La privatización de la tierra pública en La Boca

“Hoy es Casa Amarilla y mañana la escuela de nuestros hijos”

Tras el revés judicial que autorizó la venta del parque público "Los Campitos" al club Boca Juniors, vecinos y vecinas del barrio se reunieron para acordar nuevas acciones en conjunto que permitan dar un vuelco a la causa.

Luego de cuatro fallos que reconocieron la inconstitucionalidad e ilegalidad de la venta de los terrenos de Casa Amarilla al club Boca Juniors, la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad revocó la sentencia y resolvió declarar legal el traspaso de los predios a la entidad deportiva presidida por el macrista Daniel Angelici. En ese marco, ayer por la tarde vecinos y vecinas nucleadas en la red La Boca Resiste y Propone (LBRP) y otra decena de organizaciones se reunieron para compartir información actualizada sobre la causa y acordar un plan de lucha conjunto.

Si bien esta última sentencia desfavorable fue dictada el pasado 27 de diciembre, penúltimo día antes del inicio de la feria judicial, la disputa por los terrenos de Casa Amarilla data desde hace casi una década. En 2010 se realizó por decreto el traspaso de los terrenos del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) a la Corporación Sur y en 2011 Angelici ganó sus primeras elecciones en Boca bajo la promesa de construir un estadio-shopping -“al estilo europeo”- en Casa Amarilla. Tras varios años de entonación de la consigna “De La Bombonera no nos vamos” y de una apertura de sobres de una licitación hecha a la medida de Boca Juniors, en enero de 2016, hinchas y vecinos del barrio de La Boca hicieron un pedido de impugnación y presentaron un amparo judicial para lograr la suspensión de la venta de los terrenos. La Justicia dio lugar al amparo en mayo de 2017, por lo que inmediatamente se suspendieron las obras y la transferencia de los predios. Sin embargo, la dirigencia boquense se tomó atribuciones en febrero de 2018 -plena feria judicial- al poner un cerco perimetral para apropiarse de los terrenos. Diez meses después, a pesar de que la jueza Paola Cabezas Cescato había declarado “inconstitucional” el traspaso de tierras e “ilegal” la venta, la Cámara falló a favor de la apelación presentada por Boca, Corporación Sur y el GCBA, y dio lugar a la venta a través del voto de mayoría que otorgaron el Dr. Esteban Centanaro y la Dra. Mariana Díaz.

La reunión contó con la participación de las diferentes organizaciones sociales y políticas que integran LBRP y tuvo la finalidad de dar a conocer las últimas novedades en materia legal a partir del fallo adverso, así como también preparar una nueva contraofensiva para defender el parque público “Los Campitos”, que posee 3 hectáreas de extensión. “Hay un montón de propiedades inmensas que se fueron poniendo en venta alrededor de la cancha. Queremos dejar en claro que la intención del macrismo en Boca es hacer un estadio-shopping. Probablemente no lo puedan hacer hoy por toda la presión que estamos ejerciendo, pero lo cierto es que si se sienten más holgados políticamente pueden cambiar la zonificación y desmontar algo que es totalmente desmontable”, afirmó Luciano Caldarelli, integrante de Boca Es Pueblo. Por su parte, Natalia Quinto, referente de La Boca Resiste y Propone, sostuvo que “esas tierras son públicas para el uso actual que queramos o para el uso futuro que la comunidad necesite. Si nosotros avalamos la ilegalidad del proceso de compra, hoy son los terrenos de Casa Amarilla y mañana el lugar donde van a la escuela nuestros hijos. En este barrio cada vez hay menos lugar para vivir y menos espacio público para disfrutar”, en clara referencia a la posibilidad de que la Corporación Buenos Aires Sur continúe privatizando inmuebles que forman parte del patrimonio público de los porteños y las porteñas.

Finalmente, les integrantes acordaron la inminente difusión de un comunicado para visibilizar el tema y la realización de acciones conjuntas en distintas partes del barrio y en el Palacio de Justicia. También evalúan -cuestión que se definirá en una próxima reunión- la posibilidad de entregar una carta al club Boca Juniors, a la Corporación Sur y al Gobierno de la Ciudad con la firma de una gran cantidad de vecinos y vecinas que respaldan la causa. Por último, continuarán con la estrategia jurídica bajo el propósito de llegar nuevamente al Tribunal Superior de Justicia. “La Justicia nos dio más veces la razón a nosotros que a ellos. Este fallo en contra es la apelación de la resolución de fondo de la jueza Cabezas Cescato”, concluyó Natalia Quinto en diálogo con El Grito del Sur.