Alerta por el alto desempleo en el sur de la Ciudad

Si bien la desocupación aumentó a nivel general en CABA, sólo en la zona sur registró en los últimos meses un preocupante salto interanual de 8,9 a 14,5 por ciento. Especialistas advierten el impacto de las medidas económicas del gobierno nacional en la destrucción de puestos de trabajo.

 



En el primer año de las gestiones de Mauricio Macri a nivel nacional y de Horacio Rodríguez Larreta en la ciudad de Buenos Aires, quedó demostrado que la recesión generada por las políticas económicas desplegadas a partir de diciembre pasado impactaron fundamentalmente en los sectores más humildes de la clase trabajadora.

Según un reciente informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, la desocupación alcanzó en la ciudad un 9,8 por ciento durante el tercer trimestre de 2016 y afectó más a las mujeres. Sin embargo, el deterioro en el mercado de trabajo se está sintiendo más fuertemente entre los individuos que viven en el sur de la ciudad. Aquí el desempleo tuvo un salto interanual de 8,9 a 14,5 por ciento entre julio y septiembre.

Estas cifras dan a conocer una crisis entrante en el mercado de trabajo y marcan un récord de desocupación en la zona sur de la ciudad, que a partir de la devaluación de diciembre pasado y una inflación sin freno no volvió a bajar de los dos dígitos. Sin embargo, las autoridades estadísticas porteñas le restaron importancia al tema y sostuvieron en el documento: “la tasa de empleo se redujo sólo 0,6 puntos porcentuales en forma interanual, mientras que la tasa de actividad aumentó un punto porcentual. Esto podría indicar que la causa principal del aumento del desempleo es más la imposibilidad de absorber las nuevas incorporaciones a la actividad laboral que la pérdida de puestos de trabajo”.

En diálogo exclusivo con El Grito del Sur, el Master en Economía e investigador del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Andrés Pizarro, manifestó en relación a estas cifras que “hay una segregación en el acceso al empleo en la ciudad, que es más marcado hoy de lo que ha sido en el pasado. Mientras en la zona sur la desocupación es de 14,5, en la zona centro es 9,9 y en el norte es 4,6. Por un lado, hay una disparidad muy fuerte y, por el otro, vuelve a acelerarse la desocupación luego de algunos meses de amesetamiento”. El investigador sostuvo además que “la razón de todo esto es la política económica del gobierno, que está centrada en el hecho de que el empleo y el salario están vistos desde el punto de vista de la empresa. Si hay mucho empleo, la posición negociadora de los empresarios en relación con los gremios es débil; yo creo que es una estrategia del gobierno que haya más desempleo”. En línea con el entrevistado, la economista Paula Español advirtió que “el problema del empleo es federal”.

 

Una consultora privada calculó que en lo que va del año hubo 171.801 despidos y que las suspensiones llegaron a 106.848 trabajadores. Por su parte, el CEPA considera que desde que asumió el macrismo los despidos y suspensiones acumulados llegan a 208 mil: 137 mil corresponden al sector privado y 71 mil al sector público.