Paraguay a las puertas de un cambio de ciclo

馃嚨馃嚲 Un Trump paraguayo, show de carteles, promesas de cambio y la posibilidad de romper una herencia colorada de 70 a帽os. A menos de dos semanas de las elecciones, una cr贸nica desde Asunci贸n de la previa electoral.

Desde 1954 y hasta la fecha, en Paraguay siempre gobern贸 el mismo partido: los colorados. Salvo por un breve per铆odo progresista, donde Fernando Lugo estuvo al frente del Ejecutivo, la formaci贸n de derecha nacional ha hegemonizado toda la pol铆tica paraguaya. Por ahora.

El domingo 30 de abril se celebrar谩n elecciones presidenciales en la tierra del Mariscal Solano L贸pez. Como era de prever, uno de los principales candidatos es el oficialista Santiago Pe帽a, exministro de Econom铆a del mandam谩s Horacio Cartes, quien fuera presidente del pa铆s y que actualmente se encuentra procesado en Estados Unidos por 芦significativamente corrupto禄. Los negocios de Cartes van desde los medios de comunicaci贸n hasta la agricultura y la importaci贸n, pero todo el mundo sabe en Paraguay que el origen de su fortuna est谩 en el tr谩fico de cigarrillos.

Del otro lado emerge una esperanza, aunque leve. Efra铆n Alegre es el candidato de la Concertaci贸n por un Nuevo Paraguay, una alianza anticolorada que unific贸 a 14 partidos y organizaciones que van desde la centro derecha hasta la izquierda y que comparten un diagn贸stico: es necesario ponerle fin a la hegemon铆a del partido de gobierno.

Santi Pe帽a y Horacio Cartes

Alegre tiene una trayectoria fluctuante. Presidente del Partido Liberal Radical Aut茅ntico, fue un eficaz gestor y un gran Ministro de Obras P煤blicas durante la gesti贸n de Lugo: construy贸 la Costanera de Asunci贸n, erigi贸 puentes, mejor贸 rutas y hospitales. Pero tambi茅n fue una pieza clave en el golpe contra el expresidente. Preso en el marco de una campa帽a de persecuci贸n pol铆tica, recompuso su v铆nculo con Lugo y la izquierda y logr贸 aglutinar a buena parte de la oposici贸n en su asonada 2023.

Si la tercera es la vencida, 茅sta deber铆a ser la elecci贸n de Efra铆n. Ya compiti贸 en 2013 y 2018 y en ambas ocasiones termin贸 segundo. La 煤ltima fue la m谩s pareja: con los medios de comunicaci贸n y los sectores de poder en su contra, con un vicepresidente de izquierda y una campa帽a precaria, se ubic贸 segundo apenas a tres puntos de la Alianza Colorada.

Esta vez las cosas cambiaron y, si bien la izquierda acompa帽a la candidatura presidencial de Efra铆n con lista propia y Lugo como primer candidato a senador, el referente liberal escogi贸 una compa帽era de f贸rmula de centroderecha. Soledad N煤帽ez fue ministra de Horacio Cartes y directora de la ONG Techo y llega con un discurso de 芦renovaci贸n joven禄 en un pa铆s de dirigencias tradicionales.

Efra铆n Alegre y Soledad N煤帽ez

Las novedades de esta elecci贸n ser谩n dos: por un lado, el debut del voto preferencial. Las calles de Asunci贸n ya dan cuenta de esto: cientos de carteles personales con nombre y n煤mero que solo abonan a la confusi贸n generalizada. Es que despu茅s de d茅cadas de compra y venta de lugares en las listas, el Parlamento decidi贸 que esta vez los paraguayos y paraguayas deber谩n votar su candidato presidencial y optar por dos de los aspirantes a diputados. Pelusa, Cachito, Leo, Esperanza o Ermo compiten con sus carteles por obtener el favor de la ciudadan铆a.

El otro factor sorpresa ser谩 el de Payo Cubas, un dirigente nacionalista de derecha, con un discurso conservador en materia de g茅nero y proteccionista en lo econ贸mico, una especie de Trump paraguayo. Cubas es un pol茅mico abogado que gan贸 notoriedad por sus intervenciones pol茅micas: defec贸 en la oficina de un juez, se auto-apres贸 e irrumpi贸 en el Congreso para insultar y mojar con agua a los senadores de las distintas bancadas. Un showman pol铆tico sin mayor estructura que amenaza con convertirse en la tercera fuerza del pa铆s.

Paraguay debate en campa帽a algunos problemas estrat茅gicos del pa铆s: en la naci贸n de la represa de Itaip煤, la energ铆a es cara y las tarifas el茅ctricas muchas veces resultan inaccesibles; el sistema sanitario es deficiente y el tejido vial precario; es el pa铆s de Sudam茅rica con mayores 铆ndices de analfabetismo; y por si faltara algo, es el 煤nico que reconoce a Taiwan y no tiene relaciones con China, principal socio comercial de nuestra regi贸n.

En fondo, casi olvidado y con nula intenci贸n de voto, un conocido nuestro: Jos茅 Luis F茅lix Chilavert. El exarquero de ultraderecha protagoniz贸 un lamentable intercambio televisivo con Cubas en el que se lanzaron acusaciones e insultos. As铆 y todo, sus guarismos en las encuestas no levantan y su imagen p煤blica tampoco. 芦Mondongo crudo禄 le dicen en Paraguay: nadie lo traga.

Compart铆

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abraz贸 al Diego y le dijo que lo quer铆a mucho. F煤tbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabaj贸 en TeleSUR, HispanTV y AM750. Desde hace 8 a帽os le pone cabeza y coraz贸n a El Grito del Sur. Actualmente tambi茅n labura en CELAG y aporta en campa帽as electorales en Latinoam茅rica.