de la mansi贸n del magnate. Ya se present贸 un habeas corpus para resguardar su integridad.  

芦Nosotros no somos violentos, nos organizamos y movilizamos en paz, con el objetivo puesto en la apertura al p煤blico del grueso port贸n que est谩 instalado en el comienzo del Camino del Tacuif铆, la defensa del Lago Escondido y de la soberan铆a Nacional禄, dijo por su parte Julio C茅sar Urien, referente de FIPCA.

Compart铆

Comentarios

Matias Ferrari

Periodista, comunicador y militante social. Trabaj贸 en P谩gina/12 y colabor贸 en la investigaci贸n del libro "Macristocracia" publicado por Editorial Planeta.