Vergonzoso fallo contra el Cerámicas

Un favorcito de verano para la ministra Acuña

Una jueza de turno rechazó la medida cautelar vigente que impedía el traslado de la Escuela de Cerámicas N°1, aprovechando la feria judicial de enero y revirtiendo la decisión del juez natural de la causa. Desde la comunidad educativa cuestionaron los argumentos del fallo y avisaron que "el Cerámicas no se va".

La jueza de feria Andrea Danas hizo los deberes: en un polémico fallo firmado el viernes pasado, decidió rechazar la medida cautelar vigente desde fines de diciembre que le prohibía al Gobierno porteño el traslado de la Escuela de Cerámicas N°1. Danas aprovechó las vacaciones del juez natural de la causa, Francisco Ferrer -a quien reemplaza durante la feria judicial de enero- para hacerle un favor a la ministra de Educación, Soledad Acuña, quien tiene ahora vía libre para avanzar con la medida.

El 28 de diciembre, Ferrer había dado curso a la cautelar solicitada por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), que planteaba que el traslado no contaba con el consenso de la comunidad educativa de la escuela y que afectaba el curso normal de la cursada, dado que el 80 por ciento de los estudiantes viven en Almagro, muy lejos de la sede de Mataderos donde Acuña pretende mudarlos.

Foto: Catalina Distefano

“Seguimos sosteniendo que el Cerámicas no se va. Ya dejamos en claro que no queremos traslado, queremos ampliación del edificio histórico donde desde hace 75 años han cursado estudiantes, generación tras generación”, dijo a El Grito del Sur Vanina Espinoza, docente de la escuela.

La comunidad educativa del Cerámicas sigue firme en su posición: se opone al traslado por los 7 kilómetros de distancia que separan la sede actual de la de Mataderos, sumada a la incompatibilidad horaria que deberán afrontar los docentes y la inadecuación del nuevo edificio a las especificidades que requiere la cursada. Además, denunciaron que el traslado fue comunicado un mes después de que los alumnos se hubieran inscripto para el ciclo lectivo 2019, en septiembre pasado.

Foto: Catalina Distefano

En varios pasajes, el fallo de la jueza subrogante parece un copy-paste de los argumentos del Gobierno porteño, que insiste en que el traslado es la única solución posible ante el reclamo de docentes y alumnos de mayor espacio. “El GCBA llevó a cabo una minuciosa evaluación de las posibilidades existentes a los fines de resolver el problema planteado y, dentro de ellas, eligió una: el traslado del Bachillerato a una nueva locación. Esta decisión, no se advierte prima facie y en este estado larval del proceso, como irrazonable sino como una posible”, dice la jueza.

Los principales argumentos del rechazo a la medida le fueron comunicados a la Ministra en una reunión en la que participaron docentes, autoridades y los padres y las madres de muchos alumnos. Por eso, otro de los puntos polémicos del fallo de la jueza de feria radica en que la medida tuvo “consenso”, cuando no lo tuvo nunca.

“El rechazo es unánime, el fallo miente”, le dijo a este medio Luna, vicepresidenta del centro del estudiantes. “También miente cuando dice que los estudiantes somos de toda la Capital, cuando la mayoría somos de Almagro. La medida, además, fue inconsulta”, agregó. La asamblea de la escuela resolvió continuar con la guardia en el establecimiento y proseguir con la campaña de difusión del conflicto.

Foto: Catalina Distefano

“Llama la atención que la asesora tutelar de feria Ana Cueva Rey no hubiera acompañado la medida cautelar peticionada por UTE, cuando los estudiantes secundarios alegaron, además de la distancia, perjuicios concretos, y falta de participación en vulneración a su derecho a ser oídos”, sostuvo por su parte, en un comunicado, el Asesor Tutelar de Cámara Gustavo Moreno, quien había acompañado el amparo judicial.

“Vamos a seguir luchando. Empezamos otra vez de cero, pero el traslado no se produjo como dijeron algunos medios. Daremos la batalla legal como sea”, dijo la vicepresidenta del Cerámicas.