ESI para combatir la violencia intrafamiliar

馃彨 En medio de un gobierno que atenta contra todos los derechos, crecen los cuestionamientos hacia el rol de la Educaci贸n Sexual Integral en las escuelas. Sin embargo, los n煤meros demuestran la importancia de la ESI para que los estudiantes puedan reconocer las situaciones de maltrato que viven en sus hogares.

Bajo el nombre de 鈥淪ituaciones de violencia en los hogares: detecci贸n y prevenci贸n desde las escuelas鈥, el pasado 16 de mayo se public贸 el 煤ltimo informe del Observatorio de Argentinos por la Educaci贸n, el cual mostr贸 que 1 de cada 2 ni帽os y ni帽as de primaria habla de situaciones de violencia familiar en sus escuelas. Esto significa que m谩s de la mitad de los estudiantes -el 53,3%- le comenta al personal educativo que sufre o sufri贸 alg煤n tipo de maltrato dom茅stico. 

Asimismo, el informe destac贸 el rol primordial que juegan no s贸lo las escuelas sino tambi茅n el personal docente y directivo al momento de localizar y evitar la violencia en los hogares de los estudiantes. A nivel nacional, la cantidad de directores estatales que debieron intervenir y tomar acci贸n en casos detectados es del 32%, mientras que en la gesti贸n privada el n煤mero alcanza el 26%. Seg煤n el documento, m谩s de un 40% del alumnado afirma que sus maestros y profesores les hablaron tanto sobre cuidados y formas de impedir el maltrato dom茅stico, como de la necesidad de pedir ayuda a una persona de confianza.

Antonella Bianco, secretaria de G茅nero de la Uni贸n de Trabajadores de la Educaci贸n (UTE-CTERA), reafirm贸 este papel central de los espacios acad茅micos como lugares de visibilizaci贸n de las situaciones de maltrato. 鈥淓sto es gracias a todas las herramientas que nos brinda la Educaci贸n Sexual Integral (ESI), ya que nos permite como docentes garantizar la protecci贸n total de los derechos de les ni帽es鈥, destac贸 la secretaria. Y agreg贸: 鈥淎dem谩s, cristaliza un proceso en donde les ni帽es son sujetos de derechos, y que elles conozcan estos derechos hace que los puedan aplicar鈥.  

Sancionada en 2006, la Ley 26.150 o Ley de ESI establece el derecho de todos los estudiantes a 鈥渞ecibir educaci贸n sexual integral en los establecimientos educativos p煤blicos, de gesti贸n estatal y privada鈥 a lo largo de todo el territorio nacional. En conjunto con la ley, se cre贸 el Programa Nacional de Educaci贸n Sexual Integral con el objetivo de llevar a cabo la efectiva incorporaci贸n de la ESI en las instituciones. Sin embargo, al igual que muchos de los andamiajes estatales, hoy esta red se encuentra vulnerada.聽

Sancionada en 2006, la Ley 26.150 o Ley de ESI establece el derecho de todos los estudiantes a 鈥渞ecibir educaci贸n sexual integral en los establecimientos educativos p煤blicos, de gesti贸n estatal y privada鈥 a lo largo de todo el territorio nacional.

鈥淯na de las problem谩ticas que tenemos en estos momentos es que no sabemos nada sobre la continuidad de los programas nacionales de ESI que fueron desfinanciados鈥, coment贸 Antonella al respecto. Y sostuvo que ahora es cuando m谩s se deja al descubierto los recursos que posee cada escuela, grupo de docente o jurisdicci贸n para poder seguir aplicando por su cuenta dicha ley. 鈥淓l Estado tiene que garantizar una formaci贸n permanente, los recursos y los lineamientos de los dise帽os curriculares. Claramente, la posici贸n del gobierno nacional tiene que ver con retirar toda esta conquista y retrotraernos a una 茅poca previa a la sanci贸n de la ley鈥, a帽adi贸 la referente de UTE.

Por otra parte, el informe revel贸 que el 15% de los estudiantes dice que no habla con nadie respecto a estos temas. B谩rbara Ortiz Soler, docente de biolog铆a y referente de ESI, le explic贸 a El Grito del Sur: 鈥淣o suelen verbalizarlo y exteriorizarlo con facilidad [鈥 Siempre vienen cargades de mucho miedo, sobre todo cuando es intrafamiliar porque hay una situaci贸n de indefensi贸n鈥. Adem谩s, recalc贸 el hecho de que, desde su n煤cleo primitivo de vinculaci贸n, los j贸venes muchas veces aprenden que el querer implica estas violencias y que generalmente identificarlo y reconocerlo es un proceso muy duro para ellos.

Por estas cuestiones, resulta igual de importante que los docentes est茅n bien informados y preparados para tratar estos asuntos. 鈥淟a ESI trata sobre concepciones muy arraigadas socialmente en todas las personas. Las capacitaciones docentes deben alcanzar un nivel de profundidad que permita que elles revisen y desnaturalicen primero sus propias ideas para despu茅s poder trabajarlo con les chiques鈥, opin贸 la especialista.

Al mismo tiempo, es necesario destacar que, debido a la nueva ola de circulaci贸n de los discursos de odio en la sociedad, la ESI vuelve a ser puesta en cuesti贸n. En l铆nea con esto, B谩rbara afirm贸 que hoy existe socialmente un consenso para asignarle a estos lineamientos la categor铆a de adoctrinamiento: 鈥Pasamos de que nos hagan un mot铆n porque la ESI no se trabajaba, a que nos hagan un mot铆n porque la ESI se trabaja y los adoctrina鈥. 

Esto genera, entre otras cosas, que los docentes deban tener una mayor precauci贸n al momento de dar los contenidos de la curr铆cula, ya que en varios lugares los estudiantes se muestran reacios a aprender y charlar sobre la ESI. 鈥淣ecesitamos que haya una apropiaci贸n real de los contenidos, no simplemente que nos respondan lo que nosotras queremos escuchar鈥, declar贸 la docente. 

Compart铆

Comentarios