El oficialismo sigue estirando la prórroga de la ley que prohíbe los desalojos en las comunidades en conflicto de tierras, que son más de 1500 en todo el país. La semana pasada, había vaciado la Comisión de Derechos Humanos del Senado que se disponía a tratarla.

La prórroga de la ley que declara la emergencia territorial de los pueblos originarios sigue trabada en el Congreso, a pocas semanas de su vencimiento, fechado el 23 de noviembre de este año. Esta tarde, el interbloque de Cambiemos en Diputados logró frenar sobre tablas la incorporación al temario del tratamiento de la norma, tal como lo había hecho la semana pasada, cuando vació el plenario de la Comisión de Derechos Humanos del Senado que se disponía a darle cause. La ley, que necesita prorrogarse cada año, protege de ser desalojadas de sus territorios a más de 1500 comunidades originarias de todo el país, que afrontan litigios por la propiedad de las mismas y están bajo amenaza constante de represión.

En un contexto de debate sobre la problemática indígena a raíz de la desaparición forzada de Santiago Maldonado durante un operativo represivo de la Gendarmería sobre el Pu Lof Mapuche de Cushamen, la oposición acordó hoy llevar a la Cámara baja el tratamiento de la prórroga de la ley. La iniciativa surgió de bloques de la izquierda, Libres del Sur y el Frente para la Victoria, que juntaron 114 votos pero se cocharon con la negativa del bloque oficialista, que conduce el radical Mario Negri, que la frenó con el aporte de 74 legisladores que votaron en contra.

“Los que están votando en contra de esta prórroga están votando a favor de la represión en los territorios, les van a romper la cabeza”, lanzó la diputada de Libres del Sur, Victoria Donda, quien pidió la votación nominal que terminó en fracaso.

En tanto, la oposición pidió hoy la presencia en el recinto  de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, para que brinde precisiones en torno a la investigación sobre la desaparición de Santiago Maldonado. El titular del bloque del Fpv-PJ, Héctor Recalde, sostuvo que no se trata de “un tema partidario”. “No queremos hacer política partidaria con esto. Queremos saber la verdad y queremos que Santiago aparezca con vida”, dijo Recalde, quien afirmó que “si todos nosotros queremos contribuir directa o indirectamente en las investigaciones, tenemos que ser auxiliares de la justicia y del Poder Ejecutivo en esto. No queremos que sea un desaparecido más”.