Pibas jugando al FIFA

Ahora las pibas tomamos el control (de los joysticks)

Carolina Vázquez dejó su trabajo de creativa publicitaria para crear "Pibas que juegan al FIFA", un proyecto desde el cual busca visibilizar a las mujeres y niñas que usan el videojuego. Ahora se convirtió en youtuber y a través de sus videos intenta ganar más terreno en dos ámbitos históricamente machistas.

Históricamente, los juegos de la Play Station no fueron territorio femenino. Aún hoy estamos lejos de imaginarnos que en un árbol de Navidad el joystick pueda ser para una nena y la muñeca para un varón y, aunque Carolina Vázquez juega desde chica, sabe que eso no es la regla sino la excepción. Carolina -más conocida como Carolo- tiene 27 años y es creativa publicitaria. Durante mucho tiempo, cuando trabajaba diseñando productos para marcas, llegar a su casa y jugar al FIFA era su manera de despejarse. Sin embargo, buscando videos sobre el tema se dio cuenta que todos los contenidos eran creados por varones. Fue en ese momento que Carolina comenzó a madurar la decisión que tomaría tiempo después.

Carolina Vázquez

En diciembre del 2018, quien ahora es Caster FIFA 2020 y 2021 publicó en su cuenta de Twitter: “fav si renuncio y me dedico a hacer contenido”, y los favs llovieron. Hasta ahora, el posteo lleva 1,5 mil. La historia continuó de la mejor forma posible: Carolina dejó su trabajo y comenzó a realizar videos entrevistando jugadoras de fútbol mientras jugaba al FIFA con ellas. Luego le tocó aprender de edición y comenzar a incursionar en el mundo youtuber. El primer video subido no tardó en viralizarse y, con el éxito conseguido, ganó impulso para seguir trabajando en visibilizar a las chicas en el mundo del FIFA. De ahí surgió “Pibas jugando al FIFA», el proyecto desde el cual se dedica a incentivar que chicas y grandes comiencen o sigan incursionando en el juego. “La iniciativa hizo que muchas más chicas empiecen a jugar, eso seguro; pero también sirvió para que chicas que ya jugaban encuentren más personas con las cuales hacerlo”, cuenta la youtuber, que también conduce la columna sobre gamer en el programa “Altavoz” de la TV Pública.

Si el ambiente del fútbol es machista, el panorama entre los gamer no es diferente. Carolo lo sabe porque participa de los dos, pateando la pelota fuera y dentro de la pantalla. Sobre el ambiente gamer, explica: “Siempre fue un espacio muy machista y tóxico. Hasta hoy hay muchas mujeres que juegan con nicks masculinos para que no las acosen o las manden a lavar los platos. Las excluyen en los equipos, las ignoran en las partidas. A mi nunca me pasó que me dejaran a un lado, pero sí comentarios como ‘ah, mirá que bien, una chica que juega’ cuando en realidad no soy un bicho raro, no es tan sorpresivo. Ahora está mucho más naturalizado, obviamente”. En ese sentido cuenta que no son pocas las chicas que -ante la repercusión que tuvieron sus videos- se animaron a empezar a jugar, o incluso a interpelar a sus madres para que las acompañen en las partidas.

Uno de los obstáculos que enfrentan las mujeres al insertarse en estos espacios hostiles es el prejuicio de que no son tan buenas como los hombres. Sin embargo, mucho de eso tiene que ver con la manera en la que fueron criadas y el poco acceso que tuvieron a estos ámbitos: mientras un nene a los 4 años ya juega al fútbol y a la Play, las mujeres por lo general son apartadas. “Nos dicen que no ganamos tantos torneos pero claramente es distinto, porque no practicamos desde tan chicas. En el fútbol femenino pasa lo mismo, no estás en igualdad de condiciones que los varones, en el FIFA. Vos armás las condiciones -porque son una Play y acceso a internet- pero hay muchas chicas que lo conocen de grandes, sienten que ya se les pasó el momento y no se lo compran; en cambio por ahí si eran pibitos, para Navidad les regalaban una Play y se ponían a jugar”, dice.

Si bien Vázquez resalta la pluralidad de voces que existen en plataformas como Youtube, sabe que, como todes les que trabajan en redes sociales, queda expuesta a que cualquiera crea que puede opinar sobre su trabajo. Como era de esperarse, cuando comenzó a subir videos los comentarios machistas no tardaron en llegar y pronto la mandaron “a lavar los platos”, algo que en algún punto hizo. Para retrucar el comentario hater, Carolo decidió ponerse los guantes de goma y filmarse así jugando un partido de FIFA: “Quería contestar sin enojarme y con altura. El video tuvo muy buena repercusión y no te digo que no me lo dijeron más, pero ahora lo piensan dos veces”, se ríe.

La marea feminista y los cambios de época hicieron que el FIFA también tenga que deconstruirse. Para el 2016, el juego integró equipos femeninos y en el 2019 -durante el Mundial de Fútbol Femenino- estuvieron presentes todos los equipos competidores, incluso la selección local. Además, este año surgió la posibilidad de crear directoras técnicas, y en el Volta -versión del juego de fútbol callejero-se pueden hacer equipos de fútbol mixto. Carolo tuvo incidencia en esto, ya que como influencer del juego los propios creadores la consultan sobre cómo mejorarlo. “Al ser de las pocas mujeres, propongo cosas para que haya más presencia femenina y por suerte están re dispuestos a ir cambiando en la medida en que se puede. Si ellos saben que ahora las mujeres queremos jugar y que la representación femenina es importante para captar que más mujeres jueguen, yo puedo ir a proponer ideas. Después me darán una respuesta por sí o por no, pero suelen tener buenas intenciones”, explica antes de contar que “Pibas que juegan FIFA” ya tiene un grupo de Whatsapp donde organizan los partidos. “Eso es importante porque capaz antes no jugabas al FIFA al creer que era un juego todo de hombres, pero cuando sabés que hay mujeres te empieza a resultar más interesante”.

Finalmente, cuando se le pregunta qué le diría a las chicas que quieren empezar responde: “Que no se frustren. Entiendo que a una chica más grande que hoy agarra el joystick le resulta súper difícil, pero es como todo, tenés que curtirte y practicar, y si practicas con otras mujeres te vas a sentir mucho más acompañada, te vas a divertir y querer jugar más”.