Voto electrónico

Garbarz: “Vamos a unas elecciones con altísima probabilidad de fraude”

Ariel Garbarz es ingeniero electrónico y experto en temáticas de ciberseguridad, perito consultor del Poder Judicial y una de las principales voces que se alzaron contra el sistema electrónico de procesamiento de datos que se utilizará en las próximas elecciones.

Hace pocos días se registraron una serie de fallas durante las pruebas del sistema electrónico de transmisión de datos que será utilizado en las próximas elecciones presidenciales. Este hecho  pone en relieve una denuncia que Ariel Garbarz viene impulsando desde hace tiempo: la posibilidad de un fraude electoral. Perito informático, ingeniero en electrónica y experto en temas de ciberseguridad, Garbarz señala que la falta de control sobre el software puede propiciar la manipulación de datos, tal como sucedió en otros países.

¿Qué riesgos trae aparejada la votación electrónica?

Todo voto electrónico tiene riesgos y esto lo han tomado más del 90% de las democracias del mundo. Del total de países del mundo que eligen a sus gobernantes mediante el voto, apenas 7 utilizan aún el voto electrónico. Todos los demás volvieron o siempre sostuvieron el voto en papel, siguiendo la doctrina de la Corte Suprema de Alemania que dice en tanto un ciudadano común no pueda controlar el voto, cualquier sistema electrónico resulta ilegal.

¿Qué sucede en Argentina?

Este año vamos a tener por primera vez en una elección nacional un tipo de voto electrónico, no porque se emita con máquinas electrónicas, como ocurrió en Neuquén, Buenos Aires o Salta, sino porque entre la emisión del voto y el centro de cómputos se interpone un software que va a tramitar los votos electrónicamente.

¿Cómo funciona este sistema?

Eso quisiéramos saber, pero es secreto. Tiene código fuente propietario, es como tratar de saber cómo funciona el Word, el Excel o el Power Point: los sabemos usar pero no conocemos qué instrucciones tienen adentro. Eso vamos a poder verlo recién en la elecciones, lo cual es tarde, y por eso no cumple con el artículo 108 de la Ley Nacional Electoral que dice que todos los partidos pueden verificar el software. Pero éste es un software ilegal.

¿Cuáles son las denuncias que pesan sobre Smartmatic, la empresa encargada de prestar este servicio?

En Venezuela se la denunció porque fabricó un millón de votos ficticios, pero el caso más grosero es el de Filipinas, donde los peritos informáticos demostraron que de los 40 millones de votos emitidos, adulteraron 6 millones 200 mil. Con muchos menos votos, acá dan vuelta la elección.

¿Cuáles fueron las fallas de funcionamiento que se registraron durante las pruebas realizadas en nuestro país?

En principio, fallas de conectividad. Sin embargo, los que analizamos las características de estos modelos, estamos convencidos de que estas fallas fueron hechas adrede, para distraer la atención de los medios. El software es el problema principal, no la conectividad.

¿Qué reacción hubo de parte de los partidos políticos frente a estas denuncias?

El Frente de Todos y Compromiso Federal presentaron ante la Justicia un pedido de apartamiento de esta empresa, que no se utilice este software y que se vuelva al sistema de siempre, de transmisión por correo. Aún falta un planteo más enérgico que diga que este software es ilegal e inconstitucional.

“No podés ser un movimiento anticapitalista y organizar tus actividades por Facebook”

¿Qué tareas pueden tener asumir los militantes y las organizaciones para visibilizar esta situación?

Los militantes deben difundir este tema, que la población tome conciencia y estar muy atentos el día del escrutinio, sacar fotos cuando se desempeñen como fiscales partidarios y exigir la firma del presidente de mesa del certificado fiscal, que es copia fiel y legal del acta de escrutinio. En caso de que estos datos no coincidan luego con la página web oficial, entonces se realizará la correspondiente denuncia. Hay muchos presidentes que no saben que tienen la obligación de extender el certificado y muchos fiscales que no lo piden.

¿Te preocupa que pueda haber fraude?

Me preocupa porque todavía no hay suficiente conciencia ni los medios han tomado seriamente el tema para que la gente se informe. Además, las respuestas de los apoderados son muy tibias y tienen el viejo prejuicio de hablar de fraude porque interpretan que eso desentusiasma o asusta a la ciudadanía para ir a votar. En este caso, con una elección inaudita por estas características técnicas y con altísima probabilidad de que hagan fraude, el prejuicio debe ser dejado de lado y los dirigentes tienen que convocar a la gente y a la militancia a una movilización popular frente a Comodoro Py para que la Justicia prohíba este software ilegal.