Se presentó en la Legislatura porteña un proyecto de Ley de Alquileres Colectivos que busca dar lugar a la intervención estatal para resolver las inequidades en el acceso al mercado formal de alquileres.

Con el acompañamiento de organizaciones sociales y políticas como la Coordinadora de Inquilinos de Buenos Aires, La Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el Centro de Estudios Regionales y Urbanos y el CeSac 10, el miércoles 24 de mayo se presentó en el salón Jauretche de la Legislatura porteña el proyecto de ley de Alquileres Colectivos. En su elaboración participaron integrantes de cooperativas de vivienda, vecinos y vecinas en situación de desalojo, organizaciones sociales y asociaciones civiles.
Hoy en día más de un 25% de la población de la CABA vive en situación de emergencia habitacional, sin poder siquiera acceder al mercado formal de alquileres, viviendo en asentamientos, hoteles y pensiones precarios. Es por ello que son cada vez más las familias que con el horizonte de vivir dignamente se organizan en cooperativas de vivienda para acceder a los programas de crédito del IVC. “El proyecto de ley de Alquileres Colectivos tiene como objetivo, a través de subsidios y amparos estatales, que las cooperativas puedan acceder a una vivienda en el mercado formal de alquileres. Para que en el camino a la vivienda digna, propia y definitiva, las familias dejen de sufrir las condiciones de precariedad, hacinamiento y abuso de los hoteles y pensiones”, afirmaron desde el centro cultural La Barriada del Sur, que trabaja la temática en el barrio de Constitución.
“En 2009 me involucré en esta experiencia. Tras un camino de desalojos nos organizamos con otras familias, nos anotamos en el INAES , hicimos los papeles y armamos los libros. Tras mucha organización, en agosto de 2015 nos mudamos al tercer piso del edificio ubicado en San Juan 1266, en el barrio porteño de Constitución. En el camino a la vivienda definitiva nos juntamos y proyectamos un alquiler colectivo donde estamos viviendo 6 familias”, contó Mirta Gonzalez, presidenta de la cooperativa Camino de los Perseverantes, quien fue una de las personas que más empujó para que el proyecto llegue a canales institucionales.

El proyecto de ley se presentó a través del legislador del FPV Pablo Ferreyra, quien recibió a las organizaciones sociales en su despacho y apoyó el reclamo. Luego afirmó: “El Alquiler Colectivo no puede restringirse a ser una experiencia aislada de lucha: debe ser replicada e incentivada en toda la Ciudad. Por eso presentamos el proyecto de ley de Alquileres Colectivos, para que el Estado ampare a las Cooperativas que, en el arduo camino a la vivienda definitiva, quieren vivir día a día dignamente”.