«En el INTI no sobra nadie»: Milei contra la industria nacional

✂️ Luego de los anuncios de despidos masivos y cierre de sedes regionales, desde la Junta Interna de ATE INTI se pusieron en estado de alerta y movilización. "Es un plan de exterminio que tiene como blanco principal a la industria nacional", aseguraron.

A finales de mayo, las autoridades del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) anunciaron despidos masivos: alrededor de un 30 por ciento de reducción del personal. También se anunció el cierre inminente de las 25 sedes regionales y unidades de extensión con que cuenta la institución. Esto significaría el principio del fin para un organismo autárquico fundado en el año 1957, cuya misión es acompañar e impulsar el crecimiento de las pymes argentinas y promover el desarrollo industrial federal mediante la innovación y la transferencia de tecnología.

En ese marco, la sede principal -ubicada en el partido bonaerense de San Martín- apareció este lunes rodeada de policías y militarizada. «Ante los trascendidos y anuncios de venir a aplicar la política de cierre de unidades de extensión y un recorte importante del personal -ellos hablan de un 30%-, nos pusimos en estado de alerta y movilización. Más de mil compañeros y compañeras que realizan sus tareas todos los días en el Parque Tecnológico Miguelete (PTM) se movilizaron para llevar sus reclamos a los funcionarios del gobierno de turno. De esta forma, el actual gerente de Recursos Humanos del INTI se vio obligado recientemente a salir por la ventana», contó a El Grito del Sur Francisco Dollmann, secretario general de ATE INTI.

El panorama para las y los trabajadores es muy adverso. Todo lo que sea industria nacional es mala palabra para el presidente Javier Milei. Éste designó como presidente del INTI a un ex ejecutivo de Toyota, el ingeniero Daniel Afione, quien anunció rápidamente el despido de 900 laburantes especializados.

Cabe destacar que el INTI es un organismo clave para el mercado automotor argentino, ya que valida los ensayos de seguridad que permiten comercializar los distintos modelos de vehículos, piezas y motores en el país. Tiempo atrás, el INTI fue cuestionado por el «filtro burocrático» que demoró el lanzamiento de nuevos modelos en la Argentina, con trámites administrativos que llegaron a extenderse hasta 24 meses. Por otro lado, la cercanía del INTI a pymes y emprendimientos es crucial para resolver problemas y apoyar proyectos de expansión y exportación.

«Como gremio mayoritario de la institución, estamos pidiendo una mesa de diálogo responsable para en definitiva tratar de entender por qué se aplican estas políticas tan dañinas, siendo el INTI un organismo muy importante para la industria nacional y las economías regionales de cada provincia. Queremos que el Gobierno reflexione y por ello los trabajadores nucleados en ATE nos organizamos en asambleas. Estamos dispuestos a dar todas las luchas necesarias para defender la industria nacional y la importancia del INTI, que tiene que ver con la soberanía de nuestro país», agregó Dollmann.

El panorama para las y los trabajadores del INTI es muy adverso. Todo lo que sea industria nacional es mala palabra para el presidente Javier Milei.

No es la primera vez que el INTI atraviesa una situación de estas características. Allá por el año 2018, el gobierno de Mauricio Macri llegó a despedir a unas 260 personas y generó una fuerte respuesta del sindicato, provocando incluso el corte de la autopista General Paz durante varios días. Algunos de estos trabajadores fueron reincorporados con la gestión de Alberto Fernández, aunque muchos prefirieron quedarse en sus nuevos trabajos. En los últimos 20 años, el INTI sumó representación en las provincias y llegó a los 3000 empleados en todo el país.

«Estas medidas del gobierno nacional buscan amedrentar a las y los trabajadores que se opusieron a la privatización del instituto, a los despidos masivos y al cierre de sedes. Buscan avanzar sobre derechos adquiridos y sobre un plan de exterminio que tiene como blanco principal a la industria nacional y todo el conjunto de actores que trabajan para su desarrollo», concluyeron desde la Junta Interna de ATE INTI.

Si bien el Instituto Nacional de Tecnología Industrial fue incluido en el artículo 6 (inciso C) del proyecto de Ley Bases como uno de los organismos a rematarse total o parcialmente, distintos sectores están pidiendo por estos días que se elimine al INTI del listado de organismos descentralizados que puede ser disuelto. Por esta razón, éste podría ser uno de los cambios aceptados por el Gobierno para intentar aprobar esta iniciativa en el Senado.

¿Qué más hace el INTI?

-Realiza peritajes técnicos y legales, como en el caso Cromañón.

-Controla y certifica productos importados y nacionales, garantizando por ejemplo que los tanques de agua no tengan asbesto y que los surtidores de nafta registren lo que efectivamente se utiliza.

-Brinda a las industrias las herramientas para que puedan cumplir con reglamentos técnicos y legales, como diseñar plantas de tratamiento para adecuar sus efluentes líquidos a la normativa local.

-Hace valer la soberanía sobre nuestros recursos naturales, como el litio, el agua y los hidrocarburos.

En resumen, es una institución fundamental para el desarrollo industrial y tecnológico de Argentina.

Compartí

Comentarios

Sebastián Furlong

Licenciado y profesor en Ciencias de la Comunicación (UBA). Retrato periodísticamente el conurbano y la ciudad de la furia. Agenda popular y política para analizar la realidad y aportar al quehacer colectivo.