Revelación clave en la tercera audiencia del juicio por La Tablada

El ambulanciero de La Tablada negó haber trasladado a los desaparecidos

El militar que conducía la ambulancia fue presentado como testigo de la defensa pero se dio vuelta y contó toda la verdad. Declaró que nunca trasladó a Iván Ruiz y José Díaz y que le hicieron firmar una declaración falsa, que lleva la firma de Alberto Nisman, por entonces Secretario del juzgado de Morón.

Treinta años tuvieron que pasar para que comenzara el juicio por las torturas y desapariciones cometidas por el Ejército durante la toma del Cuartel de la Tablada, y la tercera audiencia del juicio oral quedó para la historia. Uno de los testigos presentados por la defensa, el chofer de la ambulancia César Ariel Quiroga, echó por tierra la hipótesis de la defensa y aportó un detalle clave para conocer el verdadero descenlace de los masacre.

Durante años, las autoridades militares sostuvieron que aquel 23 de enero de 1989, los desaparecidos fueron subidos a una ambulancia y que quedaron en custodia del suboficial Esquivel, que luego apareció muerto. La coartada de uno de los militares partícipes, Jorge Varano, fue que Iván Ruiz y José Díaz asesinaron a Esquivel y escaparon del regimiento. Sin embargo, el ambulanciero César Ariel Quiroga declaró que el traslado nunca se realizó y que fue obligado a firmar una delcaración falsa con hechos que él no vio. Esa testimonial trucha lleva la firma del fallecido Alberto Nisman, quien se desempeñaba como Secretario del juzgado de Morón.

“Esto que conté es lo que yo viví, porque el resto de las cosas que dice la declaración yo nunca las viví. Me engancharon ahí porque yo  tuve movimientos dentro del cuartel. Ahí dice que yo me encontré con un tal Mayor Varando. No lo conocí. No transporté a ningún subversivo. Yo nunca tuve contacto con un subversivo”, testificó Quiroga, en declaraciones recogidas por el blog de periodistas que sigue el juicio.

Ruiz y Diaz, apuntados

“Dicen que la cara Arillaga era un poema”, ironizó en diálogo con El Grito del Sur Joaquín Gómez, sobreviviente de la masacre y uno de los testigos que pasarán por las audiencias. El General Alfredo Arrillaga es el único imputado que llega a juicio y fue quién dirigió las tropas durante la represión. Está acusado de haber asesinado y luego desaparecer el cadáver de José Díaz, a quien se pudo observar fotografiado el mismo día tras su rendición. Actualmente pesa sobre Arrillaga una condena de reclusión perpetua por crímenes de lesa humanidad.

Sobre el final de la jornada declaró el ex militar Jorge Almada quien aseguró que vio a Díaz y Ruiz detenidos y torturados. Almada contó que mientras esperaba para ingresar a declara al TOF se le acercaron dos mujeres vinculadas al imputado y le dijeron: “¿Sos de los zurdos? Usted es un arrepentido, ¿cuánto le pagaron estos hijos de puta?”.

Se estima que la sentencia definitiva estará en febrero, pero parece que algunos ya están nerviosos.