Francisco: del recelo inicial al mito de un Papa peronista y latinoamericano

馃檹 La relaci贸n entre el kirchnerismo y Bergoglio era sumamente tensa, pero todo cambi贸 cuando 茅ste fue ungido como Papa por la Iglesia Cat贸lica. Francisco no s贸lo recompuso su relaci贸n con CFK, sino que adem谩s asumi贸 un rol preponderante como sost茅n de gobiernos populares en la regi贸n.

All谩 por el 2010, el entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio se mostraba rodeado de algunas de las principales figuras del arco opositor -como Francisco de Narv谩ez o Ernesto Sanz- y militaba en contra del matrimonio igualitario. El expresidente N茅stor Kirchner, quien falleci贸 en octubre de ese mismo a帽o, lleg贸 a considerarlo 芦jefe espiritual de la oposici贸n pol铆tica禄. La relaci贸n entre el kirchnerismo y Bergoglio era sumamente tensa, lo cual provoc贸 que Cristina Fern谩ndez decidiera no pisar la Catedral Metropolitana de Buenos Aires los 25 de Mayo desde su asunci贸n como presidenta en 2007 y, en cambio, trasladar los tedeum a diferentes ciudades del interior.

Las cr铆ticas al Arzobispo de Buenos Aires llegaban tambi茅n desde la prensa m谩s ligada al kirchnerismo, puesto que el periodista Horacio Verbitsky -que en ese momento escrib铆a para P谩gina/12- denunci贸 que durante la 煤ltima dictadura c铆vico-militar Bergoglio habr铆a sido c贸mplice del secuestro de dos misioneros jesuitas, Orlando Yorio y Francisco Jalics, que trabajaban en la villa porte帽a del Bajo Flores y fueron torturados y liberados cinco meses m谩s tarde. Si bien Bergoglio neg贸 de forma documentada las acusaciones y jam谩s fue imputado por este tema, la bronca de los organismos de Derechos Humanos con las posiciones de Bergoglio era tal que en enero de 2008 la propia Hebe de Bonafini lleg贸 a conducir una protesta que tom贸 la Catedral porte帽a.聽

El d铆a que todo cambi贸

El 13 de marzo de 2013, Jorge Bergoglio fue ungido Papa por la Iglesia Cat贸lica y se transform贸 en el primero proveniente de un pa铆s latinoamericano. Apenas cinco d铆as m谩s tarde, el Papa Francisco recibi贸 a Cristina Fern谩ndez de Kirchner en lo que fue su primer encuentro con un jefe de Estado. All铆 CFK le pidi贸 que mediara por las Islas Malvinas y hubo sonrisas que marcar铆an un fuerte giro en la relaci贸n entre ambos. En los primeros a帽os de pontificado Cristina fue recibida cuatro veces en el Vaticano, mientras que su sucesor Mauricio Macri tuvo esa posibilidad en apenas dos oportunidades -en reuniones muy breves- y jam谩s logr贸 generar una buena sinton铆a con Francisco.

Cristina Kirchner y el Papa Francisco

A lo largo de sus diez a帽os de papado, Francisco realiz贸 40 viajes al extranjero y visit贸 59 pa铆ses. Adem谩s de sus llegadas a 脕frica y Medio Oriente, son recordados sus pasos por 12 pa铆ses de Am茅rica: Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay, EE.UU., Cuba (en dos ocasiones), M茅xico, Colombia, Chile, Per煤, Panam谩 y Canad谩. Si bien el Papa dijo m谩s de una vez que le gustar铆a visitar la Argentina, jam谩s retorn贸 a su pa铆s de origen aludiendo a los problemas de la 芦coyuntura sociopol铆tica禄 y que su presencia 芦no sea usada ni para un lado ni para el otro禄. 

Con el paso de los a帽os Francisco no solo recompuso su relaci贸n con el kirchnerismo -pasando incluso a ser cuestionado por los sectores pol铆ticos y sociales m谩s conservadores de nuestro pa铆s-, sino que adem谩s asumi贸 un rol preponderante en la geopol铆tica de la integraci贸n latinoamericana. A partir de 2015, la regi贸n experiment贸 una breve oleada de nuevos gobiernos de derecha (Macri, Temer, Lenin Moreno, Pi帽era, Duque, entre otros) y el pont铆fice asumi贸 una postura clara de respaldo a los gobiernos populares. Su visita a Cuba fue una excusa para el restablecimiento de las relaciones diplom谩ticas entre el pa铆s caribe帽o y Estados Unidos, adem谩s de encaminar los di谩logos para terminar con el bloqueo hacia la Revoluci贸n. Por otra parte, en plena crisis de Venezuela, el Vaticano medi贸 en los di谩logos entre chavismo y oposici贸n, lo cual permiti贸 a Nicol谩s Maduro ganar aire luego de meses de fuertes presiones.

Peronista y latinoamericano

Desde entonces se concibi贸 la idea de un Papa peronista y latinoamericano. Peronista por su preocupaci贸n permanente por que los pobres tengan voz y dignidad as铆 como sus cr铆ticas al capitalismo hegem贸nico mundial. Latinoamericano por su respaldo a la unidad de los pueblos y su visi贸n negativa sobre los 芦imperialismos explotadores禄 que azotan a la regi贸n. Otras acciones tambi茅n alimentaron este mito: la postura contra el lawfare y la preocupaci贸n por 芦el uso indebido de la prisi贸n preventiva禄 lo acercaron a este lado de la grieta. Bergoglio casi siempre neg贸 ser peronista, aunque m谩s de una vez hizo gui帽os a este sector: 芦En la hip贸tesis de tener una concepci贸n peronista de la pol铆tica, 驴qu茅 tendr铆a de malo?禄.聽聽

Tambi茅n se trata de un Papa que tendi贸 v铆nculos estrechos con los sectores m谩s excluidos. En este plano destac贸 su presencia en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, a quienes siempre busc贸 interpelar. 芦As铆 me gusta llamarlos poetas sociales, porque ustedes son poetas sociales, porque tienen la capacidad y el coraje de crear esperanza all铆 donde s贸lo aparece descarte y exclusi贸n禄, dijo en el a帽o 2021. Grupos como la CTEP (hoy UTEP) elogiaron por entonces a la Enc铆clica `Laudato Si麓, del a帽o 2015, que hizo alusi贸n a los problemas actuales relacionados con el medio ambiente.聽

El d铆a que decida dar un paso al costado o lo obliguen las circunstancias, Francisco no ser谩 recordado como un Papa m谩s. Su legado trascender谩 a varias generaciones y su astucia vista como un ejemplo de que inclusive las instituciones m谩s retr贸gradas pueden atravesar transformaciones estructurales. 

Compart铆

Comentarios

Sebasti谩n Furlong

Licenciado y profesor en Ciencias de la Comunicaci贸n (UBA). Retrato period铆sticamente el conurbano y la ciudad de la furia. Agenda popular y pol铆tica para analizar la realidad y aportar al quehacer colectivo.