Así lo afirmó el abogado macrista Alejandro Fargosi, a través de su cuenta de Twitter.

Tras los impactantes datos revelados por el Censo Popular de Personas en Situación de Calle, que cuadruplican la cifra oficial del gobierno de la Ciudad, el oficialismo ha optado por abrir la polémica sobre dicha problemática en lugar de hacerse cargo y atender la demanda de vivienda de miles de personas.

De Guatemala a Guatepeor

El primero en desatar la polémica fue el secretario de Salud de Cambiemos en Mar del Plata, Gustavo Blanco, al afirmar que los sin techo eran como “perritos” ya que por más de que los saques de la calle “vuelven al lugar donde se sienten cómodos”.

Por otro lado, Andy Freire, Ministro de Modernización porteño y primer pre-candidato a legislador por la Alianza oficialista Vamos Juntos, explicó la problemática de gente en calle en tres aspectos: en primer lugar, aseguró que muchos “no quieren ir a un parador”, limpiando de toda culpa y responsabilidad al gobierno; en segundo lugar, señaló que los paradores no tienen su correlato en el Conurbano, motivo por el que -según él- muchos bonaerenses vienen a la Ciudad; por último aseguró que uno de los principales detonantes “tiene que ver con la droga y el narcotráfico”.

Para no quedarse atrás, el abogado de varios dirigentes del PRO -reconocido por iniciar un juicio contra el Estado argentino por la estatización de Aerolíneas Argentinas-, Alejandro Fargosi, fue el centro de las críticas en las redes sociales al postear un tuit en su cuenta personal afirmando que la gente sin techo de Recoleta y Barrio Norte recibe plata de “punteros” que buscan perjudicar la imagen del gobierno.

En el mismo cuestionó de dónde salen los ingresos e increpó a la Agencia Federal de Inteligencia para que investigue la supuesta maniobra y brinde su opinión al respecto.