Cesárea no es ILE

Jujuy: El imputado por la violación de la niña de 12 años es miembro de la UCR

Medios provinciales publicaron que el único imputado por el caso de la chica de 12 años que fue obligada a parir en Jujuy sería miembro de la Unión Cívica Radical, el mismo partido del que forma parte el Gobernador Gerardo Morales.

Apenas algunas semanas después de que la niña de 12 años fuera obligada a parir en Jujuy, pocos parecen indagar acerca de quién fue el hombre que gestó ese bebé prematuro por el cual los grupos anti derechos se desgarraron las vestiduras. José Luis Dávalos, es hasta ahora el único detenido de la causa que lleva adelante la Fiscalía de Investigación Nº 12 a cargo del fiscal Ernesto Resúa y se encuentra imputado por “abuso sexual con acceso carnal” . El hombre de 60 años es reconocido en el pueblo de San Pedro de Jujuy como militante de la Unión Cívica Radical (UCR), el mismo partido político al que pertenece el gobernador provincial Gerardo Morales.

El 28 de Enero en el Centro Judicial San Pedro declaró la niña con el procedimiento de Cámara Gesell. El examen psicológico fue realizado por el psicólogo del Ministerio Público, con la presencia de la defensora de menores y el defensor del imputado.

Según informó el medio “El expreso de Jujuy”, al día siguiente Dávalos prestó declaración en el ámbito judicial de San Pedro. El hombre de 60 años de edad, reconoció que tuvo una relación con la nena de 12 años pero dijo que “fue consentida con la madre, quién cobró una suma de dinero” y que “no la violó”.

Luego de estas declaraciones  “El Tribuno” entrevistó a la madre de la niña, Norma Mamaní, quien negó las acusaciones sobre la prostitución de su hija y declaró:  “Quiere em­barrarme, pero no me va a llevar fácilmente, es un enfermo que le gusta andar haciendo eso a las chicas. No sabe cómo salvarse y quiere emba­rrarme”, y añadió “aquí en el barrio todos lo conocen, no lo bajaban de “viejo guaso”. La gente que está a favor es la que le vendía cosas robadas, por­que ese hombre lo consentía, su casa era un aguantadero de la vagancia.  Hacía entrar a otras chicas, son co­nocidas del barrio, llegaban, se ha­cían de charlar, entraban y luego sa­lían poniéndose la plata en el corpi­ño”.

El día de ayer el jefe de obstetricia del Hospital Materno Infantil de Jujuy, Gustavo Briones, renunció a su cargo y cuestionó la “irrespetuosa intromisión” del Poder Ejecutivo en el caso.

Ilustración: Camila Berrondo