Menos votos y un búnker con caras largas

El FIT en sus días más difíciles

Con casi 300 mil votos menos que hace cuatro años, la izquierda cerró su año electoral con más incertidumbres que certezas. “La polarización se profundizó aún más y perjudicó a todas las terceras fuerzas, incluida al FIT”, señaló Nicolás del Caño, candidato presidencial.

Búnker del FIT-Unidad. Domingo a las nueve de la noche. Decenas de militantes y dirigentes trotskistas se reúnen alrededor de las tres pantallas televisivas -una en C5N, otra en TN y la restante en A24- para escuchar los resultados finales de la elección. La primera reacción es de sorpresa al conocer los números de Juntos por el Cambio, pero rápidamente todo se transforma en un grito de desazón cuando se enteran de su propia actuación: apenas por encima del 2 por ciento a nivel nacional.

Lo que vendría durante el resto de la jornada nocturna serían caras largas y pocas fotos con sonrisas forzadas, que a primera vista delataron que el objetivo de mínima -fortalecer la presencia del FIT-U en el Congreso- no había sido cumplido. A pesar de la intensa campaña con una estética verde y de que muchos simpatizantes kirchneristas cortaron boleta atraídos por su figura, Myriam Bregman no consiguió los votos necesarios para convertirse en diputada nacional. En tanto, por la provincia de Buenos Aires tampoco se lograron nuevas bancas, algo que a priori sonaba más realista porque el piso es del 3%.

No había clima siquiera para una conferencia de prensa -tal cual había ocurrido en agosto-, la cual se terminó suspendiendo. Se decidió que los únicos discursos iban a ser de cara a la militancia, que llegó a copar casi una cuadra en las afueras del hotel Castelar. Eso ocurrió antes de las 11 de la noche. La dirigencia del FIT salió al grito de “unidad de los trabajadores, y al que no le gusta… se jode, se jode”.

El primero en hablar fue el candidato presidencial Nicolás del Caño, quien explicó de esta forma el motivo de los resultados: “La polarización que habíamos visto en las PASO se profundizó aún más, con una recuperación del macrismo a partir de su campaña del ¨Sí, se puede¨ a lo largo y ancho del país, que perjudicó a todas las terceras fuerzas, incluida al Frente de Izquierda en la categoría presidencial. Al mismo tiempo, los resultados demuestran que hemos hecho una elección muy importante -similar a otras elecciones destacadas del FIT- en la categoría Diputados Nacionales con más de 800 mil votos. En la Ciudad de Buenos Aires ingresa en la bancada rotativa del Frente de Izquierda nuestra compañera Alejandrina Barry”.

Romina del Plá, compañera de fórmula de Nicolás del Caño, cuestionó en duros términos el accionar del Frente de Todos post-PASO: “Mientras que el macrismo salió a las calles para defender un programa derechista y de ataque a los trabajadores, el Frente de Todos salió a darle más garantía a los acreedores, más garantías al FMI, empezó a hablar de la reestructuración a la uruguaya y a dar señales de cuál va a ser el plan que va a llevar adelante. El dato de esta elección es cómo se le acercó el macrismo al Frente de Todos y la pérdida relativa de votos del propio peronismo”.

También habló Juan Carlos “Gringo” Giordano y destacó “la unidad mayor de la izquierda que supimos conseguir, más allá de que en una elección saquemos un poco más o un poco menos de votos”. “Más allá de los resultados, este gobierno fue masivamente repudiado por los trabajadores y los sectores populares. En eso la izquierda y el sindicalismo combativo tuvimos mucho que ver. Cuando se dio la rebelión contra el robo jubilatorio en el 2017 y la CGT carnereaba, ahí estuvimos para generar un antes y un después”, planteó.

Los números del FIT

A nivel país Del Caño obtuvo el 2,16% de los votos, casi 300 mil votos menos que cuatro años atrás. Esta cifra se ubicó por debajo de la provincia de Buenos Aires, donde el candidato a gobernador Christian “Chipi” Castillo alcanzó el 2,81%, y de lo ocurrido en la ciudad de Buenos Aires, territorio en el cual Gabriel Solano logró un 3,65%.

La gran campaña a favor de Myriam Bregman dio sus frutos, pero no alcanzó para lograr su ingreso como diputada nacional. Con el 6,12% en la Ciudad de Buenos Aires –un total de 120 mil votos-, la abogada quedó a un paso de lograr el objetivo.

En el próximo Congreso Nacional que se renueva a partir del 10 de diciembre, el FIT tendrá una presencia reducida con apenas dos bancas. Un año electoral que finaliza para la izquierda trotskista con más incertidumbres que certezas.