De acuerdo con un informe elaborado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) junto a Barrios De Pie Capital, uno de cada dos niños que asiste a los comedores comunitarios de la ciudad de Buenos Aires tiene malnutrición.

Durante los últimos meses, organizaciones sociales vienen reclamando la necesidad de la declaración de emergencia alimentaria en todo el país debido al “alto riesgo de malnutrición que se detecta en gran parte de los niños y adolescentes que concurren a comedores comunitarios infantiles”. En una protesta allá por mayo, el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, aseguró que el consumo de leche está “en los niveles más bajos desde la crisis del 2001”. La propia Margarita Barrientos, referente de Los Piletones (Villa Soldati) y aliada del presidente Mauricio Macri, reconoció que la cantidad de gente que asiste a las instalaciones del comedor es “mucho mayor” que en 2015.

También  se empiezan a sentir los efectos del agravamiento de la situación social en la ciudad de Buenos Aires. Según un informe elaborado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) junto a Barrios De Pie Capital, uno de cada dos niños que asiste a los comedores comunitarios sufre malnutrición. Este estudio nutricional constó de 785 casos de niñas, niños y adolescentes de 0 a 19 años que residen en barrios vulnerables, villas y asentamientos del distrito más rico del país.

El informe relevó que, dentro de las variantes de malnutrición, se encuentra el sobrepeso, la obesidad, el bajo peso y el riesgo de bajo peso. “Esos chicos hoy tienen problemas de crecimiento, están afectados en su talla, más expuestos a enfermedades y llegan con desventaja a su aprendizaje escolar”, afirmó Laura González Velasco, representante de MuMaLa (Mujeres de la Matria Latinoamericana) y referente de Libres del Sur en CABA.

Los datos presentados en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires arrojan las siguientes conclusiones:

-En los lactantes de 0 a 2 años, el 33% presentan malnutrición.

-En la primera infancia, de 2 a 6 años, de un total de 225 niñas y niños, el 48% presentan malnutrición.

-En la segunda infancia, de 6 a 12 años, de un total de 352 niñas y niños, el 54% presentan malnutrición.

-En los adolescentes de 12 a 19 años, el 37% presentan malnutrición.

-El 49% de los niños y adolescentes relevados se encuentran en alguna de las variantes de malnutrición.