芦Es la herencia de quienes lucharon antes que nosotros y nuestro legado para las pr贸ximas generaciones禄

馃 Luego de a帽os de lucha, se public贸 en el Bolet铆n oficial la Ley 27.710, que garantiza la participaci贸n e inclusi贸n plena de la Lengua de Se帽as Argentina en toda la Naci贸n. Un derecho conquistado por las personas sordas.

El jueves 13 de abril, Julia grab贸 en vivo la sesi贸n de la C谩mara de Senadores de la Naci贸n. Junto a sus compa帽eres de la Confederaci贸n Argentina de Sordos (CAS) presenciaron el tratamiento del proyecto de ley, que reformularon y viralizaron a lo largo y ancho del territorio con la consigna #LeyFederalLSA durante m谩s de dos a帽os. Esperan la sanci贸n. Es tal vez la primera vez que una int茅rprete asiste al recinto colmado de pa帽uelos azules, ojos expectantes y manos veloces que pudieron ingresar al Congreso luego de que el 30 de marzo se les impidiera el acceso a la convocatoria que termin贸 por suspenderse. Hasta ese d铆a. Con 60 votos a favor, finalmente el Estado cumpli贸 su deuda: oficializar la Lengua de Se帽as Argentina como patrimonio ling眉铆stico y originaria, parte fundamental de la identidad cultural de las personas sordas. Julia se conmovi贸, su mente la rode贸 de im谩genes que hab铆a so帽ado.

鈥淰ivimos el momento como algo 煤nico, indescriptible鈥, expresa a El Grito del Sur con la paradoja de que el esp铆ritu de ese hito no puede comunicarse exclusivamente en palabras. 鈥淧ensamos en nuestras familias, amigos, en nuestra historia: un recorrido plagado de obst谩culos, desaliento y trabas que transitamos y sorteamos durante a帽os. Esta campa帽a hizo much铆simo ruido. La lanzamos en 2021 con incertidumbre pero tambi茅n con la firmeza de ser comprendidos. Progresivamente, 68 organizaciones de personas sordas y sordociegas nos brindaron apoyo y su adhesi贸n al proyecto. De ese modo, y con la uni贸n de todo el pa铆s, m谩s all谩 de las diferencias pol铆tico-partidarias, pudimos llegar a la sanci贸n. Es la herencia de aquellos que lucharon antes que nosotros y nuestro legado para las pr贸ximas generaciones鈥, asegura.

Existen m谩s de 200 lenguas de se帽as diferentes en el mundo. Y en lo que corresponde a Latinoam茅rica, Argentina fue el 煤ltimo en regular el reconocimiento oficial de este derecho que se promulg贸 finalmente el mi茅rcoles 3 de mayo a trav茅s del Bolet铆n Oficial, que le asign贸 su n煤mero: 27.710. 

鈥淧ens茅 en todos los momentos donde mis hijos y todos los ni帽os y ni帽as sordas podr谩n jugar, ser libres y felices porque ya cuentan con su derecho ling眉铆stico que durante d茅cadas nos fue negado y que les garantiza las condiciones para desarrollarse cognitiva y emocionalmente鈥, celebra Julia, con el alivio y el orgullo puesto en su militancia como Secretaria General de la CAS que le permiti贸 reorientar el curso de 200 a帽os de opresi贸n (enumera) de una ense帽anza oralista forzada, de carencia en la formaci贸n y capacitaci贸n de profesionales, falta de int茅rpretes en 谩mbitos como la salud, y de contar con un porcentaje reducido de la pantalla en los canales de televisi贸n.

鈥淭anto a m铆 como a muchos nos limitaron para acceder a esos momentos que hoy mis hijos van a poder disfrutar, por la metodolog铆a m茅dica. Se pensaba que deb铆amos 鈥榗urarnos鈥, trabajar 鈥榝uerte鈥 para poder 鈥榦ir mejor鈥, priv谩ndonos ling眉铆sticamente, cuando en verdad se estaba dejando de lado lo m谩s importante: el afecto y la calidad en la educaci贸n, en la ense帽anza de comunicaci贸n que necesit谩bamos, no la que quer铆an imponernos鈥, visibiliza.

Seg煤n la tesorera de la CAS, Claudia Matut, a partir de las cifras obtenidas por la organizaci贸n, el 95% de las infancias sordas nacen en familias oyentes. 鈥淟o primero que les dicen es que no aprendan LSA porque los va a privar de una lengua oral. Eso es un mito y genera da帽os psicol贸gicos, emocionales y cognitivos鈥, explica a este medio.

Un detalle particularmente significativo de la lengua de se帽as es que no tiene distinci贸n de g茅nero cuando menciona sujetos colectivos o en plural. Existe una se帽a para todxs, otra para ni帽xs, adultxs, y ancianxs. 

El gran error oyente que la comunidad sorda permanentemente corrige es que la LSA es lengua y no 鈥渓enguaje de se帽as鈥. Porque mientras que la primera es equivalente al idioma de una comunidad, la segunda es la capacidad de comunicarse. Es decir que la lengua posibilita el lenguaje. 

鈥淟a LSA es una lengua que se transmite en la modalidad visoespacial. Posee una estructura gramatical completa, compleja y distinta del castellano, en la que podemos transmitir deseos e intereses, informarse, defender sus derechos y construir una identidad ling眉铆stica y cultural鈥, enfatiza Claudia.

驴Por qu茅 es importante y qu茅 establece la Ley LSA?

En nuestro pa铆s no existen datos actualizados que certifiquen en exactitud el n煤mero de personas sordas que habitan el territorio argentino. La CAS estima que residen alrededor de un mill贸n. Por su parte, de acuerdo al Ministerio de Salud P煤blica (Resoluci贸n 1209/2010, Programa Nacional de Detecci贸n Temprana y Atenci贸n de la Hipoacusia), la falta de audici贸n constituye el 18% de las discapacidades en el pa铆s: de este porcentaje, el 86,6% corresponde a dificultad auditiva y el 13,4% a sordera, mientras que la hipoacusia afecta entre 700 y 2.100 infancias al a帽o.

En este contexto, la Ley 27.710 garantiza la 鈥減articipaci贸n e inclusi贸n plena鈥 de las personas sordas y a su vez, (art铆culo 4) compromete al Gobierno a fomentar e impulsar en los diversos 谩mbitos pr谩cticas de acceso y uso de la LSA. 

鈥淎 partir de la ley, hoy podemos decir que nuestra lengua es oficialmente reconocida como una lengua natural y originaria禄, responde Claudia, quien repara en un detalle fundamental: la facultad de tener la oportunidad de expresarlo. Porque la LSA -aunque no reglamentada- representa durante a帽os la identidad de la comunidad sorda y sordociega; incluso (aseguran) tanto o m谩s que su DNI ya 鈥渜ue conforma un legado hist贸rico inmaterial como parte de la identidad ling眉铆stica y la herencia cultural de las personas sordas en todo el territorio de la Naci贸n Argentina鈥.

Es natural porque las personas sordas no necesitan aprenderla en cursos formales de ense帽anza, sino que la adquieren por estar en contacto y por eso es fundamental la oportunidad de ejercer su socializaci贸n. 

Justamente as铆 surgi贸 la LSA. Durante 1900 funcionaban las primeras escuelas para personas sordas en el pa铆s: la de Bartolom茅 Ayrolo (el 19 de septiembre de 1885 por el que se celebra el D铆a de las Personas Sordas en Argentina) para varones y la de Osvaldo Magnasco para mujeres. Pese a la categorizaci贸n de g茅nero en el sistema educativo, los encuentros entre las y los estudiantes en clubes fusionaron la ense帽anza y dieron origen a la lengua. Hoy la LSA se dicta (con instructores sordos y sordas) en institutos, y tambi茅n cuenta con t铆tulos oficiales en ILSA-E (Int茅rprete de Lengua de Se帽as Argentina – Espa帽ol).

Del mismo modo, la historia vuelve a modificarse, a sentar otro precedente. 鈥淐on la ley se van a ir eliminando las barreras de acceso en todos los 谩mbitos de la vida social como en servicios m茅dicos, laborales, de entretenimiento, de formaci贸n, judiciales, en medios de comunicaci贸n, y m谩s tambi茅n, para vivir en una sociedad m谩s igual para todxs鈥, cierra Claudia.

Compart铆

Comentarios