Desde las Marchas del Silencio en Catamarca al narco poder y la trata de personas en Constitución. Repasar la historia de vida de Martha Pelloni es recorrer estos temas y las luchas reunidas bajo una misma consigna: los Derechos Humanos contra la complicidad del Estado.

 

 

 

 

¿Porque participar de la constitución de un foro bajo las consignas contra la trata de personas y el narcotráfico? ¿Porque organizarnos en el barrio de Constitución junto a otras agrupaciones civiles bajo una misma lucha? ¿Porque acompañar a una hermana, monja cortesana, en los reclamos por los derechos humanos? ¿Cómo hacer desde la plaza de Constitución frente a los postergados reclamos del sur de la ciudad?

 

Cuando decidimos formar parte como medio barrial en la constitución de este foro fuimos testigos de una organización diversa y multidisciplinaria, y de la exposición de intensas historias de lucha. Desde la toma de un terreno para la realización de huertas comunitarias y las pésimas condiciones habitacionales de Constitución, a la declaración de mujeres liberadas de la esclavitud sexual. Durante esta experiencia conocimos a la Hermana Martha Pelloni.

 

Pocos conocerán que fue ella quien empezó con las llamadas “Marchas del Silencio”, y quien las popularizó, siendo aún rectora de una escuela en la ciudad de Catamarca. Iniciadas en los años 90 durante el gobierno menemista, las multitudinarias manifestaciones exigían el esclarecimiento del crimen de la joven María Soledad, víctima de una red de prostitución con la directa complicidad del entonces gobernador Saadi. A la corrupción del Poder Judicial se sumó la presión sobre la Iglesia, y la Hermana Martha fue entonces trasladada a otra jurisdicción. El crimen no debía esclarecerse.

 

Corría el año 1992, y Martha se trasladó obligada a Corrientes, donde la mafiosa y déspota familia de Romero Felis gobernaba la provincia. Allí, en la ciudad de Goya, comenzó a realizar los Foros junto al Monseñor Devoto, encontrando una herramienta efectiva desde donde impulsar la búsqueda de verdad y justicia.

 

Luego de años de lucha conformó la red Infancia Robada, con el principal objetivo de rescatar mujeres víctimas de la trata y darles las condiciones para una vida digna. Y este año, creo el Foro de Constitución, con la pretensión de llegar aún más lejos.

 

Algunos de los antecedentes de la lucha en los foros sociales se encuentran en las reuniones clandestinas de la Red Antimafia y la intervención de – en aquel entonces – Monseñor Jorge Mario Bergoglio, en la plaza de Constitución.

 

Los foros sociales nacen con la idea de “socializar la información, ya que solo así podemos caminar hacia delante”, afirma Martha Pelloni. Y explica: “el problema es que son los políticos y algunos de sus funcionarios los socios de estas redes, de la trata y la droga”.