Manifestación frente a la Casa de Jujuy

Son niñas, no incubadoras

Fotos: Catalina Distéfano

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito encabezó ayer un acto frente a la Casa de la Provincia de Jujuy. Las colectivas feministas exigieron la destitución del Ministro de Salud jujeño, Gustavo Bouhid, y la denunciaron la responsabilidad de Gerardo Morales en el hecho.

En la vidriera de la Casa de Jujuy,  al 900 de la Avenida Santa Fé, está la foto de la ganadora del último concurso de belleza de la Provincia. En la imagen, una joven de tez morena, posa con la franja celeste y blanca atravesando su cuerpo y el ramo que le entregan tradicionalmente a las “reinas” ponderadas por sus atributos físicos o sus talentos. No es fácil distinguir este detalle en el tumulto de gente: un grupo de militantes de agrupaciones políticas, sociales, autoconvocades y miembres de la “Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito” se concentra en el lugar para manifestarse en contra del gobernador jujeño, Gerardo Morales, y su Ministro de Salud, Gustavo Bouhid.

La cita fue este lunes 21 de enero, a las 17.30 de la tarde, luego de que el viernes pasado se le hubiera realizado una cesárea  a la niña de 12 años violada por su vecino, en lugar de la ILE que habían solicitado explícitamente tanto ella como su familia y que está contemplada entre los causales establecidos en la Constitución Nacional. Con una presencia policial excesiva para la magnitud de la manifestación y una actitud poco amigable por parte de las fuerzas de seguridad, el acto que no duró más de 40 minutos, a pleno rayo del sol porteño.

Algunas las miembras históricas de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito leyeron el documento oficial. Allí  repudiaron a los profesionales de la salud que retrasaron la interrupción legal del embarazo, que correspondía realizarse según el artículo 86 del código penal y el fallo F.A.L. “Gustavo Bouhid dice que existe un vacío legal pero no es verdad: lo que ocurre es que no le gustan las normas vigentes porque es militante declarado de los antiderechos y hace abuso de su posición como Ministro para imponer sus creencias religiosas”, leyó Nelly Minyersky. “Lo peligroso de la situación vivida en Jujuy es que los sectores antiderechos y sus representantes en el Gobierno pretender sentar el precedente de usar el cuerpo de las personas gestantes como incubadora”, continuó Nina Brugo.

Frente a la Casa de la Provincia, las colectivas feministas exigieron la renuncia del Ministro de Salud jujeño y las sanciones para los funcionarios que incumplieron la Ley. Elena Meyer,  integrante de la Red Nacional de Profesionales por el Derecho a Decidir de Jujuy, explicó que en esta Provincia, hasta las 12 semanas, las intervenciones legales del embarazo se resuelven entre las consejerías y las Socorristas en Red, que trabajan en conjunto. Sin embargo, a la hora de llegar a los hospitales comienzan los obstáculos.

“Todo el servicio de salud no sólo se declara objetor de conciencia sino que ejerce violencia obstétrica contra las mujeres. Nosotras trabajamos día a día contra esto y nunca sentimos el apoyo por parte del Gobierno” explicó Meyer. La médica, quien tuvo contacto personal con la familia de la nena abusada, pidió que no se den más datos sobre el caso. “Un fiscal en San Pedro de Jujuy casi revela su identidad y en las mismas declaraciones dio el domicilio de una niña que había pasado por una situación similar. Una de las cosas que más repudiamos es haber roto el secreto profesional, sobre todo de parte del Ministro de Salud, que lo único que hizo fue decir cosas falsas y manipular al equipo de salud para que se siguiese con su militancia anti derechos”. La posición de Bouhid es pública, muy cercana a la Iglesia, y ha encabezado movilizaciones anti-derechos en la Provincia de Jujuy.

Respecto a este caso, la misma Fundación Huésped ya había expresado en su comunicado que “hubo intereses políticos y creencias personales por encima de la salud pública y la ley vigente desde 1921” y agregó, refiriendo al posterior accionar del gobierno jujeño: “Un acta de nacimiento y un proceso de adopción abierto tampoco es lo que indica la ley”.

Luego del acto decenas de colectivas feministas, entre ellas la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, Católicas por el derecho a decidir, la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir y Socorristas en red lanzaron un comunicado online pidiendo el apoyo de la sociedad civil para solicitar la remoción de Gustavo Bouhid. “La Provincia de Jujuy no puede contar con un Ministro de Salud en su Gobierno que, en orden de congraciarse con los sectores más poderosos de la sociedad, sacrifique en el altar de los fundamentos la intimidad, la libertad, la dignidad y la salud integral de la niña” expresaron.