Pandemia y especulaci贸n: el ocaso del Microcentro

馃寚Con la llegada de la pandemia y la cuarentena, las calles del Microcentro se vaciaron y nunca volvieron a ser lo que eran. Opina el colectivo "Vecinos de Microcentro".

El centro de la ciudad de Buenos Aires es un 谩rea demasiado importante como para ser usada solo en horario h谩bil, como lo fue desde la creaci贸n de la Ley del Microcentro (Eco Centro). Es necesario sumarle a la zona nuevos usos. El gran error que cometi贸 el GCBA fue restringir el acceso del tr谩nsito antes de modificar los usos. Esto solamente gener贸 que la mayor铆a de las empresas de la zona fueran migrando hacia otros barrios sin sumar ninguna otra actividad all铆. Es fundamental, si lo que se quiere es cambiar el uso de un barrio, primero fomentar lo nuevo y, una vez que eso se logra, reci茅n despu茅s restringir lo viejo.

Otro de los errores que se cometi贸 para restringir el acceso es que se hizo en base a un estudio de la zona de Catalinas solamente, cuando la zona es mucho m谩s amplia y heterog茅nea. Adem谩s, si a cualquier barrio se le dificulta el acceso, es muy dif铆cil que 茅ste se desarrolle y crezca, lo m谩s l贸gico es que ocurra lo contrario. Cuando entr贸 en vigencia la ley de ingreso restringido al Microcentro y Tribunales, la facturaci贸n promedio de los estacionamientos disminuy贸 un 65%.

Una vez en marcha el sistema de los permisos de ingreso, hubo muchos inconvenientes para gestionar los permisos. Esta poca agilidad y claridad para generar los permisos de ingreso, produjo el cierre de muchos estacionamientos con los consiguientes despidos y el 茅xodo de muchas empresas por los problemas de log铆stica y abastecimiento que la restricci贸n ocasionaba.

Elimin贸 adem谩s al visitante espor谩dico (el que viene solo unos d铆as al mes) y que no puede acceder en bicicleta o en transporte p煤blico. El visitante espor谩dico es fundamental para el desarrollo de los comercios y hay que incentivarlo, no restringirlo. Actualmente, debido al Covid-19, la ley que restringe el ingreso a la zona est谩 suspendida; sin embargo, sigue habiendo carteles que dicen lo contrario.

Si uno habla con diferentes comerciantes de la zona, cuentan lo dif铆cil que es la log铆stica en la zona. Muchos comercios peque帽os que antes eran abastecidos normalmente se quedaron sin el acceso de sus proveedores.

A ra铆z de los inconvenientes log铆sticos, se sac贸 la llamada Ley de Carga y Descarga (Ley N掳 6355 de 2020) para que las compa帽铆as de log铆stica puedan usar los estacionamientos (actualmente vac铆os) como plataformas de carga y descarga. Si bien la ley fue votada por amplia mayor铆a y sin votos en contra, nunca se reglament贸 por trabas que impuso la Agencia Gubernamental de Control y va a convertirse en otra ley testimonial.

Por otra parte, si el proyecto del GCBA es transformar la antigua zona comercial en una zona de uso mixto y, con el nuevo C贸digo de Edificaci贸n que permite los microdepartamentos, la zona no cuenta con espacio de guarda suficiente.

Durante la audiencia p煤blica del C贸digo Urban铆stico, varios oradores plantearon una propuesta que consiste en transformar parte de los estacionamientos en bauleras y en locales de distribuci贸n para comercio electr贸nico.

En s铆ntesis:

El barrio empez贸 a decaer en actividad cuando se restringi贸 el acceso a veh铆culos particulares. Esto gener贸 un 茅xodo de empresas a cambio de nada, dado que no se intercambi贸 una actividad por otra. La pandemia le dio el tiro de gracia a un barrio que ya ven铆a en decadencia. Hoy el d铆a la zona est谩 desierta, porque en ella no se trabaja ni se vive.

Es pr谩cticamente imposible para los propietarios alquilar una propiedad o venderla, incluso a precios de remate. De continuar con la inactividad, empezar谩n a tomar propiedades, que su gran mayor铆a est谩n desocupadas. Ning煤n comerciante en la zona est谩 en condiciones de emplear m谩s gente o pagar impuestos.

Conclusi贸n:

Es urgente incentivar nuevamente el acceso y la radicaci贸n en la zona. Los incentivos deber铆an ser desde cr茅ditos blandos, hasta descuentos de impuestos mediante una fuerte campa帽a de comunicaci贸n. Hay que cuidar mucho a la gente que todav铆a no se fue.

Para futuras pol铆ticas es un error considerar a la zona como una sola, ya que es muy heterog茅nea: no es lo mismo Catalinas que el casco hist贸rico, o Tribunales. Si bien est谩 claro que se debe generar una mixtura de usos, es m谩s r谩pido volver a transformar la zona en el centro comercial que siempre fue, para luego transformarla en la medida que se pueda en viviendas, polo estudiantil, centro log铆stico o cualquier otra actividad.

El tiempo apremia y ya son muy pocos los que todav铆a resisten en la zona. Es el momento de pensar en un nuevo micro y macrocentro, en conjunto con la sociedad y con aquellos que lo habitan y conocen para que, cuando la pandemia pase, estemos activos y listos para darle al barrio el esplendor que nunca debi贸 perder.

Compart铆

Comentarios

El Grito del Sur

El Grito del Sur es un medio popular de la Ciudad de Buenos Aires.
Fundado el 23 de septiembre de 2012 en el natalicio de Mariano Moreno.