En la última sesión con los dos tercios para el oficialismo, se vendieron 108 terrenos públicos

Legislatura: así fue el jueves de remates inmobiliarios y reformas por la ventana

Mas que una sesión, lo de anoche en la Legislatura porteña se pareció a un remate público. El bloque de Juntos por el Cambio privatizó 108 terrenos, entre ellos Costa Salguero y lo que quedaba del playon ferroviario de Palermo. También flexibilizó el código urbanístico, condonó deudas a empresas amigas y, de yapa, le entregó a la Policía carta abierta para detener a los vendedores ambulantes. Punto por punto de una sesión histórica.

Horacio Rodríguez Larreta dio ayer un pasito para atrás, pero varios hacia adelante. En una sesión maratónica, la última de una era de cuatro años en los que gozó de mayoría automática en la Legislatura, el jefe de Gobierno reelecto debió ceder y mandó a voltear la polémica ley rechazada por residentes y concurrentes sancionada la semana pasada con el recinto vallado y sin la oposición. Sin embargo, avanzó en la aprobación a contrarreloj de una catarata de proyectos sensibles, que abarcaron desde el endurecimiento del código contravencional hasta el aumento del ABL según la inflación, además de mandar a remate un centenar de terrenos e inmuebles públicos y flexibilizar el código urbanístico para permitir nuevos desarrollos inmobiliarios. También aprobó sin más el Presupuesto 2020, que aumenta las partidas de Seguridad en detrimento de la urbanización de barrios populares y la educación pública, que desde 2008 no para de caer.

Fue la última sesión del año, y también la última en la que Juntos por el Cambio contó con el voto de 40 legisladores, los dos tercios del recinto, un número necesario para -entre otras cosas- aprobar la venta de tierras públicas. Por eso, ayer el oficialismo mandó a las apuradas varios proyectos para poner en manos de privados un total de 108 terrenos e inmuebles del Estado porteño, a través de traspasos, ventas y concesiones. “Se privatizan siete hectáreas de la Ciudad en una sola sesión, se les nota el apuro porque a partir del diciembre, por la voluntad popular, se les acaban los dos tercios”, denunció el legislador por el Frente de Todos, Javier Andrade.

“Hay mucho olor a lobby”, ironizó la legisladora del FIT Myriam Bregman promediando la sesión. El oficialismo seguía sumando proyectos para tratar sobre tablas, mientras daba otros de baja por falta de consenso en sus propias filas, como el caso de la venta de los terrenos de la Policía Montada en Palermo, que vetó la UCR. Varios diputados de la oposición se quejaron de que no tuvieron el tiempo suficiente para estudiar los proyectos, muchos de los cuales bajaron desde el Ejecutivo apenas una semana antes. Otros, como el traspaso de Nación a Ciudad de los playones ferroviarios de Colegiales, Palermo, Caballito y Villa Urquiza, entre otros, habían comenzado a circular ayer mismo.

Asi se votó la venta de los edificios de Pte. J. D. Perón 2048, Curapaligüe 7 y Av. Segurola 1651, para financiar la creación de un «Centro Modelo de Re Educación Y Reinserción Socio Educativa».

Costa Salguero, playones ferroviarios y otros 100 terrenos a remate

El reloj marcaba las 22 horas cuando la Legislatura comenzó a debatir dos proyectos de ley para vender terrenos específicos, apilados al voleo sin ninguna lógica política o urbanística que los haya agrupado dentro de cada texto. Con los 40 votos del oficialismo, se pusieron a disposición de privados una serie de terrenos en casi todos los barrios y de todas las dimensiones, en las avenidas Corrientes, Paseo Colón, Juan Bautista Alberdi, La Plata, Juan de Garay y Libertador, entre otras. Fueron 108 en total, contando el traspaso de los terrenos ferroviarios y el remate de Costa Salguero y Punta Carrasco. Javier Andrade, del Frente de Todos, calculó que fueron privatizadas aproximadamente siete hectáreas.

Más tarde, sobre el filo de la sesión, el oficialismo bajó su proyecto estrella de la noche: el traspaso de Nación a Ciudad de los playones ferroviarios que aún quedaban sin rematar. El apuro es mal consejero: el proyecto de ley hacía referencia a un “convenio” de traspaso entre la Administración de Bienes del Estado (AABE), el Ministerio de Transporte de la Nación y la Ciudad que sólo figuraba en el Anexo, pero nunca fue publicado ni por la AABE ni por el Ministerio en el Boletín Oficial de Nación. No era público. Ningún legislador tuvo tiempo para estudiarlo, porque tenía fecha del mismo jueves de la sesión.

Pero el paquete no terminó ahí. El oficialismo también impuso sus 40 votos para poner en manos de emprendimientos inmobiliarios privados los predios de Costa Salguero y Punta Carrasco, frente a Aeroparque. Los terrenos estuvieron concesionados durante 30 años, pero el contrato termina el 30 de abril próximo. Se abre el grifo de los dólares: según trascendidos, el Gobierno porteño pretende recaudar un mínimo de 80 millones de dólares.

El plano de los terrenos a enajenar del Playon de Caballito

“Es lamentable porque las ventas no le significan al Estado un ingreso significativo, y por el contrario los que terminan perdiendo son los vecinos de la Ciudad, que resignan calidad de vida”, cuestionó el legislador Mariano Recalde, que a partir del 10 de diciembre pasa a ocupar una de las bancas porteñas en el Senado.

También pasaron por un tubo la venta de tres terrenos para financiar un centro de menores y la venta del «ex» ministerio de Educación:

-El «Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Socio Educativa» en Flores: Estará situado a pocas cuadras de la Villa 1-11-14 y vendrá a reemplazar, en un solo edificio, los Centros de Régimen Cerrado Agote y San Martín, y del CAD Inchausti, que estaban bajo la órbita del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Nación y pasaron a Ciudad. Para costearlo, se venderán tres terrenos: Pdte. J. D. Perón 2048, Curapaligüe 727 y Av. Segurola 1651.

-Chau «ex» Ministerio de Educación: Como se muda al Polo Educativo de la Villa 31, ¿qué podía pasar con el edificio histórico de Paseo Colón del Ministerio de Educación? Adivinaste, a remate también. La justificación, en boca de la legisladora de Vamos Juntos, Paula Villalba, es que hay terrenos que son “inutilizables” para la Ciudad, por lo que conviene que los compren privados “para evitar erogaciones innecesarias” del Estado.

Favorcitos para los amigos

A pocos minutos de la medianoche, llegó el regalito para el banquero Eduardo Elzstain, el mayor “terrateniente” de suelo urbano del país: se aprobó el proyecto que le otorga nuevos permisos de construcción en el emblemático Edificio del Plata, que pagó a precio de ganga en 2009, cuando Mauricio Macri gobernaba la Ciudad. Horas más tarde, en la mañana de hoy, el Gobierno porteño oficializó la condonación de la deuda de ABL que arrastraban las dos empresas que explotaban el Shopping y la terraza gastronómica del Buenos Aires Design. Pero en la Legislatura se votó que, para el resto de los vecinos, el impuesto aumentará de acuerdo a la inflación.

Un código contravencional para reprimir

Fue uno de los puntos calientes de la sesión, porque el paquete de modificaciones fue muy amplio y un sector de la coalición oficialista no acompañó. Fueron 35 votos afirmativos contra 23 negativos, entre los que se contaron los del bloque Evolución de Martin Lousteau. El proyecto otorga facultades extraordinarias a la Policía: desde detenciones preventivas por 48 hs hasta que la versión policial sea considerada “como prueba suficiente de los hechos objeto de juicio”, lo que en los hechos se traduce en detenciones arbitrarias.

Los principales afectados serán los trabajadores de la vía pública, en especial los cuidacoches. “Ahora la policía podrá llevarnos presos sin pasar por ninguna instancia, sólo con su propia decisión. No libran un acta, ni interviene un juez, ya te meten adentro de una», denunció en diálogo con El Grito del Sur Soledad Cabral, referente trabajadores de la vía pública del MTE, una de las organizaciones que marchó ayer hacia la Legislatura.

Presupuesto y ABL

Finalmente, ayer fue el turno de votar el postergado Presupuesto 2020 de la Ciudad. El Gobierno festejó como un logro que las nuevas partidas para la Policía de la Ciudad y el Plan de Seguridad Integral «recibirán un 45% más de presupuesto en relación al 2019». Varios legisladores de la oposición señalaron que subió Seguridad en desmedro de Salud, Educación y la urbanización de barrios populares. Desde UTE ya habían advertido que, mientras se prevé invertir 3400 millones en nuevas sedes policiales, sólo irán 2900 millones a infraestructura escolar. El presupuesto también contemplaba la suba del ABL, atado a la inflación.

Residentes

Para descomprimir un conflicto que llevó al paro durante una semana a los y las residentes y concurrentes de los hospitales públicos, el oficialismo arrancó ayer la sesión votando un proyecto de resolución que borraba con el codo lo votado una semana atrás, con represión incluida. El proyecto fue elaborado de urgencia por el oficialismo, según pudo averiguar El Grito del Sur, por la presión directa de los residentes movilizados. Desde el entorno del propio Jefe de Gobierno admitieron a este medio que creyeron conveniente no escalar el conflicto y ceder, opción que no tomaron, por caso, con la Unicaba. Así arrancó la sesión, con un triunfo que fue festejado dentro y fuera del recinto, donde se movilizó una multitud de residentes.