Pusieron la fecha para desalojar a las 106 familias de la Casa Santa Cruz

El desalojo ya tiene fecha, la resistencia también

Luego de dos meses de mediación, el Juzgado Civil Nº 60 informó que el desalojo de 316 personas de la Casa Santa Cruz se hará del 18 al 20 de septiembre. "Vamos a resistir", aseguró una de las vecinas afectadas.

Luego de dos meses de un proceso de mediación entre las partes involucradas con pocos avances, finalmente el Juzgado Civil Nº 60 puso la fecha para el desalojo de la Casa Santa Cruz: será los días 18, 19 y 20 de septiembre. Esta resolución anticipa lo que será uno de los desalojos forzosos más grandes de la historia en la Ciudad de Buenos Aires, dado que actualmente viven en el edificio de seis pisos del barrio de Parque Patricios un total de 316 personas, entre elles 131 niñas, niños y adolescentes.

En la última audiencia, a inicios de junio, el Juez Nacional en lo Civil Fernando Cesari había dispuesto 60 días de impasse para avanzar en una mesa de diálogo con la participación de representantes de los sectores en pugna, de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, del GCBA, de organizaciones populares y de UNICEF, entre otros, con el objetivo de encontrar una solución definitiva al problema habitacional. Sin embargo, las conversaciones se extendieron por apenas tres semanas y los esfuerzos realizados por la parte afectada resultaron infructuosos. Ya en la segunda mesa del 27 de junio, los enviados del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) pegaron un faltazo sin previo aviso. Luego, en la tercera mesa del 1 de julio, desde el IVC plantearon la imposibilidad de gestionar subsidios en el marco de la Ley Nº 341, bajo el argumento de que otras 350 cooperativas se encuentran a la espera de este beneficio.

La Subsecretaría de Fortalecimiento Familiar y Comunitario a cargo de Maximiliano Corach, también presente en dicha reunión, tampoco formuló ninguna propuesta. Si bien la Defensoría del Pueblo propuso en esa instancia el análisis de otros casos en los que hubo voluntad política de resolución del conflicto -tales como las experiencias de la cooperativa de vivienda Crecer en el barrio de La Boca o la Cooperativa Brasil en el barrio de Constitución-, las respuestas favorables por parte del Ejecutivo porteño volvieron a brillar por su ausencia.

“No hubo respuestas por parte de los organismos del Estado. Literalmente estamos quedando en la calle, no nos propusieron ningún otro camino. Vamos camino a la resistencia para no ser desalojados. Eso nos genera mucha incertidumbre, nadie sabe qué va a pasar el día 18”, señaló a El Grito del Sur Susana Ordoñez, vecina e integrante de la cooperativa de vivienda “Papa Francisco”. Además señaló que “en los alquileres que estuvimos buscando, no te reciben con chicos o son muy altos los precios. Hay muchas complejidades con eso”.

Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad recordaron ayer la frase pronunciada por Horacio Rodríguez Larreta cuando era jefe de Gabinete de la Ciudad y que se refería a los desalojos “despacito y en silencio”. En ese sentido, el organismo conducido por el abogado Jonatan Baldiviezo repudió estos viejos dichos y señaló que “difícilmente sea este el caso de Casa Santa Cruz. Resulta muy improbable que este desalojo vaya a resultar tan exitoso como los de aquellos tiempos en que Rodríguez Larreta era jefe de Gabinete, o como aquellos que cotidianamente se hacen en la Ciudad, pero que por su insignificancia numérica nadie se entera. Nunca un desalojo es una cuestión de número, y nunca las vulneraciones de derechos son menos graves por pasar desapercibidas las personas afectadas”.

Este sábado 31 de agosto al mediodía, las 106 familias afectadas realizarán frente al edificio de la calle Santa Cruz 140 un Foro por la Vivienda con la presencia de representantes de las villas, cooperativas y gente en situación de calle. También se espera la concurrencia de varios legisladores y referentes políticos de la oposición.