Rumbo a un nuevo ENM

Palpitando el Encuentro desde el recuerdo

El Grito del Sur habló con militantes, periodistas y activistas feministas para saber cómo fue su primera experiencia en el Encuentro Nacional de Mujeres: algunas fueron a todos, otras inauguran su presencia este año.

El (aún) Encuentro Nacional de Mujeres está apenas unas hojas más allá en el calendario. La cuenta regresiva se acelera y los preparativos comienzan en grupos de amigues, organizaciones políticas y sociales. Las redes explotan con hashtags que no resumen la efervescencia de esas tres jornadas -incansables y cansadoras- donde se genera política desde los afectos. En La Plata, sede de este año, la comisión organizadora lleva varios meses reuniéndose. Las estrategias de logística comienzan a tramarse, las casas se abren para recibir visitas y las escuelas se preparan para colmar sus pisos de bolsas de dormir . Rifas, variettes y vaquitas surgen como herramientas para movilizar a miles de pibas, mujeres y disidencias durante una crisis que impacta más sobre los cuerpos feminizados. La seguridad -no punitivista pero sí sorora- se refuerza, entendiendo que será uno de los encuentros más numerosos, a solo dos semanas de las elecciones presidenciales.

En este contexto, El Grito del Sur habló con militantes, periodistas y activistas feministas para saber cómo fue su primera experiencia en el Encuentro Nacional de Mujeres, algunas fueron a todos, otras inauguran su presencia este año. Así comenzamos a palpitar el Encuentro desde el recuerdo:

Victoria Freire | Referenta de Mala Junta – Poder Feminista 

“Mi primer encuentro fue en el año 2004 en Mendoza. Fui invitada por una amiga y no sabía de qué se trataba. Viajé siendo muy piba y me encontré con una sorpresa inmensa. Me pareció increíble que mujeres pibas, lesbianas, travestis y trans se encontraran a debatir sin haberse visto nunca y que pudieran hacerlo con la confianza que generaba el propio movimiento. También fue sorpresiva la manifestación en una ciudad que no estaba acostumbrada a ver miles y miles de personas movilizadas. La experiencia fue sin duda una definición de que quería estar de ese lado. Desde entonces participé de todos los encuentros hasta hoy y éste va a ser mi número 15. Fue revelador, no solo para poder mirar la realidad de otra forma sino para encontrar un movimiento que se estaba organizando para combatirla y transformarla”.

Fotos: Rocío Tursi. Encuentro Nacional de Mujeres 2018

Martha Rosenberg | Feminista, psicoanalista, médica integrante de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito

“No recuerdo cuál fue mi primer encuentro. Las imágenes se me mezclan con los recuerdos y las experiencias de ese momento de mi vida, pero sin duda fue significativo porque logró que después siguiera yendo. Es evidente que el Encuentro se insertó en mi esquema de vida, que no se puede dejar de participar en ellos cuando una está militando desde una postura feminista, de izquierda y sobre todo cuando el foco está puesto -como en mi caso- en el acceso al aborto voluntario que, evidentemente, ha crecido hasta permear e infiltrarse macroscópica y microscópicamente todos los Encuentros desde hace ya 15 años. Cada vez más los Encuentros son los escenarios donde se pone en acción y se visibiliza la fuerza que lucha para que el aborto voluntario, seguro y gratuito sea ley en nuestro país”.

Fotos: Rocío Tursi. Encuentro Nacional de Mujeres 2018

Lucía Cámpora | Candidata a legisladora por el Frente de Todos, Todas y Todes

“Lo primero que me pasó en mi primer Encuentro fue que me quise matar por no haber ido a los anteriores. Fue una experiencia impresionante, todo lo que implica compartir con pibas el viaje, la discusión en comisiones, la marcha, incluso el viaje de vuelta, son todas situaciones de discusión y comprensión mutua. Lo más impresionante para mi de la experiencia fue el potencial transformador que tiene la sororidad, encontrarme con compañeras de diferentes partes del país con problemáticas distintas pero todas atravesadas por la desigualdad de género y organizadas para combatirlas. Le insisto mucho a mis compañeras para que vayan, pero especialmente a mi mamá porque creo que para muchas mujeres, que vivieron en momentos donde las desigualdades eran aún más fuertes, encontrarse con tantas pibas es esperanzador, sanador y muy transformador. El Encuentro es la prueba de que transformar esta sociedad es posible”.

Fotos: Rocío Tursi. Encuentro Nacional de Mujeres 2018

Nina Brugo | 75 años, abogada e integrante de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito

“El primer Encuentro Nacional de Mujeres que concurrí fue el primero, realizado el 24 y 25 mayo de 1986 en el Centro Cultural San Martín de la Ciudad de Buenos Aires. Me vi gratamente sorprendida al ver la asistencia de casi mil mujeres de distintas partes del país, en una convocatoria realizada por mujeres de diferentes partidos políticos, sindicalistas, trabajadoras, integrantes de organizaciones de mujeres y/o feministas. Recuerdo que se conformaron talleres con diferentes temas. Me había motivado el hecho de conocer mujeres que estaban ligadas a los movimientos de Derechos Humanos, otras que durante la dictadura no habían podido nuclearse y otras que veníamos de exilios internos y externos. Me interesaba saber qué pensaban, qué sentían esas mujeres. Antes de la dictadura había participado de la agrupación territorial del Movimiento Evita: allí tomé conciencia de que las mujeres necesitábamos nuestro propio espacio para compartir experiencias de nuestras vidas, lejos de la posibilidad de una censura varonil a nuestra forma de expresarnos.  ¿Cómo me sentí esos dos días allí? ¡Cómo un pez en el agua! Mi impresión fue que las mujeres teníamos potencialidad y la capacidad de transformar la sociedad. Me enamoré del Encuentro de Mujeres y nunca más pude faltar a ninguno hasta la fecha. Ratifico que, fruto de esos Encuentros, se posibilitaron las leyes que la mujeres hemos conseguido, la construcción de redes temáticas y de agrupaciones colectivas que hoy están presentes en todas partes. Gracias a los Encuentros se despertó la necesidad de profundizar sobre todos nuestros derechos y de todas aquellas personas que son marginadas. Asumimos, con el pañuelo verde (que se venía usando desde el año 2003), el símbolo de todos nuestros derechos sexuales y reproductivos bajo la consigna: `Educación sexual para decidir; anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir´, que se manifestó masivamente en la marea verde del año pasado. Y que todavía vemos que continúa presente en las mochilas de todas las calles del país».

Fotos Rocío Tursi Encuentro Nacional de Mujeres 2018

Juana Garay  | Expresidenta del Centro De Estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires

“Yo nunca fui al Encuentro y decidí ir este año. Si bien existe hace mucho tiempo y las discusiones son super enriquecedoras para el movimiento feminista, mi decisión tiene que ver con trasladar la experiencia a otros espacios políticos. Me parece super importante tener la perspectiva de ese espacio para dar las discusiones por fuera, transmitir las formas, los métodos y los contenidos de las discusiones e incorporarlos a la discusión política general. Creo que el feminismo fue históricamente relegado a los espacios de mujeres, pero del Encuentro se puede sacar un montón de cosas para insertarlos en otros lugares. A partir de la masividad que cobró el movimiento feminista el año pasado, me parece importante traer a colación estos espacios que tienen tanta historia de lucha”.

Fotos Rocío Tursi Encuentro Nacional de Mujeres 2018

María Florencia Alcaraz | Periodista feminista, cofundadora de LATFEM y autora del libro “Que sea Ley”

«Mi primer encuentro fue en el 2005 en Mar Del Plata y fui a trabajar como documentalista. En ese momento fue una acción de muchísima resistencia porque era justo antes de la llegada de Bush a la Argentina para la Cumbre de las Américas, que paralelamente tuvo como respuesta la Cumbre de los Pueblos. Me tocó ir a ese encuentro sin saber que había un espacio propio para mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binares. Ahí me encontré con una marea enorme, una marcha muy potente al final de los tres días de talleres y también con una diversidad de temas que desconocía. Yo tenía cierta idea de las desigualdades de género por participar de la política tradicional y universitaria, pero en estos espacios siempre quedaban en un segundo plano. Ahí encontré un espacio donde era prioridad. También fue ese el momento donde tuve mi primer pañuelo verde. Creo que del Encuentro no hay vuelta atrás: una va con ciertas expectativas y vuelve siendo feminista. Es la certeza de que nunca más vas a estar sola, de que existen otros vínculos políticos más allá de los que estábamos acostumbradas. El Encuentro me parece la expresión más poderosa de la política argentina. No hay otro espacio tan transversal y diverso que se haya mantenido tanto tiempo. En cada una de las ciudades por las que pasa el evento, se potencia la constelación de feministas ya existente”.

Fotos Rocío Tursi Encuentro Nacional de Mujeres 2018

Lia Ghara | Periodista feminista

“El primer Encuentro al que fui transcurrió en 2014 en la ciudad de Salta. Sospechaba que había algo muy poderoso ahí pero no me había animado a ir, por suerte me acompañó una grupalidad hermosa que me llevó a viajar . Cuando te encontrás con esa ciudad llena de compañeras es como si fuesen unas vacaciones del patriarcado: caminar seguras en las calles es algo que no nos suele pasar y mucho menos tener tiempo y espacio recreativo para ponernos a pensar cómo queremos que sean las cosas. A medida que van sucediendo los Encuentros también cambian nuestras identidades: en mi caso soy lesbiana y me permitió entender también el aspecto político del lesbianismo. En el último encuentro, en Trelew, estaba cubriendo junto con mis compañeras de la Cooperativa Audiovisual Manifiesta para darle voz a las pibas cuando fue la represión y dos compañeras recibieron balazos de goma mientras ejercían su actividad de prensa. Eso construye el relato de cómo nos disciplinan, de cómo esta potencialidad pretende ser aplacada con violencia. Sin embargo, me parece fundamental rescatar el Encuentro como un lugar que me permitió pensar en otra sociedad posible y terminar de completar tu identidad colectivamente con las otras”.

Fotos Rocío Tursi Encuentro Nacional de Mujeres 2018

Patricia Bustamante Quintero | Abogada e integrante de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito

«Mi primer encuentro fue con amigas. Como soy migrante no tengo familia en otras provincias y me interesaba saber qué pensaban las compañeras de otras partes del país sobre los temas que yo milito. Mi impresión del Encuentro fue muy superadora de lo que yo creía, fue impresionante encontrarme con tantas compañeras y ver que en todos los lugares hay redes, más grandes o más chicas, pero que existen. Es un espacio de contención hermoso. Yo participo en el taller de `Estrategias por el Aborto´ y nos sirve para saber qué está pasando con este tema en otros espacios que también están llevando a cabo sus luchas».