Finalizaron al grito de "Perón Perón, qué grande sos"

Senegaleses peronistas contra la persecución policial

Un grupo de trabajadores senegaleses se movilizó en La Plata para exigir el freno a la persecución policial y el racismo de las autoridades platenses. El reclamo finalizó con los migrantes entonando la marcha peronista.

Un grupo de trabajadores senegaleses se movilizó esta mañana en La Plata para exigir el fin de la persecución policial, denunciar el decomiso arbitrario de sus mercancías y las prácticas discriminatorias de las fuerzas locales. Los trabajadores exigieron que se les permita trabajar libremente y señalaron la existencia del operativo «Julio Negro», una serie de incautamientos masivos con el objetivo de perseguir a manteros y trabajadores ambulantes de origen africano. La protesta concluyó con el canto de «Perón, Perón que grande sos», entonado al unísono por una veintena de migrantes allí presentes.

Mustafá es un trabajador senegalés de La Plata que se acercó hasta la calle 7 y 50 para tomar parte activa en la protesta de migrantes. «Todos nos conocen a nosotros. Lo único que queremos es trabajar tranquilos, no tenemos ningún otro problema», explicó. Consultado sobre su relación con la municipalidad gobernada por Cambiemos, Mustafá señaló que «siempre nos joden y nos sacan las cosas de una manera fea, lo ponen en la camioneta y levantan todo». El joven destacó que, además de los decomisos, la policía los lleva detenidos, un tema que complica la situación migratoria de los trabajadores. «Ayer fueron detenidos dos, pero ya recuperaron su libertad. Nos complica mucho», explicó Mustafá en referencia a la frágil situación migratoria que deben vivir en épocas de decretos xenófobos.

 

Martín de Vargas es abogado de los trabajadores y oficia de encargado de la asesoría judicial de los migrantes. En diálogo con El Grito del Sur, explicó que la comunidad senegalesa de La Plata cuenta con una organización étnica en la que se agrupan en torno a vínculos religiosos y de origen. «Tienen una persona que oficia de traductor y se dedican a la venta ambulante», sostuvo el letrado. «Estamos exigiendo que termine la persecución por color de piel porque están siendo víctimas de un ataque tremendo. Cuando ven un hombre de color con un bolso, los detienen, les quitan el bolso y les secuestran la mercadería. Acá están en pugna derechos constitucionales porque estas personas no están cometiendo ningún delito por más que circulen con bolsos, lleven mercadería o lo que sea. Son detenidos y estigmatizados por su color, se los acusa de resistencia a la autoridad y se les secuestra sus elementos».

El abogado denunció que no han recibido ninguna respuesta oficial por parte de las autoridades platenses y que los encargados del operativo «Julio Negro» han declarado que el mismo se extenderá hasta la fecha de las elecciones. «Es una cuestión coyuntural para satisfacer a un pequeño sector social que se siente perjudicado por la crisis», concluyó de Vargas.