Inés Arrondo

Una Leona a la Secretaría de Deportes

Por primera vez en la historia de nuestro país será una mujer la encargada de determinar el futuro del deporte nacional. La elegida es Inés Arrondo: su carrera como Leona, el salto a la política y su relación con el feminismo.

En el último mes se fueron definiendo los funcionarios y las funcionarias que se harán cargo de las distintas carteras que definirán las políticas públicas del país durante los siguientes cuatro años. En la danza de nombres para liderar el área de deportes, rol históricamente reservado para los varones, surgió el de una mujer: Inés Arrondo.​ En los últimos años, de la mano de las futbolistas, la inclusión de las mujeres en las canchas logró hacerse lugar en el debate público. En ese marco, la asunción de una mujer que se asume feminista y que sostiene que es necesario “meter a las pibas en las canchas” sin dudas genera expectativas en las deportistas.

Durante el Gobierno de Mauricio Macri la Secretaría de Deportes mutó en Agencia Nacional a través de un DNU. Esa decisión se tradujo en un fuerte recorte presupuestario: disminuyó un 62 por ciento en los últimos tres años. Pero a partir del 10 de diciembre, el deporte retomó su rango ministerial en el marco de la creación del Ministerio de Turismo y Deportes que encabezará Matias Lammens, quien fuera candidato a jefe de Gobierno porteño, y tendrá a Arrondo al frente de la Secretaría de Deportes.

Pero, ¿quién es Inés Arrondo? Oriunda de Mar del Plata, la deportista representó a la albiceleste con el seleccionado de hockey entre el 1997 y el 2005, el período de boom de Las Leonas. Con ellas se consagró como campeona del mundo (Australia 2002), fue dos veces medallista olímpica (Sydney 2000 y Atenas 2004) , ganó dos oros panamericanos (Winnipeg 1999 y Santo Domingo 2003) y el Champions Trophy 2001. Hace algunas semanas el Senado de la Nación incluso reconoció su vasta carrera deportiva con el premio “Delfo Cabrera”.

Tras alejarse del alto rendimiento, la marplatense desembarcó en la gestión pública al hacerse cargo del hockey del Ente Municipal de Deportes y Recreación del Partido de General Pueyrredón (EMDER). Allí durante 7 años también fue coordinadora de un programa social orientado a la promoción del deporte en los barrios del municipio y participó de charlas sobre la ampliación de derechos en el ámbito deportivo.

En el 2017 llegó el momento de su gran salto a la política cuando buscó transformarse en senadora provincial con CUMPLIR, la fuerza política creada por Florencio Randazzo. A pesar de que en aquellas elecciones legislativas los votos no fueron los suficientes para alcanzar el objetivo, esa experiencia fue el comienzo de su acercamiento con Alberto Fernández, que por entonces oficiaba de jefe de campaña del ex ministro de transporte.

 

En cuanto a las expectativas por la nueva gestión, se cree que uno de los puntales que se podría poner en marcha es la revitalización de la Ley de Deporte (27.202). Esta fue sancionada en octubre del año 2015 pero, tras el cambio de signo político en diciembre del mismo año, su reglamentación quedó trabada hasta el día de hoy. Entre otras cosas, la normativa impulsa «la igualdad de oportunidades de la mujer» y en su artículo 20 bis determina un cupo mínimo de 20 por ciento de participación de las mujeres en las comisiones directivas de las entidades deportivas.

“Es necesaria la perspectiva de género en el deporte, en la implementación de programas que garanticen la igualdad de oportunidades para que las niñas, las mujeres y lxs disidentes puedan jugar”, dijo la ex leona en sus redes sociales. La flamante secretaria de deportes se asume feminista y hace pública su posición a favor de la legalización del aborto. El desembarco de una deportista con experiencia de gestión y perspectiva de género como máxima responsable de los deportes en el país, sin dudas constituye un buen augurio para aquellos que luchan incansablemente por un deporte más inclusivo.