Abusos de poder en los colegios

Abusos en el Pelle, materia pendiente

El profesor Renato Rístori, de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, fue apartado de su cargo luego de compartir un meme con la cara de una alumna bajo la frase de "Basta de feminazis". El denunciado era el responsable de dictar los cursos de Educación Sexual.

En marzo de este año Natalia comenzará su sexto año de cursada en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, donde preside el Centro de Estudiantes. Hace algunos días, una amiga suya le envió la captura de una pantalla del Facebook de Renato Rístori, su profesor de biología de segundo año, quién había compartido un meme con su cara. “Basta de feminazis”, decía la publicación del docente. Acompañada por su madre, Natalia realizó la denuncia en la Defensoría del Menor, que acudió al colegio dependiente de la UBA para proceder abriéndole un sumario al docente. Según le informaron a la menor, Rístori no tomaría las mesas de examen de febrero y marzo ni comenzaría el ciclo lectivo cumpliendo su cargo.

No es la primera actitud abusiva de este profesor hacia estudiantes mujeres: Ristori fue acusado de haberle sacado una foto de espaldas al trasero de otra alumna y durante su clase dijo que las chicas hacían “la dieta de la banana doblada”. Sin embargo, hasta el momento el colegio no había hecho más que exigirle que pidiera disculpas en los cursos con los que tuvo incidentes. Luego de la denuncia realizada por Natalia, se aplicó el protocolo de violencia de género de autoridades hacia menores.

“Lo peor es que es el encargado de darnos Educación Sexual», cuenta Natalia. «No es un loco suelto, en muchos colegios hay este tipo de docentes y las autoridades permiten que sigan ahí. Las actitudes machistas siempre estuvieron y siguen estando, pero hoy en día las pibas sabemos que tenemos herramientas para organizarnos en contra de estos tipos. Los Rístoris, en los colegios, existen y las autoridades no hacen nada”, agrega la joven de 17 años.

«Las pibas del Pelle aprendimos que no hay que naturalizar que un docente nos pregunte si se nos achicó el short en el lavarropas. Pero más que nada, entendimos que no estábamos solas y que si hacíamos una denuncia, iba a haber compañeras que nos creyeran y nos ayudaran a denunciarlo frente a las autoridades. Este año creamos lazos de sororidad sabiéndonos unidas, porque no sólo se trata de ser machistas sino de que los docentes tienen una autoridad y una responsabilidad. Son los que deciden si te quedás o no en el Pelle a fin de año”, agregó la estudiante.

Natalia cuenta que en 2018 uno de los docentes del colegio fue apartado de su cargo, luego de que alumnas de primer año denunciaran que se había propasado con ellas. “En mi caso es rescatable la rápida respuesta de las autoridades y la difusión mediática. Es una victoria de las pibas que se pueda recurrir a un protocolo que nos costó dos años que se aplique en el Pelle”, concluyó Natalia.