Santa Fe avanza por el camino de la inclusión

«El cupo trans representa dignidad»

En la tarde de ayer, la Legislatura provincial de Santa Fe aprobó por unanimidad el proyecto de ley de Cupo Laboral Trans y abre paso a un nuevo camino de igualdad e inclusión en la provincia.

El proyecto de ley de Cupo Laboral Travesti-Trans, que ya contaba con media sanción en la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe, obtuvo finalmente el dictamen favorable en el Senado y se convirtió en ley. A pesar de las modificaciones que recibió el proyecto presentado originalmente, los colectivos y organizaciones LGBTIQ+ celebraron la aprobación del mismo. «Para nuestra comunidad representa una nueva oportunidad para ser sujetos y sujetas de derecho», dijo Jackeline Romero, integrante de la Red Diversa Positiva Argentina y una de las impulsoras del proyecto de ley, en diálogo con El Grito del Sur.

Si bien hubo varios proyectos presentados sobre el tema, la iniciativa del diputado Carlos del Frade se impuso y logró tener tratamiento en ambas cámaras. Aunque el proyecto originalmente planteaba la incorporación de un 10% de personas travestis-trans a la planta estatal, finalmente abarcará la inclusión del 5 por ciento de personas en esta condición con cambio registral en los diferentes lugares del Estado provincial como planta permanente.

El tratamiento del proyecto inició el año pasado cuando logró dictamen positivo por unanimidad en la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe. Allí descansó desde entonces hasta que cuatro semanas atrás, activistas de los colectivos LGBTIQ+ empezaron a reunirse con distintos senadores y senadoras en busca de dar curso al tratamiento de la ley en la Cámara Alta. Finalmente, ayer por la tarde tuvo lugar la sesión en la que se discutió el proyecto, quedando -minutos más tarde- aprobado también por unanimidad.

«Para nuestra comunidad representa muchísimo:  dignidad, una nueva oportunidad para ser sujetos y sujetas de derecho, donde nosotras podemos decir que hoy tenemos la posibilidad de presentarnos al Estado y con las idoneidades y capacidades que nos corresponden para ocupar un lugar», expresó Romero en relación a la importancia de esta legislación y lo que representa en términos concretos para el colectivo travesti-trans.

Sin embargo, esto es solo el principio de un largo recorrido por la construcción de un presente y un futuro distinto, con más igualdad, diversidad y equidad. En este sentido, la activista agregó: «Hay muchísimos desafíos pendientes: nos falta salud, educación, vivienda, justicia y también seguir trabajando por la inclusión en el trabajo. Lo que esto viene a hacer es que en el ámbito privado puedan vernos también como sujetas de derecho y nos permitan ingresar a sus empresas».