Baja de edad de imputabilidad

«Queremos un Estado social, no un Estado penal»

Organizaciones sociales, de Derechos Humanos, especialistas e integrantes de la red Argentina No Baja convocaron a una movilización el próximo martes 19 de febrero para frenar la iniciativa gubernamental de bajar de 16 a 15 años la edad de punibilidad de los menores.

El Gobierno convocó a un acto oficial en el Ministerio de Justicia el próximo martes 19 de febrero para relanzar la iniciativa de bajar la edad de imputabilidad. Frente a esta medida, que «desconoce las recomendaciones de organismos y especialistas», organizaciones sociales, de Derechos Humanos, especialistas y militantes que integran la red Argentina No Baja convocaron a una movilización para ese mismo día a las 13 horas frente a la cartera que dirige Germán Garavano, con el propósito de «impulsar acciones en todos los territorios para impedir este nuevo avance».

Las y los miembros de Argentina No Baja plantearon en un comunicado los motivos por los que se oponen a la baja de edad de punibilidad: «Porque viola derechos reconocidos en la Convención sobre los Derechos del Niño, porque no resuelve ningún problema de “inseguridad” y porque es regresivo e inconstitucional. Hace falta una nueva ley penal para adolescentes, que sea respetuosa de los Derechos Humanos. Y se necesitan activas políticas y programas sociales y educativos para acompañar e incluir a niñxs y adolescentes en dificultades. Queremos un Estado social, no un Estado penal».

Las y los convocantes afirmaron que proponer este debate en un escenario electoral se trata de «demagogia punitivista», dado que «la incidencia de chicos y chicas en el delito es pequeña y la de menores de 15 años, ínfima». El Gobierno busca tratar en el Congreso el proyecto de ley redactado por la comisión especial que presidió el radical Ricardo Gil Lavedra, que crea una «Justicia especializada» que baja de 16 a 15 años la edad de imputabilidad de los menores y establece penas de prisión para la tentativa y la comisión de los delitos de homicidio, violación, robo con armas de fuego y secuestro y extorsión.

«El proyecto propuesto es peor que la ley de la dictadura, la 22.278, porque puede aplicar penas de hasta 15 años de prisión a chicxs de 15 y de hasta 50 a pibxs de 16 o 17 y porque vuelve a dar a los ´jueces de menores´ facultades ´tutelares´ -con otra denominación- que les había quitado la Ley 26.061 de Protección de Derechos», aseguraron desde la red Argentina No Baja.

José Machaín, integrante de Argentina No Baja y militante del Movimiento Evita, comentó a El Grito del Sur que «la actividad que estamos convocando distintas organizaciones sociales trabajamos temas de infancia y estamos insertos como trabajadores en áreas de niñez. Este anteproyecto es peor que el régimen vigente aprobado por el dictador Videla. El martes vamos a estar en la puerta del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos realizando una radio abierta para manifestar este rechazo y pidiendo al Gobierno que el Congreso no debe tratar este proyecto, por lo menos así como está. Sería un gran retroceso en la vigencia de los derechos de la infancia y la adolescencia».