La comunicación popular no es delito

Se cumplió un mes desde que 40 oficiales de la policía federal Argentina entraron al local de Antena Negra TV secuestrando sus equipos de transmisión. Antena negra es un medio comunitario del barrio de Caballito, que transmite gratuitamente y se sustenta con el trabajo voluntario de sus integrantes.

 

El decomiso del canal fue ordenado porque la empresa de seguridad privada Prosegur-Giasa hizo una denuncia en la cual acusa a Antena Negra de hacer una interferencia a las señales de radioenlace con la policía federal. Todo esto en el marco de que esta empresa usaba esta señal para brindar sus servicios de seguridad, cuando por ley debe ser usada para trasmitir televisión.

 

Por este hecho, que lleva legalmente la caratula de “Interrupción en las comunicaciones”, fue acusado Martín Sande miembro de este medio comunitario. La señal que estaba usando Antena Negra Tv es totalmente legal debido al decreto presidencial 2456 y al Convenio Internacional de Nairobi, un acuerdo internacional que hace referencia a los mecanismos de distribución del espectro para los servicios de telecomunicaciones.

 

“Estamos desarrollando concursos de televisión digital abierta. En el primer llamado que hicimos este año se presentaron varias organizaciones sin fines de lucro que están siendo evaluadas, Antena Negra no se presentó, pero esperamos que lo haga en los próximos concursos” afirmó Fernando Torrillate Director de Comunicación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), respecto al caso de Antena Negra TV.

 

Estas respuestas han sido totalmente diferentes a las recibidas por el canal de tv C5N, el cual acusó al gobierno porteño por querer censurarlo. El presidente de AFSCA, Martín Sabbatella enseguida salió a respaldar a ese canal y le pidió urgente al gobierno porteño “levantar la medida y garantizar los derechos vulnerados”[1]. Esto no fue así en el caso de Antena Negra TV, que tuvo que organizarse frente a las puertas del AFSCA como de tribunales, para lograr una respuesta.

 

“La AFTIC (Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones)nos declara como interferentes) y el AFSCA, un poco se desentiende del problema porque nosotros todavía no tenemos las licencias que ellos todavía no concursaron” afirmó Malena de Antena Negra TV, desmintiendo el argumento de no haberse presentado a concurso. La AFTIC colaboró con el registro domiciliario donde está Antena Negra, “siendo depositario judicial de los equipos secuestrado en el procedimiento”[2], tal como emitieron en un comunicado de prensa.

 

Tras la declaración en tribunales de Martín Sande y la concentración que hizo Antena Negra Tv junto con varias organizaciones y medios alternativos frente a esta institución, el tribunal concluyó que Antena Negra Tv no estaba revirtieron su posición, concluyendo que Antena Negra Tv no estaba cometiendo ningún delito y que los funcionarios de AFSCA habían mentido frente a la denuncia de Prosegur- Giasa. La Defensoría del Público apoyó también a este canal, propiciando la “no criminalización de la comunicación y la creación de espacios de diálogo que favorezcan la solución de los conflictos, en el ejercicio del derecho a la comunicación, a través de mecanismos legales”.

 

Frente los tribunales el responsable del medio Martín Sande, mostró los avales de documentos que dan cuenta de la intensión por regularizar su situación, les expresó que las bandas fueron asignadas al servicio de televisión digitaly les explicó que: “Desde el año 1984 que no existen concurso” y que “todos los canales de televisión en Argentina no tienen licencia efectiva, los que tengan menos de veinte años, a no ser que sean estatales”.Si alguna duda albergaba desde la Justicia, y los entes reguladores de la comunicación, el medio alternativo logró dejar claro que la comunicación no es un delito, sin embargo todavía no fueron levantados los cargos contra uno de sus miembros, violando el derecho a comunicar.