La salud es un derecho

Con represión y a puertas cerradas se aprobó la nueva ley de residentes

Sin el Frente de Todos ni el Frente de Izquierda, que salieron a detener la represión en la puerta de la Legislatura y no les permitieron volver a ingresar, se aprobó la ley express e inconsulta que modifica la legislación para residentes. Frente al atropello, los y las residentes se declararon en paro por tiempo indeterminado.

De manera inconsulta y en un trámite express, esta tarde se aprobó la ley de residentes que modifica la legislación para las y los trabajadores de la salud. En medio de una importante represión a unos 600 médicos, residentes y concurrentes que se movilizaron hasta la puerta de la Legislatura, 34 diputados del PRO contaron con la abstención de 5 diputados radicales para votar una ley que vulnera los derechos de los y las residentes y concurrentes.

«Dicen que existe un rol tutelar del Estado sobre nuestra formación, pero en ningún momento dicen cómo nos dejan solos con una carga horaria extenuante», explicó Noelia Kirikian, residente de segundo año de pediatría del Hospital Casa Cuna, y una de las pocas representantes de los y las residentes que pudo ingresar al recinto.

Larreta busca modificar el sistema de residencias en la Ciudad

La sesión fue bochornosa: comenzó hablando el diputado PRO José Luis Acevedo y repitió el manual que impulsa Ana María Bou. La actual ministra de Salud de la Ciudad de Buenos Aires y autora intelectual del proyecto, había evitado presentarlo ella misma para conservar algún tipo de capital político, ya que asume su mandato legislativo el próximo 10 de diciembre. Acevedo volvió a insistir en que la residencia se trata de un proceso formativo, deslegitimando el reclamo de residentes y concurrentes que trabajan unas 45 horas semanales y suelen tener entre 7 y 8 guardias mensuales. «Una vez más no nos reconocen como trabajadores», agregó Kirikian.

Al alegato del PRO solamente pudieron responder los legisladores de Autodeterminación y Libertad, el Frente de Izquierda e Izquierda Socialista. En ese momento, la policía comenzó a reprimir con gases y golpes a los cientos de profesionales de la salud que se movilizaban fuera del recinto. Toda la oposición decidió salir a solidarizarse con los residentes y concurrentes y, tras el hecho, la policía les impidió volver a entrar a votar y a tomar la palabra.

Desde la asamblea de residentes convocaron a un paro el día de mañana y por tiempo indeterminado para continuar con el reclamo.

Trabajar gratis: ¿Cómo es la vida de los y las concurrentes en la Ciudad de Buenos Aires?