Gran Hermano: un balance socio-pol铆tico y televisivo

馃 驴C贸mo se explica el rotundo 茅xito de Gran Hermano cuando la televisi贸n ven铆a en ca铆da libre? Una explicaci贸n desde lo social, pol铆tico y televisivo para entender los resultados globales de un programa que tendr谩 una nueva edici贸n este a帽o.

En t茅rminos cuantitativos, Gran Hermano (GH) 2022 fue un 茅xito a gran escala. Un programa que iba a durar entre tres y cuatro meses se extendi贸 bastante m谩s de lo previsto y lleg贸 a coronar casi un semestre de pantalla. Sin lugar a dudas, el principal motor de la continuidad del reality fue el alt铆simo rating: el ciclo arranc贸 con picos de 23 puntos de rating y se fue con 30, una cifra exorbitante y muy poco habitual para los tiempos que corren en el formato televisivo tradicional.

Ni lerdos ni perezosos, desde la producci贸n de GH aprovecharon el rotundo 茅xito para lanzar -previo a la finalizaci贸n del programa- la apertura del casting de la edici贸n 2023, donde seguramente haya una masiva convocatoria. Con un formato que tuvo su debut hace m谩s de 20 a帽os, pero al cual se le introdujeron varias modificaciones en esta 煤ltima edici贸n, la televisi贸n nos volvi贸 a sorprender y dio claras muestras de que todav铆a resiste y que sigue siendo el medio de comunicaci贸n y de entretenimiento por excelencia en los hogares. 

Si bien hay una p茅rdida de poder de la TV en la vida social como consecuencia de los nuevos dispositivos, como el servicio on demand, Gran Hermano fue un acontecimiento televisivo en s铆 mismo y tuvo la virtud de generar conversaci贸n y contenido en las redes sociales las 24 horas. De all铆 su principal fortaleza.

El ciclo arranc贸 con picos de 23 puntos de rating y se fue con 30, una cifra exorbitante.

Por otro lado, en el marco de su gran popularidad, el programa llev贸 r谩pidamente a sus 20 participantes a transitar el camino de la fama. S贸lo tres de ellos alcanzaron la final: Marcos Ginocchio, Nacho Casta帽ares y Julieta Poggio. A primera vista, se trat贸 de tres participantes con rasgos hegem贸nicos y juveniles. Sin embargo, cabe ahondar un poco m谩s en el an谩lisis para encontrar diferencias: as铆 como Marcos 芦el primo禄 expresaba los valores de una sociedad tradicional y ultra-conservadora, Nacho experiment贸 una crianza marcada por la diversidad en tanto su padre biol贸gico tuvo relaciones de pareja con otros hombres cuando 茅l era peque帽o. Finalmente, Julieta construy贸 una imagen de mujer preocupada en exceso por su est茅tica personal y, al mismo tiempo, se mostr贸 alejada casi por completo de las tareas del hogar.

A diferencia de otras ediciones de GH, en esta oportunidad no se premi贸 tanto la estrategia de juego. Marcos fue halagado por su personalidad, marcada por una postura super-tranquila que evitaba la confrontaci贸n y daba lugar a la paz. En tanto, Nacho sac贸 a relucir en todo momento su faceta de jugador -yendo de un grupo a otro como pez en el agua- y logr贸 salir airoso de unas diez placas en las que recibi贸 el apoyo del p煤blico.

驴Por qu茅 gan贸 Marcos con el porcentaje abrumador del 70 por ciento? En el espejo de la sociedad, el joven salte帽o no es 煤nicamente una cara bonita sino tambi茅n una supuesta b煤squeda de transparencia en medio de una sociedad corrompida. Si bien Marcos proviene de una familia pudiente y no necesitaba el premio para encarar un proceso de movilidad social ascendente al mejor estilo Thiago, lo cierto es que el p煤blico decidi贸 confiar en su inocencia pero tambi茅n en su decencia. En tiempos donde prima muchas veces la desconfianza entre pares, es necesario creer aunque sea en unos pocos (privilegiados).

Compart铆

Comentarios

El Grito del Sur

El Grito del Sur es un medio popular de la Ciudad de Buenos Aires.
Fundado el 23 de septiembre de 2012 en el natalicio de Mariano Moreno.