El caso de Luisana Robledo

Denuncian un travesticidio en la Villa 31

A Luisana Robledo la mataron el 24 de diciembre en la villa 31. En 2018, última estadística disponible, se registraron 147 crímenes de odio hacia personas motivados por su orientación sexual o identidad de género

El lunes 24 de diciembre se conoció la noticia del asesinato de Luisana Robledo, una mujer trans migrante residente en la Villa 31. Luciana fue asesinada en una habitación de la manzana 99 donde según informó Agencia Presentes el encargado ya había escuchado gritos y peleas. Ahora interviene el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional nº 32, Secretaría 114, a cargo del Dr. Santiago Alberto Poncio con una causa está caratulada como ‘averiguación de homicidio’. Por ahora la policía detuvo a un hombre peruano de 35 años luego del rastrillaje de la zona. Aún no se conocen muchos datos más.

La mujer de 32 años era oriunda de Paraguay aunque residía hace 8 años en Argentina y había pasado por el Hotel El Gondolin un espacio en Villa crespo creado por personas trans para recibir y contener a las que tiene que escaparse de sus lugares de pertenencia.

Durante el 2018 se relevaron 147 crímenes de odio hacia personas motivados por su orientación sexual o identidad de género según informó el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT que depende de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo de la Nación y la Federación Argentina LGBT. Sin embargo por la falta de cifras oficiales se calcula que hubo más.

Marcha del orgullo LGBTQ+ en el barrio Carlos Mugica Fotos: Nicolás Cardello

En el 64% de los casos, las víctimas fueron mujeres trans (travestis, transexuales y transgéneros), en el 28% varones gays cis. Esto significa que cada 96 horas una personas trans es asesinada. Muchos de estos crímenes tienen que ver con la desidia estatal y el abandono de persona que margina a las personas trans del sistema laboral, es vivienda y de salud condenadolxs a una expectativa de vida de alrededor de 35 años.

Del total de lesiones al derecho a la vida, el 25% de los casos son asesinatos, el 11% corresponden a suicidios y el 64% son casos de muertes por abandono y/o ausencia estatal.

Según el informe de la organización La Rosa Naranja en 2019 fueron 75 los travesticidios. El último el de Luisana.

Entre septiembre y octubre del 2016 desde Diversidad Trans Villera realizaron un censo de personas trans en el barrio Carlos Mugica. De las 19 encuestadas los resultados arrojaron que el 59% no conocía la ley de identidad de género, uno de los derechos fundamentales conquistados por la comunidad travesti trans. El 23% la conocía por una amiga y el 10% por organizaciones políticas. “Ser portador, de un documento nacional de identidad donde figure, el nombre autopercibido, resulta esencial como herramienta para comenzar a exponer la discriminación sufrida por esta comunidad” explica el documento.

Marcha del orgullo LGBTQ+ en el barrio Carlos Mugica Fotos: Nicolás Cardello

Respecto a las  violencias percibidas por la identidad de género un 24% de las personas trans del barrio Carlos Mugica la recibió por parte de vecinos y el mismo porcentaje fue de violencia institucional. Respecto al acceso a la educación solo 4 de las personas entrevistadas han podido finalizar los estudios secundarios, que en nuestro país, son obligatorios según ley 26.206, sancionada en 2006.Ya que la Ley de Cupo laboral aún no fue sancionada a nivel nacional y recién fue implementada en la provincia de Buenos Aires el 46% de las mujeres trans de la Villa 31 que participaron del relevamiento trabaja por cuenta propia, el 27% es empleada y el 18% se dedica a la prostitución.