Por una ley integral

«La única política en adicciones es de las organizaciones sociales»

Fotos: Camilo Rumberger

Con una radio abierta frente al Congreso, las organizaciones sociales volvieron a reclamar la sanción de la ley de Emergencia en Adicciones. Mientras el gobierno insiste con la "guerra al narcotráfico", desde abajo exigen soluciones para los sectores más afectados.

Pese a que el Gobierno decretó hace más de un año la emergencia nacional en adicciones, las organizaciones sociales y de base que trabajan a diario en los barrios en la contención de personas con consumo problemático siguen exigiendo una política pública integral, que además las contenga también a ellas. Con una radio abierta frente al Congreso, volvieron a reclamar ayer la sanción de una ley que, entre otras cosas, propone la creación de un programa de «Casas de atención y acompañamiento comunitario» para un abordaje integral de la problemática. «El problema no está en el consumo en sí mismo, sino que es el síntoma de un sistema de exclusión. Por eso nuestras casas comunitarias hacen un abordaje integral, que no señala con el dedo ni criminaliza al que pasa por esa situación, sino que lo abraza y trata de darle una salida. Por eso creemos que el Gobierno tiene que apoyar a las organizaciones», remarcó Rafael Villanueva, referente de la CTEP.

El proyecto, que fue presentado en junio durante la Marcha Federal, encabezada por CTEP, Barrios de Pie y la CCC, propone declarar la emergencia en adicciones hasta 2023 (el decreto del Gobierno la declara hasta diciembre de este año) y que el SEDRONAR, la autoridad del Estado en la materia, financie y coordine acciones conjuntas con los dispositivos y centros comunitarios de las organizaciones. La razón es que «la crisis económica y el ajuste generan cada vez menos opciones de vida para los más pibes y el consumo crece a la par del desempleo y el aumento de la pobreza», explicó Villanueva a El Grito del Sur.

«La única política pública seria de adicciones la tenemos las organizaciones sociales», señaló por su parte Sebastián Sánchez de la ONG Vientos de Libertad, organización nucleada en el MTE que atiende chicos en General Rodríguez  y Marcos Paz. «Nuestros centros están saturados, no sólo por el problema de la droga. La droga es uno más de los problemas que tienen los pibes. Primero está el hambre, la falta de oportunidades, la falta de trabajo. El consumo crece por el ajuste y nosotros somos los que contenemos», agregó.

«La gran respuesta hoy al problema la dan las organizaciones», destacó la diputada Silvina Frana, presidenta de la comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico. Frana participó de la radio abierta convocada por las organizaciones y ratificó su compromiso con el proyecto que, dijo, no tiene hoy el consenso del interbloque de Cambiemos.

«La ley es necesaria porque estamos en emergencia. Ya nadie puede desconocer que esto se transformó en un flagelo. Queremos declarar la emergencia porque implica que el Gobierno destine recursos para dar respuestas. Nada de esto se puede hacer sin recursos», aseguró la diputada.