Las armas de Brixton聽

馃幐 Este 25 de mayo se celebr贸 la tercera edici贸n del festival Wide Awake en Brockwell Park, una oda a la contracultura.

Si existe un lugar posible en el cual la contracultura pueda seguir viva, es definitivamente en Brixton, espec铆ficamente en el sur de Londres, ciudad y meca de la m煤sica contempor谩nea, manteniendo su reinado hace m谩s de seis d茅cadas en esa ardua tarea (God Save a la ciudad reina indiscutida de los festivales). El pasado s谩bado 25 de mayo se celebr贸 la 3ra edici贸n del festival Wide Awake en Brockwell Park: salvando las enormes distancias, parece ser que siempre hay un sur que grita en cualquier lugar del mundo. 

De manera brillante y totalmente org谩nica, es llamativo como este festival produce una atm贸sfera y un ambiente en el cual el thrash metal puede convivir con la psicodelia, el hip hop y el rock m谩s tradicional, as铆 como con pr谩cticamente cualquier g茅nero musical existente. Se percibe (y efectivamente lo es) como el festival de m煤sica alternativa m谩s importante de la ciudad y se realiza desde hace varios a帽os con un programa cuidadosamente seleccionado  que ha estado llenando los vac铆os entre el post-punk, el pop alternativo y la m煤sica electr贸nica. Wide Awake se ha convertido en la salvaci贸n para todos aquellos que quieren escaparle a lo m谩s comercial, y cada a帽o sigue superando su alcance, peso e importancia en el rubro, tanto en t茅rminos de los nombres que aparecen en su cartel como por el eclecticismo de su oferta.

La curadur铆a de este evento es cautivadora: incorpora desde danza contempor谩nea, hasta un parque de la costa brit谩nico montado exclusivamente para el evento, con bandas que tienen una mezcla imponente de new wave de los 80 y electroclash de los 2000, y logran que la gente baile desde tempranas horas de la jornada. Y este es un dato no menor; adem谩s de la purpurina que circula, lo disruptivo no est谩 solo en los looks de los asistentes, sino que arriba de los escenarios se habla de transfobia, de la cultura de los guetos y del genocidio en curso en Palestina. 

Fotos: Luke Dyson y @garryjhonesphotografy

En el escenario principal, la banda de culto Dry Cleaning est谩 vendiendo su merch post-punk, solo unos minutos despu茅s de la excepcional actuaci贸n de Crumb con su indie elegante que dej贸 a la audiencia enardecida, como primera muestra de lo variado de la grilla.

Le sigue Slow Dive, quienes recientemente visitaron nuestro pa铆s, y aunque siempre suele sucederse esa maldita superposici贸n de escenarios en los festivales, nadie quiso perderse el show de los hipn贸ticos Young Fathers; la banda escocesa es incre铆blemente poderosa. Una bocanada de autenticidad, originalidad y alegr铆a desenfrenada aportaron a la puesta del sol una presentaci贸n memorable. 

Llegando al final el (olvidado?) rock psicod茅lico tuvo su momento de gloria, mientras miles de fan谩ticos disfrutaron de un s谩bado inesperadamente soleado con la actuaci贸n de King Gizzard & The Lizard Wizard, que encabez贸 la lista como headliner y encargado del cierre del evento: y no solo cumplieron con las expectativas, sino que las superaron de forma contundente. 

El wide awake como valor agregado,  plantea una cuesti贸n imprescindible; los cambios en la m煤sica son tambi茅n una representaci贸n de los cambios sociales o un espejo de sucesos hist贸ricos puntuales, y tambi茅n de sus marchas y contramarchas a lo largo de la historia. En la Inglaterra del post Brexit, las cosas est谩n algo agitadas, y eso se percibe. Existen much铆simas disputas culturales que no son medibles en t茅rminos cuantitativos y que siguen perdurando o que est谩n presentes en dimensiones simb贸licas. No resulta raro que el precio de las entradas de este festival sea diametralmente m谩s econ贸mico y accesible que todos los otros que hay por el pa铆s, y adem谩s en el mismo, realmente existe la presencia de minor铆as, de migrantes, de outsiders. Los actores sociales que entran en juego en este parque, son definitivamente diversos y alternativos. 

Fotos Luke Dyson

En el libro 鈥淪ubcultura鈥, Dick Hebdige, pone en tensi贸n algunos de estos elementos; Brixton supo ser hist贸ricamente el barrio de los marginados, 鈥渄elincuentes鈥 y de aquellos migrantes de colonias brit谩nicas expulsados de sus lugares de origen, y fue por este motivo, el lugar donde la cofrad铆a entre el reggae y el punk tuvo su gesta inicial. En este an谩lisis, de la m煤sica reggae como un plaf贸n para vehiculizar un mensaje religioso, mantener una identidad vigente, mostrar contradicciones y polarizaci贸n sociales en tornos a la negritud, la raza, la etnia, se jugaba tambi茅n la identificaci贸n ya sea directa o indirecta, o negativa o positiva, como un dispositivo clave para entender las relaciones entre las formas juveniles de sociabilidad de ese entonces. Aquello que en nuestro pa铆s muchas veces llamaron de forma bastante pol茅mica y problem谩tica: 鈥渓as tribus urbanas鈥. En estas tierras, 鈥渓o punk鈥 ha sabido ser una traducci贸n blanca de la identidad 茅tnica negra y de estas relaciones y v铆nculos fluidos; la uni贸n devino por ser igual de perseguidos y estigmatizados por el sentido com煤n de aquella sociedad conservadora en la Inglaterra de los a帽os 70. 

De alguna forma, el festival nos pone por delante, y con la m煤sica como veh铆culo principal, una historia llena de complejidades a煤n vigentes en el Reino Unido; las relaciones raciales, as铆 como aspectos que tienen que ver con la apropiaci贸n cultural, o con la inspiraci贸n de otras culturas (hipster, beat ), etc. desde diferentes lugares. Es decir con una naturaleza cualitativa distinta, por ejemplo desde los beatnik y una visi贸n romanizada de la negritud, hasta lo mismo que sucedi贸 con el blues y el rock, donde en esa transformaci贸n o supuesta 鈥済eneraci贸n espont谩nea鈥, se borraban much铆simas y profundas contradicciones de clase, que no podemos dejar de percibir. 

Aquella idea de condici贸n de exilio voluntariamente asumido del punk en sus inicios, se siente presente en este contexto, y no puede escaparse un peque帽o an谩lisis de la est茅tica y la pol铆tica en este suceso; la locaci贸n elegida, las im谩genes planteadas, el arte que circula en el mismo y la curatela elegida, est谩 bien lejos del Palacio de Buckingham y de todas las representaciones de la corona brit谩nica, y esto no es casualidad. Una brillante y fant谩stica apuesta para todxs aquellos que siempre nos sentimos m谩s c贸modos en los bordes. 

Compart铆

Comentarios

Lucia Parrilla

@_heykoolthing | Productora art铆stica y ejecutiva en Industrias creativas | Programaci贸n de shows musicales | Prensa y comunicaci贸n | Soci贸loga (UBA) | Especialista en industrias culturales y convergencia digital (UNTREF).