Denuncian asesinato laboral

Paro de 24 horas en el Ferrocarril Sarmiento por la muerte de un operario

Los trabajadores del Ferrocarril Sarmiento anunciaron un paro de actividades para este miércoles 20 en repudio a la muerte de Sebastián Carranza. Desde la gremial aseguran que el operario falleció por la desidia de la empresa.

El cuerpo de delegados del Ferrocarril Sarmiento anunció una medida de fuerza para este miércoles desde las 0 hasta las 24 hs en reclamo por la muerte de un trabajador de la empresa. Sebastián Carranza, de unos 30 años y padre de una hija de 1 año, era operario del área de telecomunicaciones y falleció anoche mientras realizaba tareas de mantenimiento en la Estación Castelar.

Durante la noche de ayer, los operarios trabajaban en tareas de colocación y reparación de cámaras de seguridad. Carranza debía arreglar una serie de dispositivos en la Estación Castelar y para ello se subió al techo de la estación. Sin embargo, el techo no soportó el peso, cedió y Carranza tuvo la mala fortuna de no caer al suelo, sino al túnel que pasa por debajo de la estación. Los bomberos intentaron intervenir en tareas de reanimación, pero el joven llegó muerto al hospital.

Ernesto Bardos es trabajador ferroviario y delegado del Ferrocarril Sarmiento. En declaraciones con El Grito del Sur explicó: «No fue un accidente, fue un asesinato laboral. Se violan las normas de seguridad: ellos trabajan en altura, pero ninguno cuenta con arnés ni con linga y el estado del techo era deplorable. Esto es una cuestión constante: con tal de que salga el laburo la empresa te manda a trabajar en pésimas condiciones».

Si bien el sector de infraestructura (telecomunicaciones, señalamiento, vía y obra, vías civiles) comenzó hoy con un trabajo a reglamento, a modo de protesta, la respuesta sindical llegará mañana con un paro de actividades por 24 horas. «Exigimos justicia para que los culpables  paguen, porque detrás de esto hay responsables. Además pedimos el cumplimiento a rajatabla de los protocolos de seguridad, y una mesa de diálogo para construir un protocolo en lugares  donde no los haya», concluyó Bardos.

Por su parte, la empresa sacó un comunicado saludando a la familia y declarando que la causa ya está en manos de la Justicia.