La bronca educativa también arde en la Ciudad

En medio de las nuevas amenazas sufridas por Roberto Baradel y avaladas por el oficialismo, Horacio Rodríguez Larreta inauguró las sesiones ordinarias de la Legislatura porteña con menciones al tema educativo. Se refirió al conflicto docente, lo cual generó críticas de gremios y diputados opositores.

 

Durante la apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta hizo mención al área educativa como uno de los ejes centrales de su gestión. Luego de proclamar que «las políticas educativas de la ciudad se van a decidir en el barrio (sic) 31», el jefe de Gobierno aseguró que «existe vocación de diálogo con los representantes sindicales de los docentes para que las clases empiecen a tiempo y los chicos no pierdan un solo día por el paro».

Este discurso dista de reflejar la realidad en el sector, dado que el gobierno nacional decidió pasar por alto la paritaria nacional docente y los principales gremios ratificaron un paro nacional para el 6 y 7 de marzo. Las palabras de Rodríguez Larreta generaron reacciones encontradas y el primero en salir a responder fue el secretario general de UTE-CTERA, Eduardo López. «Siempre estamos dispuestos a dialogar. Pudimos hacerlo pero los funcionarios del GCBA acercaron una propuesta salarial insuficiente», afirmó, en referencia a la oferta de un 18% en dos tramos.

Por su parte, la oposición al gobierno del PRO realizó críticas en torno al discurso inaugural del jefe de Gobierno. El jefe de bloque del FPV en la Legislatura porteña, Carlos Tomada, señaló que «no creemos que el conflicto docente se destrabe en estas condiciones. El gobierno nacional está incumpliendo la Ley de Educación, que establece el funcionamiento de la paritaria nacional docente. Es necesario hacerlo como se hizo en los últimos años». También hubo objeciones en torno al problema irresuelto de la oferta educativa en la ciudad, puesto que el legislador del FPV y referente de Proyecto Popular Pablo Ferreyra sostuvo que «en el marco de la falta de vacantes en las escuelas porteñas, Larreta pronunció un discurso de campaña donde falsea la realidad bajo la protección del blindaje de los medios hegemónicos».

A pesar de que miles de niños y niñas de la ciudad se quedan sin vacante año tras año, el vicejefe de Gobierno Diego Santilli mencionó como uno de los temas importantes para estos 3 años de gestión restantes la «inversión y desarrollo» en educación, cuyo monto presupuestario viene cayendo en términos reales en los últimos años.