Denunciaron también un nuevo caso en Balvanera

Detuvieron al agresor que quemó indigentes

Se trata de Damián Calabró, un hombre de 40 años de La Matanza a quien rastrearon a través de las redes sociales, donde se hacía llamar "El Gordo Bubu". La fiscalía descarta por ahora que pertenezca a una organización de tipo fascistoide.

Damián Calabró fue identificado ayer como el agresor que atacó y prendió fuego a dos personas en situación de calle. Efectivos de la Comisaría 9ª de la Policía de la Ciudad lo arrestaron luego de un allanamiento en la casa de un familiar, en Mataderos, cerca del lugar de los hechos. Su cómplice, la persona que lo filmó y luego subió el video a las redes sociales, permanece prófugo.

La causa, por ahora, lleva la carátula de tentativa de homicidio agravada por alevosía, es decir que la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 39 que lo buscaba desde la difusión del video tuvo en cuenta que el ataque se produjo sobre personas sin techo, con el posible objetivo de fomentar el odio.

Los investigadores pudieron dar con Calabró siguiendo el hilo de sus redes sociales, donde se hacía conocer como “el Gordo Bubu”. Tiene 40 años, es heladero y vive en Lomas del Mirador, dentro del partido de La Matanza. La fiscalía, por ahora, descartó que Calabró pertenezca a algún tipo de organización fascistoide o dedicada a promover este tipo de ataques.

De todas formas, las alarmas volvieron a prenderse el sábado a partir de la denuncia de una ONG que asiste a personas en situación de calle en el barrio de Balvanera. Según el testimonio de los voluntarios, que aún no tomó estado judicial, “una persona fue agredida y prendida fuego en la esquina de Córdoba y Pueyrredón”.

“La persona agredida pudo correr y el incendio de sus escasas pertenencias fue apagado mediante un matafuegos. La Policía de la Ciudad llegó al lugar, pero no brinda ningún tipo de información a los vecinos”, agregaron.

Las organizaciones sociales que llevaron a cabo el Censo Popular de Personas en Situación de Calle realizarán un encuentro este sábado para evaluar acciones a seguir para frenar la ola de odio desatada en las últimas semanas. Mientras tanto, en el gobierno porteño sigue reinando el silencio.