«La UCR nació en 1891 contra los Milei de aquella época»

🇵🇱 Presidente de la Juventud Radical en CABA, Agustín Rombolá analiza el fenómeno Milei, las propuestas de Bullrich y sentencia: "La gente no sabe qué propone Milei. Simplemente ve una persona enojada que sintetiza su propio enojo".

Agustín Rombolá es el presidente de la Juventud Radical de la Ciudad de Buenos Aires, uno de los encargados de representar a las nuevas generaciones del centenario partido en un distrito donde se instala la Universidad de Buenos Aires y donde el macrismo (y también la propia UCR) gobierna hace más de 16 años. Esta vez compitieron con apuesta propia, confrontando al proyecto de Jorge Macri y erigiendo la candidatura de Martín Lousteau, que estuvo cerca de quedarse con la interna. El triunfo de Milei, las amenazas a la democracia y la posibilidad de un gobierno de unidad nacional en un diálogo con el referente del que fuera el partido de Yrigoyen y Alfonsín pero también de De La Rúa y López Murphy.

Hicieron una apuesta fuerte en la Ciudad de Buenos Aires por presentarse con candidatura propia y quedaron a las puertas de ganarle al macrismo. ¿Cuál es el balance de la elección?

El balance es absolutamente positivo, desde el año 2013 hasta la fecha recorrimos un camino de mayor representatividad para los porteños pero también incorporamos medidas que le están faltando a Juntos por el Cambio. En 2015 creamos ECO, después de la experiencia de UNEN, y quedamos a solo dos puntos de la Jefatura de Gobierno. En 2017 no nos dejaron competir y después nos incorporamos a la coalición, lo que nos permitió que se incorporaran propuestas hechas por Martín durante los últimos años: el mapa del delito, la historia clínica digital, el acceso al empleo joven y las cuestiones que creemos que faltan en CABA como la mejora de la infraestructura escolar o las vacantes, que son grandes desafíos. Todo esto levantó la vara del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Ahora nos quedamos a un punto de la candidatura y, a pesar de la tristeza, es imposible negar que el camino de Martín Lousteau y de Evolución fue trascendente y cada vez más representativo de las demandas sociales de la CABA.

Sos referente de uno de los partidos más fuertes de la Argentina. ¿Cómo interpretás el voto a Milei?

Ha habido muchos análisis sobre el voto a Milei, sobre enojos o que la gente quiere dolarizar. Yo trataría de hacer un análisis mucho más realista: una persona que trabaja de 8 a 20 hs, que no puede mirar la televisión, que su mujer tiene un trabajo de la misma calidad y la misma carga horaria, que sufre la inseguridad y el contexto macroeconómico adverso, que depositó su confianza en el kirchnerismo y Alberto Fernández, y que había confiado en Mauricio Macri y que también fracasó, tiene derecho a elegir otra opción. La gente no sabe qué propone Milei. Simplemente ve una persona enojada que sintetiza su propio enojo. De una manera totalmente irresponsable, violenta y antidemocrática. Pero yo que soy una persona que está todo el día trabajando en cuestiones políticas, ve una persona enojada y también comprende que se convierta en alguien representativo. La política y los espacios tradicionales fallamos en otorgar respuestas, el voto a Milei se fortaleció por los fracasos de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos.

Agustín Rombolá (a la derecha) junto a Martín Lousteau

En Twitter reivindicás algunas de las premisas más alfonsinistas de la UCR: la defensa de la democracia, de los Derechos Humanos, de la educación pública y gratuita, del CONICET. ¿Cuál es el candidato presidencial que mejor expresa estos valores?

Es difícil la verdad para mí como militante radical porque no tenemos un candidato a presidente. Entonces es complicado responder esa pregunta desde afuera de la discusión pública. Yo tengo una certeza: que sin lugar a dudas no es Javier Milei. La UCR nació en 1891 contra los Javier Milei de esa época: contra un sistema donde regía el individualismo, donde la desigualdad era parte del sistema. Milei reivindica la Argentina previa a la Ley Sáenz Peña, una Argentina predemocrática, donde el autoritarismo estaba a la orden del día. Después habrá que ver si Sergio Massa o Patricia Bullrich tienen propuestas que se encuentren más cercanas a nuestra mirada, pero como militante radical no me termina de convencer ninguno. Bullrich es una persona que ha hablado en contra de uno de los mayores orgullos de nuestra sociedad argentina como la universidad pública, laica, gratuita y de excelencia. Pero tampoco puedo terminar de sentirme representado por el superministro de un gobierno que nos está llevando a una crisis económica de la que no parece haber salida.

Sergio Massa llamó a un gobierno de unidad nacional frente a la amenaza de que gane Milei. Uno recuerda el derrotero de Lousteau, en los inicios del primer kirchnerismo con Cobos en la fórmula o una transversalidad mayor entre el radicalismo y el peronismo. ¿Ves alguna posibilidad de que este llamado a la unidad se concrete?

Como militante apuesto a la construcción de mayorías en general. La vocación de construcción de alianzas transversales que generen políticas de Estado y que superen los gobiernos de turno son necesarias. Hoy por hoy, la única política de Estado en Argentina es la Asignación Universal por Hijo (AUH). Me pareció sano y necesario el llamado de Sergio Massa. No sé si se construirá esa nueva mayoría, pero sí una mesa de diálogo donde se discutan los temas urgentes para la crisis que afronta la República Argentina. No tengo la capacidad de contestarte sobre la convocatoria, pero como presidente de la Juventud de la UCR-CABA tengo reuniones con los chicos de la Juventud Peronista, del PRO, de la Coalición Cívica. Estamos acostumbrados a dialogar. Si la Juventud Radical recibiera un llamado para hablar de política, lo haríamos como lo hacemos siempre porque es lo que nos caracteriza como militantes.

En un hipotético ballotage entre Sergio Massa y Javier Milei, ¿considerás que la UCR debiera jugar un rol activo para evitar que gane el economista de extrema derecha?

La UCR tiene que jugar un rol activo siempre, en todas las instancias políticas y electorales del país. Yo no tengo duda de que la UCR tiene la responsabilidad de oponerse al “régimen falaz y descreído” del que hablaban nuestros fundadores. Tenemos la responsabilidad histórica de oponernos a cualquier intento de gobierno de Javier Milei, que viene persiguiendo radicales, que nos ubica en un foco de violencia política porque claramente no cree en la democracia. Lo que rescato en medio de esta crisis es que los partidos como la UCR y el peronismo hemos sabido cuidar la democracia y obligamos a Milei a jugar dentro de estas reglas. Ahora nos toca reorientar las demandas políticas hacia opciones democráticas que no sean las de Milei.

Compartí

Comentarios

Yair Cybel

Una vez abrazó al Diego y le dijo que lo quería mucho. Fútbol, asado, cumbia y punk rock. Periodista e investigador. Trabajó en C5N. AM530, TeleSUR, HispanTV y TVP. Desde hace 12 años le pone cabeza y corazón a El Grito del Sur. Actualmente aporta en campañas electorales en Latinoamérica.