Vuelven las "Ollas Populares"para exigir la Emergencia Alimentaria

“El hambre no espera”

Foto: Camilo Gruemberg

CTEP, Barrios de Pie y la CCC lanzan un plan de lucha ante el crecimiento de la pobreza en el país. Reclaman una ley que garantice, con 10 mil millones de pesos para los próximos dos años, las necesidades básicas alimentarias de los trabajadores informales y desocupados cuyas familias pueblan los comedores populares.

El bloque de organizaciones sociales que nuclea a la CTEP, Barrios de Pie y la CCC anunció un nuevo plan de lucha que comienza hoy y se extenderá hasta el 7 de agosto, cuando se reedite la marcha por San Cayetano desde Liniers a Plaza de Mayo del año pasado y que fue el bautismo de fuego en la calle de las tres organizaciones. Los reclamos son varios, pero el principal es la sanción en el Congreso de una ley que declare la “Emergencia alimentaria” y que prevea la creación de un fondo nacional para los comedores populares.

La decisión de salir a la calle surgió en las últimas horas, cuando trascendió que el Gobierno, que en un principio había apoyado la iniciativa, se opondría. “Si el gobierno nacional no se sienta a discutir y dar respuesta a los problemas sociales, estos problemas se canalizarán por otros medios. Es que la situación ya está llegando a un cuello de botella y la actual gestión hace oídos sordos a los que menos tienen”, sostuvo el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

La “Emergencia Alimentaria” apunta a duplicar las partidas presupuestarias destinadas a comedores y merenderos de todo el país, lo que cubriría, según las organizaciones, el acceso a una Canasta de la Economía Popular (CAEP) para los niños y jóvenes de hasta 14 años de edad en situación de vulnerabilidad de todo el país. Le costaría al Gobierno, obsesionado con bajar el déficit, unos 10.000 millones de pesos en dos años.

Las jornadas de lucha comenzaron este jueves con una gran olla popular en el Obelisco, con el fin de impulsar la presentación del proyecto de ley en el Congreso. Sigue mañana, con una conferencia en la sede de la CTEP de Capital a la que asistirá el triunviro de la CGT Juan Carlos Schmid, uno de los dirigentes que apoyó desde un inicio los reclamos del bloque de la economía informal. Y cerrará el 7 de agosto, con una marcha que prometen será “multitudinaria”, bajo la consigna de “Pan, Paz, Tierra, Techo y Trabajo”.

“Hay funcionarios que tienen hielo en el corazón. La actual etapa, plagada de penurias económicas para los que menos tienen, no puede desarrollarse con personas con tan poca sensibilidad  a la cabeza de las áreas sociales”, sentenció Menéndez.