Recomendados para empaparse de placer femenino

Para mojarse mejor

Ilustración: Sukermercado

"Nadie nace sabiendo" no es un concepto que se aplique generalmente en el sexo. El fin de este artículo no es lamentarse por aquello que no se ha adquirido anteriormente, sino recomendar lecturas, podcasts y videos para obtener la información necesaria en el tema.

Nadie nace sabiendo, dijo mi mamá cuando la torta de naranja no leudó. Nadie nace sabiendo, dijo el plomero cuando intenté arreglar sola la canilla por primera vez e inundé no sólo el baño sino toda la casa. Nadie nace sabiendo dicen algunos profesores, les más tolerantes, frente a la aritmética. Sin embargo, ‘nadie nace sabiendo’ no es un concepto que se aplique generalmente en el sexo.

La educación sexual integral con perspectiva de género existe en pocas instituciones educativas, a pesar de ser obligatoria por ley. Aunque la normativa abarca muchas aristas en la práctica, los contenidos suelen estar sujetos a la prevención de embarazos no deseados y/o enfermedades de transmisión sexual, dejando relegado el disfrute y conocimiento personal del cuerpo.

Ya sea por falta de ESI en los colegios, por los tabúes sociales y familiares o por no encontrar espacios con información fehaciente, muchas veces terminamos aprendiendo sobre sexo a partir de la industria cinematográfica. Los problemas e idealizaciones que esto conlleva generan trabas para acceder al placer real, especialmente en el caso de las mujeres. Según la encuesta realizada por la Sociedad Argentina sobre Sexualidad Humana en agosto de 2018, el 20% de las mujeres no han alcanzado el orgasmo. La encuesta realizada a 500 mujeres, entre 18 y 60 años, también revela que el 69% de las argentinas ha fingido orgasmos alguna vez.

El fin de este artículo no es lamentarse por aquello que no se ha adquirido anteriormente, sino recomendar lecturas, podcasts y videos para obtener la información necesaria, porque como pasa con la aritmética, la plomería y los postres, en el sexo nadie nace sabiendo.

Industria Nacional

“Si mojás me enciendo” es el segundo librozine de la artista plástica e ilustradora Sukermercado. La historieta full porno toma la estructura clásica de las comedias románticas para narrar una travesía sexual.

La intención de la autora fue mostrar prácticas alternativas al porno mainstream y personajes de diferentes identidades sexuales. “Hay un protagonismo del placer femenino como placer colectivo, que incluye el placer masculino no patriarcal. Para eso muestro prácticas de sumisión a las que los varones no se someten en la mayoría de los casos”, sostiene la autora.

La historieta es explícita, dado que retrata prácticas como la penetración masculina y el fetichismo, pero todo lo que sucede entre los personajes está englobado en un contexto de cuidado. “Quería que los personajes se puedan querer, decir cosas lindas, hacer mimos, dejando en claro que las prácticas sean siempre con consentimiento explícito, porque al final el porno nos educa”, explica Sukermercado. “Me interesaba mostrar el placer no como algo impuesto, sino el placer honesto que venga desde nuestro disfrute. La posibilidad de ser sinceros sin perder el grado de kinkynes que puede llegar a tener la historieta”, agrega la autora del libro que puede conseguirse en Moebius, Punc Librería, Fábrica de Historietas y Fans Choice.

For export

La comediante neoyorkina Remy Kassimir llegó a los 28 años sin tener un orgasmo y, desde ese momento, comenzó a investigar sobre el tema con especialistas, amigos e incluso familiares. Del proceso surge el podcasts “¡¿How Cum?!”, disponible de manera gratuita solamente en inglés en las plataformas Itunes, Spotify y Youtube. En cada episodio, Remy articula el humor con las consultas a educadores sexuales e invitaciones a personas a contar cómo llegaron a su primer orgasmo.

“Antes de comenzar este podcast tenía otra opinión sobre los orgasmos femeninos”, explica Kassimir a la revista Time Out. “Por ejemplo, hubo un tiempo en el que no creía que las mujeres tuvieran orgasmos. En todas las comedias los chistes eran sobre hombres a los que sólo les importaba su propio placer. También vi a Samantha Jones (personaje de la serie Sex And The City) tener orgasmos en cinco segundos”, afirma. La comediante asegura que “después descubrí que hay mujeres que acaban y mujeres que no. Pero hablar y trabajar en ello es raro, o sos un pervertido sexual o estás condenado a una vida sin orgasmos”.

Familiar

El capítulo sobre orgasmo femenino de la serie original de Netflix “En pocas palabras” deja algunos datos en claro. En Estados Unidos el 95% de los varones que tienen sexo con mujeres llegaron al orgasmo, pero en el caso de mujeres heterosexuales sólo el 65% llega a tenerlo y el 50% de las mujeres estadounidenses dicen haber fingido un orgasmo. El porcentaje de orgasmos aumenta hasta 86% cuando se trata de mujeres teniendo sexo con otras mujeres. ¿Es acaso el varón cis heterosexual un obstáculo en la búsqueda de placer para las mujeres? ¿Se trata de desinformación o de desinterés? Este mini documental de 18 minutos mezcla estadísticas, historia de la sexualidad y entrevista a científicas, investigadoras, feministas y médicos. Los mitos sobre el orgasmo, el descubrimiento de la importancia del clítoris y la influencia de Freud en la patologización del placer femenino a través del concepto de histeria hacen del documental una herramienta ideal para pensar el placer en familia, sin escenas explícitas ni situaciones incómodas.

Para especialistas

“Oh my god yes” es una plataforma online creada por investigadores, cineastas, ingenieros, diseñadores, educadores y sexólogos. En “Oh my god yes”, por un único pago de 400 pesos argentinos, se puede acceder a los doce episodios que forman la primer temporada y a 62 videos cortos con 11 estimulaciones táctiles.

La serie de videos surge de un estudio realizado en base a 2 mil entrevistas a mujeres de todas las edades dentro de Estados Unidos. Allí se les consultó sobre las técnicas específicas que les llevaron a alcanzar mejores orgasmos, cómo se las comunicaron a sus parejas, qué desearían poder contarse a sí mismas de jóvenes si pudieran retroceder en el tiempo y qué desean que sus parejas sepan sobre el placer femenino, entre otras cosas. En base a las respuestas, el equipo elaboró una serie de documentales sobre tacto genital femenino. “Nuestra meta es aclarar las partes importantes que son tabú y de las que no se habla, esas partes que quedan fuera de los libros sobre amor e incluso sobre sexo. Hemos decidido centrarnos en el tacto genital en la primera temporada, ya que ésta es una zona que se ha ignorado históricamente. Por ahora, nuestro énfasis se centra en las caricias externas y en el clítoris. Nuestras próximas temporadas explorarán otros temas referentes al placer, sobre los que ya se están llevando a cabo estudios”, explica la plataforma.

“Uno de los problemas del tabú que rodea al placer femenino es que no hay nombres para las diferentes formas de tocar a una mujer. No hay palabras específicas para los tipos de técnicas detalladas que importan tanto. Hay denominaciones imprecisas y clínicas como “estimular” y expresiones vagas de la cultura pop como “usar el dedo” y “frotamiento”. Esta falta de lenguaje hace más difícil explorar y encontrar nuevas formas que funcionen”, aseguran.

De manera clara, científica y precisa los tutoriales acompañan los relatos en primera persona, donde distintas mujeres detallan y explican las maneras de masturbación femenina que les han resultado placenteras.

Para conocer y conocerse también está la posibilidad de consultar páginas de Facebook, tales como el Sex Shop Kinky Vibe y leer los artículos de libre circulación en la web, siempre teniendo en cuenta que no todo lo que circula en Internet es confiable y que las recetas no funcionan en todos los casos.