El panorama electoral en CABA

La mitad más uno

En la Ciudad de Buenos Aires, la principal incógnita este domingo pasa por si el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta alcanzará o no el 50% que le permita definir la elección en primera vuelta. ¿Cómo llegan el oficialismo y los tres candidatos de la oposición a la contienda en el distrito más rico del país?

El macrismo tiene más que un ojo puesto este domingo en la elección de la Ciudad de Buenos Aires, que puede definir el futuro político del espacio. La principal incógnita en la previa pasa por si Horacio Rodríguez Larreta, quien busca alcanzar su segundo mandato, ratificará o no el 50 por ciento de los votos positivos necesarios para imponerse en primera vuelta, tal como sucedió en las PASO. ¿Con qué expectativas llegan el oficialismo y los tres representantes de la oposición a la elección en el distrito más rico del país?

Horacio Rodríguez Larreta (Juntos por el Cambio)

El Jefe de Gobierno cerró su campaña con un acto colorido en Barrancas de Belgrano, justo en el mismo lugar donde Macri comenzó un mes atrás con las movilizaciones del “Sí, se puede”. “Estoy convencido de que vamos a hacer la mejor elección de la historia porque hicimos la mejor campaña de la historia. Estamos convencidos de que el domingo la elección se da vuelta”, sostuvo Larreta haciendo referencia también al plano nacional.

“Estamos muy bien. Fue una gran campaña estando cerca de los vecinos y recorriendo las calles. Con el cierre de campaña del jueves, se llegaron a recorrer los 48 barrios de la Ciudad. Aunque históricamente aquí siempre hubo ballotage, la expectativa es la mejor”, confiaron a El Grito del Sur desde el entorno del Jefe de Gobierno. La sensación de “estar cerca” del triunfo en primera vuelta no sólo está avalada por los números de agosto, sino también por el impacto social de la gran movilización macrista de hace una semana en el Obelisco. En cuanto a la crisis económica que se profundizó desde agosto hasta estos días, la misma fuente asegura: “No es una variable que vaya a afectar la elección en la Ciudad de Buenos Aires”.

Matías Lammens (Frente de Todos)

Sin tanto glamour, el cierre de campaña del principal candidato opositor consistió en una recorrida para culminar en una foto conjunta con les candidates porteñes en Plaza Lavalle. “Las preferencias políticas se están reconfigurando. Vamos a estar en el ballotage disputando el Gobierno de la Ciudad en noviembre”, aseguró Lammens, quien estuvo acompañado de su compañera de fórmula Gisela Marziotta.

Durante los tres meses de campaña posteriores a las PASO, el también presidente del club San Lorenzo profundizó sus recorridas por el circuito centro de la Avenida Rivadavia y la zona Oeste de la Ciudad, comunas donde estima que no alcanzó su techo en cuanto a cantidad de votos. Tampoco abandonó la zona sur y en especial las comunas 4 y 8, que le regalaron al Frente de Todos cómodos triunfos en las PASO de agosto.

“Estamos satisfechos y confiados que vamos a llegar a un ballotage. Luego de las PASO el Gobierno de la Ciudad no ha cuidado a los porteños de la crisis económica. Larreta es corresponsable de la crisis junto con Macri. No se puede escindir la figura de uno y otro”, explicó a este medio un integrante del equipo de campaña que acompañó a Lammens a todas partes. En relación al debate televisivo de candidatos a Jefe de Gobierno, este dirigente cercano al candidato opositor dijo desconocer “cuánta implicancia puede tener” y señaló: “Nosotros nos quedamos conformes con lo que hizo Matías y con su performance, fue su primer debate. Logramos polarizar con Larreta, que era lo que buscábamos. Allí reconocimos lo que está bien de la gestión actual y hablamos de las prioridades”.

Matías Tombolini (Consenso Federal)

A diferencia del resto de los candidatos, el mediático economista cerró su campaña muy lejos de la metrópolis porteña: lo hizo en Salta acompañando a Roberto Lavagna y al resto de los candidatos de Consenso Federal. Allí citó a su actual jefe político: “Somos una alternativa para no volver a votar entre lo malo y lo peor”.

La estrategia de Tombolini para mantener su caudal de votos luego de las PASO fue doble: por un lado, insistió en que existe “una alternativa por fuera de la polarización que hoy lastima a los argentinos” y, por el otro, aprovechó el elenco de economistas que compone junto al candidato a diputado Marco Lavagna para brindar en plena campaña charlas sobre finanzas personales y el sistema impositivo. Todo esto llevado a la realidad cotidiana que viven los vecinos y las vecinas de la Ciudad. En las últimas semanas su discurso viró aún más a la derecha en la búsqueda de interpelar a votantes descontentos de Larreta, puesto que afirmó: “Hay que bajar los impuestos y que el ajuste lo haga la política”.

Gabriel Solano (Frente de Izquierda – Unidad)

El legislador porteño y referente del Partido Obrero sabe que corre de atrás en la disputa electoral, pero junto a la militancia trotskista se entusiasma con el actual “levantamiento” de los pueblos de América Latina contra las políticas neoliberales. En el cierre de campaña frente al Obelisco, Solano destacó que “la campaña del Frente de Izquierda en la Ciudad nos permitió poner de relieve la realidad detrás de las ¨obras¨ de Larreta: la crisis de vivienda, la privatización educativa, la precarización laboral, la persecución policial, la asociación entre la Iglesia y el Estado, los ataques a los trabajadores de la salud, del subte y la educación”, entre otras cuestiones. En ese marco, señaló la “complicidad” de la oposición enrolada en el Frente de Todos al asegurar que le votó a Larreta las principales leyes que plasmaron su política del gobierno.

“Hicimos una gran campaña, la recepción fue muy buena. No tenemos nada que objetar, después veremos el resultado. Somos optimistas. Apuntamos durante estos meses a una gran masa de votantes opuestos a Larreta en la Ciudad, pero que están buscando a la verdadera oposición. Ese es un punto importante porque a nosotros el debate nos colocó como la verdadera oposición a Larreta. A Lammens se lo vio como un candidato que tiene más acuerdos que desacuerdos con el Jefe de Gobierno”, aseguró a este medio un integrante del despacho de Solano en la Legislatura porteña.